Niega Becerra competir con Layevska

La interprete de Sara en Querida Enemiga asegura que al público
le agrada la historia de su personaje

Carmen Becerra está sorprendida de las dimensiones que ha
cobrado su papel de Sara en la telenovela Querida Enemiga, ya
que considera que la trama gira en torno de ella, aunque no cree
estar compitiendo con el papel de Ana Layevska.

"Es mi quinta novela, yo llevo siete años como actriz, pero este
personaje significa mucho para mí porque es mi primer
antagónico y la gente ya lo está catalogando prácticamente como
la protagonista de la telenovela", señaló.


















Al cuestionarle si eso significaba que estaba rebasando a la
protagonista, Ana Layevska, la actriz mencionó que no.

"El personaje de ella es muy distinto, ya es una protagonista, pero
como que a la gente le gusta los hilos de la historia de Sara. Yo
no esperaba esa reacción, porque es muy difícil encontrar una
antagonista que de repente digan ¡guau! y la vean como heroína
de pronto", explicó.

Uno de los aspectos que más le ha gustado al público es que
Sara es una mujer sexual que disfruta de relaciones, incluso la
sádica con Chalo.


















"Sara es cachonda, sexual, no es sexy ni su look es sexy, porque
le encanta ser amante de Chalo y tener sus encontrones con
Alonso, pero más que sexy es sexual y a lo mejor por eso se hace
cachonda.

"A mí como actriz no me importa si me ven cachonda o no, pero sí
al personaje, porque eso significa que sí está transmitiendo lo
que yo creo", mencionó.

En cuanto a su novio Gabriel, Carmen Becerra platicó que no le
gusta ver las escenas de Sara, por la forma en que se porta, sin
embargo, no puede evitar "picarse" con Querida Enemiga.

Aunque Gabriel no es celoso, la actriz ha procurado presentarlo
con sus compañeros de trabajo para que vea que es una relación
profesional y amistosa, sin embargo, no le es cómodo que su
novio esté con ella todo el día en el foro.

La actriz comentó que está abierta a recibir propuestas para
posar en revistas para caballeros, siempre y cuando no tenga
que desnudarse completamente.