Alcanzó la fama René Muñoz por su papel de "San Martín de
Porres".

* El actor cubano cumpliría 70 años este martes.  El actor cubano
René Muñoz, quien alcanzó la fama por su interpretación de "San
Martín de Porres", en la película "Fray Escoba", personaje que le
dejó toda clase de satisfacciones, pero también fue impedimento
para otras inquietudes profesionales, cumpliría 70 años este
martes.   Tras su popular actuación, La gente quería ver al
protagonista de "Un mulato llamado Martín" haciendo milagros,
no bailando ritmos guapachosos al lado de mujeres con poca
ropa ni dándole vida a hijos rebeldes que renegaban de sus
madres.   René Muñoz nació el 19 de febrero de 1938 en La
Habana, Cuba, pero su carrera artística la desarrolló en México,
país en el que murió el 11 de mayo del 2000, luego de dejar
huella en la actuación


















.   Su carrera artística comenzó en 1964, cuando incursionó en el
Séptimo Arte con dicha película. Además, actuó en obras de
teatro en Nueva York, Miami y Puerto Rico, entre otras partes;
posó para obras de arte moderno en Estados Unidos, donde
participó en varios filmes y series de televisión como "Galería
nocturna".   Asimismo, se presentaba en los grandes escenarios
del mundo ofreciendo recitales de poesía cantada. El
comunicador Raúl Velasco fue el responsable del giro en la
carrera de Muñoz, cuando lo llamó para que realizara una
aparición especial en una de las primeras emisiones de su
programa televisivo "Siempre en domingo".   Estaba descalzo y
caracterizado como trovador "hippie".


















El público lo ovacionó emotivo, por lo que se integró al elenco de
la emisión dominical por más de 20 semanas consecutivas.   
Después de haber protagonizado producciones en tantos países,
de haber ganado numerosos premios y reconocimientos, René
Muñoz, como muchas otras grandes figuras de la época, se vio
de limitado y ya sólo participó en teleteatros, con el productor Luis
de Llano Palmer.    En una ocasión, Muñoz, quien no le gustaban
los libretos y se lo dijo al productor, éste le respondió: "Si te crees
tan bueno, escribe tú el programa", él le tomó la palabra y antes
de tres días, se presentó para entregárselo corregido, aumentado
y mejorado.   El resultado fue tan positivo que escribió varios
episodios de "Esta noche a las once" y "Canasta de cuentos",
incluso llegó a tener su propio programa de entrevistas y
dramatizaciones en canal 11, bajo el título de "Amor intenso".   En
1980, le produjeron sus primeros melodramas titulados "Al salir
el sol" y "La voz de la tierra" en 1982, los cuales se caracterizaron
por mezclar grandes historias de amor con conflictos sociales en
un ambiente provinciano. Sigue Alcanzó la fama.dos.provinciano.   
Tras su veto en Televisa, en 1986 el escritor Carlos Romero lo
invitó a regresar a la televisora para realizar pequeñas
actuaciones en "Monte Calvario", y comenzó su etapa como actor
y escritor.   Su primer gran éxito televisivo fue "Quinceañera" en
1987, la cual causó furor por centrarse en personajes juveniles y
abordar temas tabú como la violación y la virginidad, en tiempos
en que el sexo era impronunciable en las pantallas caseras.   
René Muñoz también escribió "Cuando llega el amor", "Mi
Pequeña Soledad", "De frente al sol", "Más allá del puente", "Te
sigo amando", "Mi querida Isabel", "Marimar", "María la del barrio",
"La usurpadora" y "Rosalinda", entre otras.   Muñoz fue miembro
activo de la Sociedad General de Escritores de México y recibió
los honores más altos concebibles para un escritor de
televisión.   El actor y escritor dejó inconclusa la adaptación de
"Abrázame muy fuerte" ("Pecado Mortal"), una historia que, según
sus datos biográficos, redactaba con particular cariño porque
hacia un homenaje a la memoria de la escritora Caridad Bravo
Adams ("Corazón Salvaje").   Varias veces fue homenajeado en
vida en el estado de Veracruz, a donde acudían grandes figuras
de la escena artística nacional como María Sorté, Thalía, Carmen
Salinas, Verónica Castro e Itatí Cantoral, entre otras.   René
Muñoz falleció el 11 de mayo del 2000 debido a una insuficiencia
cardiaca como consecuencia de cáncer en el esófago y sus
cenizas fueron esparcidas en el mar de Veracruz, tal como él lo
pidió.   También deseó que su casa se convirtiera en un museo,
que un restaurante bar que tenía pasara a manos de sus
empleados y que todos sus bienes fueran para Verónika con K,
pero ninguna de estas peticiones se cumplieron.