Al grito de “¡Ahí viene la policía, córranle!”, el dueño de la
discoteca News Divine, Alfredo Maya Ortiz, alertó desde el
micrófono a los cientos de jóvenes que se encontraban en ese
momento en el establecimiento sobre la presencia de policías de
la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) y de la Judicial.

Los alaridos del dueño de la discoteca, ubicada en la delegación
Gustavo A. Madero, provocaron una estampida de los jóvenes que
buscó huir por la reducida puerta de emergencia del local.
Oficialmente, diez personas murieron, siete de ellos clientes y los
otros tres policías que esperaban irrumpir en el local.

De acuerdo con el secretario de Seguridad Pública, Joel Ortega
Cuevas, los agentes que participaban en el programa Unipol
pretendían ingresar al News Divine después de haber recibido
llamadas ciudadanas que alertaban sobre la venta de bebidas
alcohólicas adulteradas y drogas a menores de edad.


















La estrategia estaba programada, incluso horas antes la misma
SSP informaba en su portal que entre los primeros resultados del
llamado Operativo Rastrillo, en el que participaron cien elementos
de la dependencia y de la Policía Judicial, se había logrado la
captura de “11 presuntos narcomenudistas con 56 dosis de
enervantes para su venta”.

El operativo respondía, según el comunicado, a llamadas de
vecinos de varias colonias de la demarcación alertando sobre la
venta de drogas. Algunas de esas llamadas denunciaron a la
discoteca News Divine como centro de distribución y venta.

Entrevistado en un programa televisivo, Ortega Cuevas aseguró
que mil personas se agolparon contra la salida de emergencia,
“lo que provocó que tengamos en ese lugar siete personas
muertas, al parecer dos son menores de edad, que estaban
ingiriendo bebidas embriagantes”, en tanto que también murieron
asfixiados dos elementos de la SSP y uno de la Judicial que
estaban en el exterior del lugar, donde también había gente
esperando entrar.


















Ortega Cuevas descartó que se hubiera producido algún
intercambio de disparos de arma de fuego, como reportaron
algunos medios de comunicación, luego de ocurrido el evento,
alrededor de las 18:30 horas.

De igual forma, las primeras declaraciones del subdirector de
Protección Civil de la delegación, Ricardo Trujillo, habían
señalado que sumaban 14 los decesos y no diez como aseguró
el funcionario capitalino.

Ortega Cuevas señaló que por los hechos fueron detenidos el
dueño del establecimiento, Alfredo Maya Ortiz, el disc jockey, los
trabajadores de la discoteca, así como “39 jóvenes que estaban
en el lugar ingiriendo bebidas alcohólicas”.

El titular de la SSP insistió en que el operativo formaba parte de
una revisión de doce giros negros que se tenía programada este
viernes, y que ese tipo de incursiones son frecuentes sobre todo
en sitios que declaran ser establecimientos mercantiles con
giros de restaurante o salones de fiestas, y en realidad son
“antros de este tipo”.

El secretario de Seguridad Pública local deslindó de
responsabilidades a los agentes policiacos, ya que –sostuvo--
los resultados de una revisión como la realizada en el News
Divine “dependen de la gente que está adentro y cómo se
comporta”.

Puntualizó que corresponderá al Ministerio Público realizar la
investigación para sancionar administrativa y penalmente a los
responsables de la tragedia.

La avenida Eduardo Molina, sobre la que se ubica News Divine,
fue acordonada por un centenar de granaderos, quienes fueron
recibidos a pedradas por vecinos del lugar que pretendían
ingresar para rescatar a sus familiares.

Los jóvenes que acudieron este viernes al local eran en su
mayoría estudiantes de escuelas de la colonia Nueva Atzacoalco
que se reunieron para celebrar el fin de cursos, y por ingresar al
antro pagaron 25 pesos de cover.

Clientes que resultaron lesionados por la estampida fueron
trasladados a los hospitales de La Villa, Xoco, Balbuena y Mocel.

Desde que entró en operaciones la Unipol, el 22 de mayo
pasado, es el primer incidente en que se registran víctimas.

El Sistema de Coordinación Policial del Distrito Federal (Unipol)
se creó por un acuerdo del gobierno capitalino para actuar a
través de mandos únicos operativos en coordinaciones
territoriales con mayor incidencia delictiva.

El acuerdo, publicado en la Gaceta Oficial el 21 de mayo, señala
que las funciones de la Unipol son planear y evaluar acciones
para erradicar actividades ilícitas y ayudar a la prevención e
investigación de delitos.

Según la gaceta, los ejes rectores de actuación son “inteligencia
policial, coordinación operativa táctica, intercambio de
información y elaboración de estrategias de combate a la
delincuencia”.

El sistema está presidido por el jefe de gobierno, Marcelo Ebrard,
y lo integran el procurador Rodolfo Félix Cárdenas; el secretario
de Seguridad Pública, Joel Ortega, y los subsecretarios de SSP y
de Desarrollo Institucional.

Al sistema también se suman el jefe y el director general del
Estado Mayor de la Policía Judicial y la secretaría técnica del
Gabinete de Gobierno y Seguridad.
Identifican a cinco muertos y ocho heridos de la discoteca

* Aseguran testigos que policías agredieron a jóvenes.
El director del Hospital General La Villa, Gustavo Carvajal, informó
que del total de víctimas de la estampida en la discoteca "News
Divine", en este nosocomio perdieron la vida dos jóvenes y otras
ocho personas están internadas.   Los fallecidos fueron
identificados como Daniel Alán Ascorbe Domínguez y Rafael
Morales, de 15 y 18 años, respectivamente, mientras que los
lesionados son Alfonso Rosario, Ingrid Stefani Tapia, Carlos
Rojas, Jenifer Jiménez, Jéssica Jiménez, Cristian Sánchez
Olvera, Sandra Berenice Sánchez y Yuridia Coronado.   El director
del también llamado Hospital de Urgencias de La Villa señaló
que estas personas presentan lesiones por compactación y dos
de ellas se encuentran en terapia intensiva.   Entre tanto, la
Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal (PGJDF)
identificó a los agentes muertos en ese centro nocturno como
Remedios Marín Ruiz y Pedro López García, ambos policías
preventivos adscritos al sector Pradera.

El otro elemento de seguridad que murió, según las primeras
informaciones debido a asfixia por sofocación, es el policía
judicial Pablo Galván Gutiérrez. Los cuerpos de los tres agentes
fueron trasladados en la Fiscalía desconcentrada de Gustavo A.
Madero.   Además dos policías fueron trasladados al Hospital
Mocel, pero su estado de salud no es reportado como grave,
mientras que una cifra no precisada de lesionados ingresaron al
hospital Xoco.   A las afueras del hospital de La Villa permanecen
los familiares de los lesionados, quienes con palabras
entrecortadas piden que las autoridades investiguen los hechos,
pues afirman que hubo abuso de autoridad.   En el mismo lugar
testigos del operativo policial y la posterior estampida en la
discoteca "News Divine" aseguraron que los policías cerraron las
puertas y golpearon a los jóvenes que se encontraban en el
lugar.   "Los uniformados nos empujaban y golpeaban, lo cual les
causaba risa e incluso grababan con sus teléfonos celulares lo
que estaba pasando", relataron Mariana Arteaga Velázquez,
Jéssica García Luis e Itzel Hinojosa Vieyra, de 17 años.   
Entrevistadas a las afueras del hospital de La Villa aseguraron
que presenciaron la muerte de su amigo Daniel, de 15 años,
quien fue trasladado a este nosocomio y donde falleció por asfixia.

"LLegaron muchos policías y comenzaron a agredirnos, nosotros
pedíamos que abrieran la puerta de entrada, pero no lo hicieron y
eso provocó que varios chavos fallecieran", indicaron.   Las
adolescentes comentaron que los policías cuando subían a los
detenidos a un autobús hicieron varios disparos al aire,
provocando un clima de tensión entre los asistentes a la
discoteca.   Otros jóvenes que habían estado dentro de la
discoteca relataron que "minutos antes que empezara el
operativo alguien aventó a una chava que metió la mano a un
ventilador" y le cortó los dedos; la sangre salpicó a muchas
personas que se asustaron e intentaron salir.   Después de ese
accidente la gente entró en pánico y comenzó a correr. Cuando
los asistentes a la discoteca salían, los policías los agarraron a
golpes y los metieron nuevamente.    Asimismo confirmaron la
versión del titular de la Secretaría de Seguridad Pública del
Distrito Federal (SSPDF), Joel Ortega Cuevas, de que el dueño
del lugar paro la música y pidió que abandonaran el lugar.   A
decir de esos jóvenes, que pidieron no ser identificados, la
discoteca "News Divine" ya había sido clausurada en una ocasión
por casi dos meses, sin embargo reabrió sus puertas.   Padres
de familia arribaron hasta la delegación Gustavo A. Madero para
solicitar informes de sus familiares, de los que no saben si están
heridos, fueron detenidos o cuál es su paradero.

La redada policiaca en la discoteca New’s Divine se salió de
control y terminó en tragedia: 12 personas fallecieron, entre ellas
tres menores de edad y tres policías, luego de una estampida
generada por el arribo de uniformados. En el lugar había más de
500 jóvenes.

La música paró. El dueño del antro anunció por micrófono que
había un operativo, que salieran y que el próximo viernes la
entrada “sería gratis”. La tragedia comenzó en ese momento,
cuando los jóvenes intentaron abandonar el lugar sin ningún
orden.

El titular de la Secretaría de Seguridad Pública del DF (SSP-DF),
Joel Ortega, informó que por órdenes del jefe de Gobierno,
Marcelo Ebrad, fueron cesados Guillermo Zayas, director regional
de la Zona Norte, y otro mando de la Policía Judicial, quienes
estaban al frente del operativo. Serán investigados por
negligencia.

En conferencia de prensa, Ortega, el procurador Rodolfo Félix y el
jefe delegacional en Gustavo A. Madero, Francisco Chíguil,
culparon de los hechos al dueño del establecimiento, Alfredo
Mayer Ortiz, de 45 años, detenido ayer junto con otras 39
personas. “Él provocó la estampida, al inducir a los jóvenes a
salir del lugar ante el operativo que se efectuaba”, señaló Ortega.

Este es el primer fracaso de la Unipol, el Sistema de
Coordinación Policial del DF, que encabezan la PGJDF y la SSP
capitalina.

Denuncia de vecinos

Al menos 200 uniformados arribaron al antro, ubicado en avenida
Eduardo Molina, esquina con calle 312, colonia Nueva Atzacoalco,
donde se realizaba una tardeada. Según denuncias de vecinos,
ahí se vendían drogas y alcohol a menores de edad.

La entrada al lugar, una puerta de 1.20 metros de ancho, fue
insuficiente para dar paso a cientos de jóvenes que intentaron
huir, mientras la salida de emergencia permaneció siempre con
el seguro puesto, además de que estaba bloqueada con cajas y
un tinaco.

En las escaleras que dan acceso a la pista quedaron aplastados
los cuerpos de dos policías preventivos y un judicial; otros siete
estaban diseminados dentro y fuera del lugar. En el hospital La
Villa murieron más tarde por asfixia y estallamiento de vísceras
Rafael Morales Bravo, de 18 años, y Daniel Azorve Domínguez, de
15. Los agentes fallecidos son Remedios Marín Ruiz y Pedro
López García, de la Policía preventiva, además del agente judicial
Pablo Galván Gutiérrez.

Algunos jóvenes dijeron que la policía lanzó gases lacrimógenos
dentro de la discoteca y por ello algunos rompieron las ventanas
para poder respirar. La versión fue rechazada por Joel Ortega,
quien se comprometió a presentar un video de lo ocurrido ayer.

El New’s Divine fue clausurada el año pasado, pero volvió abrir
hace dos meses. El delegado Francisco Chíguil señaló que
contaba con los permisos correspondientes, pero durante el
operativo, dijo, “se percibió que no contaba con medidas de
seguridad”.

El letrero de la entrada refiere: “Por orden de la delegación, sólo
mayores de 16 años, no insista, con credencial”.


Claves

Otros casos

• El 20 de octubre de 2000, un incendio en la discoteca
Lobohombo, del DF, generó la muerte de 20 personas por
calcinación y 40 personas resultaron con quemaduras graves. El
dueño del establecimiento, Alejandro Iglesias, sigue prófugo.

• En diciembre de 2004, 194 personas murieron en el boliche
República de Cromagnon, de Argentina, cuando los jóvenes que
asistían a un concierto de rock arrojaron bengalas.