Recuerdan la actuación de María Rubio en la novela "Cuna de
lobos" .

* La artista cumple 73 años este jueves . - La actriz mexicana
María Rubio, famosa por su actuación en el melodrama "Cuna de
lobos" con su personaje de "Catalina Creel", celebra este jueves
73 años de vida y forma parte del homenaje a los "50 años de la
telenovela en México".   En los cortes comerciales de "Amor sin
maquillaje", melodrama que se transmite para celebrar medio
siglo de la telenovela, se recordó a grandes protagonistas como
"Rosa" (María Teresa Rivas) en "Gutierritos"; "Enrique de Martino"
(Ernesto Alonso) en "El maleficio", "Catalina Creel" (María Rubio)
en "Cuna de lobos" y "Luis Manrique y Arellano" en "Alborada".   
María Jesús Rubio Tejero nació en Tijuana, Baja California, el 20
de septiembre de 1934. Hija única del matrimonio que formaron
María Tejero y Olayo Rubio, quien fue diplomático y empresario.   
La infancia de la artista fue difícil, pues a los cuatro años de edad
le detectaron una afección cardiaca, que padeció hasta los nueve.
"Nunca estuve hospitalizada, pero sí tenía que tomar reposo en
cama y no pude hacer lo que cualquier niño común", expresó a
Notimex.   Esa etapa de su vida, que vivió en España, también
estuvo marcada por la inmensa atención que le brindaron sus
padres como hija única, por lo que en su adolescencia continuó
como si todavía fuera una niña, ya que prefería quedarse en casa
con sus papás y jugar a las muñecas que acudir a alguna fiesta.  




















La primera actriz que también participó en el teledrama
"Colorina", protagonizado por Lucía Méndez, estudió en colegios
católicos, lo que alimentó su amor y fe por Dios como creyente.   A
los 14 años de edad, cuando ella y su familia regresaron de
España a México. Ingresó a la Escuela de Danza de Bellas Artes,
sin saber lo que el futuro le tenía preparado para el resto de su
vida.   En el aspecto personal, fue en este país donde María Rubio
probó el amor por primera vez. A la edad de 21 años se enamoró
de un joven, con quien compartió algunos años de su vida, pero
sólo como novios, pues finalmente él se casó con otra mujer y
ella con otro hombre.   Tiempo después conoció a Luis Reyes de
la Maza, con quien contrajo nupcias y tuvo dos hijos: Claudio y
Adriana, la unión duró 40 años y posteriormente se divorciaron.  
Sigue  Recuerdan. dos. divorciaron   Casi 50 años de carrera
respaldan a esta temperamental mujer, quien presume de tener
un grato sabor de boca por todo lo que ha logrado, sobre todo
porque a su edad continúa vigente, los productores de
telenovelas la llaman para que participe en sus proyectos.   Sin
embargo, Rubio comentó que nunca pretendió ser una estrella de
televisión ni tener el primer crédito en los trabajos que hacía,
pues ella tan sólo quería actuar no importaba lo demás.   Ese
contacto con los jóvenes le ha permitido hacerse de amigos
menores que ella, como Azela Robinson, Leticia Calderón y Tiaré
Scanda.   Puntualizó que la vitalidad y jovialidad son contagiosas,
por lo que "agradezco a Dios poder tener amigos realmente
jóvenes, pues lo más feo de ser viejo es ver que tus amigos se
mueren y tú te vas quedando solo".   "Lo que más disfruto es la
vida misma, y eso me hace sentir tranquila y bien conmigo
misma. Ahora, lo único que puedo pedir antes de morir es que
mis hijos sean felices, porque esa es su obligación", concluyó la
actriz, cuyo trabajo en "Cuna de lobos" marcó un antes y un
después para los papeles de villanos.   María Rubio es
considerada como "La Madre de Todas las Villanas" y una de las
que jamás podremos olvidar es la temible "Catalina Creel".   Este
personaje trajo mucho éxito a Rubio; sin embargo, también
dificultades de trabajo en la television. Muchos productores no
encontraban papeles a la altura de "Catalina Creel". Tanta fue su
fama que se llegaron a ver grandes letreros que decían "Catalina
Creel para Presidente".   Empero, su maldad dejó ver que Rubio
todavía tiene mucho que dar. La calidad del trabajo de esta gran
actriz, es definitivamente incomparable. La experiencia y el
talento, demuestran que Maria Rubio es la mejor, no sólo como
villana, sino como una gran Primera Actriz.   Entre las telenovelas
en las que ha participado se encuentran: "Lágrimas amargas"
(1967), "Lo que no fue" (1969), "La Constitución" (1970), "Las
máscaras" (1971), "Me llaman Martina Sola" (1972), "Entre
brumas" (1973), "Mañana será otro día" (1976), "Rina" (1977) y
"Pasiones encendidas" (1978).   Así como "Te amo" (1984), "Tú
eres mi destino" (1984), "Abandonada" (1985), "Cuna de lobos"
(1986), "Imperio de cristal" (1994), "No tengo madre" (1997),
"Amada enemiga" (1997), "Amor gitano" (1999), "Laberintos de
pasión" (1999) y "Salomé" (2001).  Sigue Recuerdan. tres. 2001   
A principios de este año, Rubio participó como "Graciela" en "Las
dos caras de Ana", telenovela grabada en Miami, Florida, en la
que compartió créditos con Ana Layevska y Rafael Amaya, bajo la
producción de Lucero Suárez.   Por otra parte, con motivo de los
"50 años de la telenovela en México", el 30 de agosto Televisa
rindió tributo al género que le ha dado mayor satisfacción desde
1957, festejo al que asistió la primera actriz junto con destacadas
figuras del melodrama como Eduardo Yáñez, Lucero y Jacqueline
Andere, entre otras.   El homenaje resaltó de forma especial la
historia creada por Carlos Olmos y producida por Carlos Téllez,
en la que Rubio interpretó a la villana "Catalina Creel" en 1986,
por significar un fenómeno social sin precedentes, un producto
que revolucionó la manera de hacer telenovelas.   De esta forma,
se reconoció la importancia de "Catalina Creel", ya que gracias a
este personaje la telenovela es una de las historias más éxitosas
e importantes de todos los tiempos, además de ser una de las
más vendidas dentro y fuera de México a 20 años de su estreno
en la pantalla chica y de la que ya se planea realizar el remake.

NTX