Charla Katia de Artigues y Maxime Woodside

Katia D§Artigues (KDA), conductora: Hola.

Sabina Berman (SB), conductora: Hola.

Maxine Woodside (MW): ¿Cómo están, preciosas? Qué gustazo
caray.

KDA: Qué gusto.

MW: Qué gusto estar juntas y platicar, chismosear y todo.

KDA: Chismosear.

MW: Qué bonita casa.

KDA: Muchas gracias.

SB: Revisamos todo, no hay cámaras, no hay micrófonos,
podemos chismear a gusto.

MW: Ay qué bueno.


















KDA: ¿Podemos chismear delicioso?

SB: Así es.

KDA: Perfectamente.

MW: Me van a platicar todo.

KDA: Todo Maxine, pero nosotros tenemos que hacer unas
cuantas preguntas antes.

SB: Sí.

KDA: Te agarro tu bolsa.

MW: claro, gracias. O sea que ustedes también van a chismosear
sabroso.


















SB: También.

MW: Qué bonita casa o está muy a gusto.

KDA: ¿Te sirvo un tequila?

MW: No gracias, porque al rato me arrastran como laberinto por tu
casa.

KDA: No es laberinto. Oye, algo y el tequila.

MW: Bueno, pues ahí déjamelo, igual. Luego que también
preparan cosas tan ricas.

KDA: Sabina es la artífice de la cocina, ¿cómo ves?

SB: Me paso de lunes y martes y miércoles en la mañana
cocinando.

MW: Te pasaste cocinando. Yo no les creo mucho que ustedes
cocinen. ¿Pero sí cocinas?

KDA: ¿Pero por qué?

SB: A veces sí cocino.

MW: ¿Sí?

SB: Sí, sí, sí.

MW: Bueno, tú sí porque tienes hijo, cuando tiene uno hijos,
aunque sea…

KDA: O sea que tú sí cocinas.

MW: Yo sí cocino. Bueno, hace mucho que no me meto así, a la
cocina que digas voy a hacer algo, más que en Navidad, porque
ves que mi papá era norteamericano.

SB: Es cierto, ¿verdad?

MW: Entonces ellos celebran el thenks given como si fuera
Navidad, haz de cuenta.

SB: Oye Maxine, antes que nada brindar, 19 años de Todo para la
mujer.

MW: Diecinueve años.

SB: Diecinueve años, además, de que eres líder…

KDA: La reina del radio, ¿no?

SB: …del radio.

MW: La reina…

KDA: Pero lo eres.

MW: Pues mira, yo no sé, pero la verdad es que le agradezco a
amadito que me haya puesto ese apodo. Pero fíjate, te voy a decir
que lo que pasa es que yo empecé el programa cuando no había
este tipo de programas de chismes.

SB: Exactamente.

MW: Fui la primera.

KDA: Exacto.

SB: ¿Cuánta gente te escucha, Maxine?

MW: ¿Me creerás que no sé? Porque Radio Fórmula ha crecido
mucho en toda la República Mexicana, en radio y televisión;
también antes era que llegábamos a Texas y Arizona, y luego ya
se fue a todo Estados Unidos.

SB: Pues te decimos.

MW: Entonces es mucha gente.

SB: Te decimos.

KDA: Al menos 200 mil personas diarias, al menos.

MW: Al menos.

KDA: Puede ser…

MW: Puede que un poquito más.

KDA: Yo creo que más, ¿verdad?

MW: Sí. Bueno, es la primera cadena, que es la AM/FM, es la
primera cadena.

KDA: No, pero me refiero a nivel global, empresa, la segunda.

MW: Ah, sí.

KDA: La primera en entretenimiento.

MW: Yo creo que sí.

KDA: Yo digo que sí.

MW: Yo creo que sí, porque mira, ahí están los números, yo para
qué te digo.

KDA: Claro, claro.

SB: Otros números interesantes es en las personas que te
escuchan en sus casas…

MW: No, en automóviles.

SB: No, pero las de casa son mujeres, pero no son una mayoría
tan grande como uno podría suponer, es sólo el 65 por ciento, y
mientras manejan, el 80 por ciento son hombres.

MW: Sí.

SB: ¿Te sorprende? Ya sabías.

MW: Sí, son hombres. Y bueno, también les encanta el chisme y
también escuchan.

SB: ¿Qué les das? ¿Qué le das a la gente para que te escuche
con tal fidelidad, además?

MW: Mira, es que lo rico del chisme es contarlo, cómo te lo van a
contar, entonces eso es lo rico, yo creo que del chisme. El chisme
de por sí es rico, y todo mundo como somos morbosillos
chismeamos, pero creo que también quiere decir mucho cómo te
lo cuenten, y a lo mejor también como fue el primer programa de
este tipo, la gente como que se acostumbró y se va quedando, y
yo creo que la radio es de costumbres.

KDA: Claro. Pero a ver Maxine, chismeemos de ti. ¿Te sientes a
gusto ser el meollo del chisme?

MW: Yo sí, la verdad, sí.

KDA: Ah bueno, pues dicho eso, entrémosle.

MW: Fíjate que te voy a decir que me siento a gustísimo con lo
que hago y la época en la que estoy viviendo, porque todo el
mundo dice ay, es que estoy en la menopausia, ya pasé los 50,
ya estoy rascando los 60, qué voy a hacer, qué va a ser de mi vida.
Yo soy la más feliz de estar en esta época.

KDA: ¿Qué edad tienes, Maxine?

MW: Sesenta.

KDA: Sesenta. A ver…

MW: ¿Cómo ves?

SB: Dijiste tu papá norteamericano.

MW: Norteamericano.

SB: Por eso…

KDA: ¿Garret se llamaba? Woodside Davenport

SB: ¿Tu mamá? Completamente.

MW: Completamente gringo, del sur de Estados Unidos. Era
Mossouri, era de los que tenían esclavos negros todavía.

KDA: ¿En serio?

MW: Mis abuelos, sí.

KDA: Fíjate.

MW: En el sur de Estados Unidos.

KDA: ¿Qué diría Obama?

MW: ¿Qué diría Obama? Bueno y me sorprendió Obama, estoy
feliz de que haya ganado Obama por qué las personas de más
de 50 años que en algún momento supimos o vivimos la
segregación de los negros en Estados Unidos, que era terrible,
que no podían... Bueno, nada. Eso vierte al camión de los blancos
era impensable.

KDA: claro, partes.

MW: Votar ni se diga y nadie lo podría pensar que estas alturas
fuera presidente.

KDA: ¿Cómo viviste este proceso tú, el 4 de noviembre?

MW: fíjate que fue muy triste por lo que pasó con Mouriño y el
avión, entonces has de cuenta que era de mi familia. Lo conocí, lo
vi tres veces en mi vida.

KDA: ¿A Juan Camilo Mouriño?

MW: Si, en las últimas dos comidas de Radio Fórmula estuvo
presente, y una vez anterior estaba yo cenando creo que con
Pepillo Origel en un restaurante y ahí estaba cenando él con unos
amigos y estaba Kahwawi cenando con él y Kahwawi me lo
presentó la primera vez y luego ya me lo encontré en las dos
comidas de Radio Fórmula y bueno, se me hacía un chavo... no
tuve el gusto de conocerlo, pero lindo. Entonces se me pudo
mucho, la verdad.

KDA: Y por el otro lado estaba la noticia, además de la tragedia,
del triunfo de Obama.

MW: Entonces fueron como cosas encontradas. Por un lado la
tristeza horrible de lo que había pasado, porque no nada más fue
Muriño sino todas las demás personas que perdieron ahí la vida.

KDA: Claro, siete personas en la tripulación y 10 en tierra, fue
terrible.

MW: Y 10 en tierra, y luego, por otro lado la felicidad de que había
ganado Obama. Entonces sí fueron como emociones
encontradas.

SB: Maxine, y tu mamá.

MW: Mi mamá mexicana de Guadalajara.

KDA: ¿Angelina?

MW: Angelina Sotomayor. Entonces ella de Guadalajara, casados
los dos anteriormente, cada uno por su lado, con hijos. Mi
hermana Alma es del primer matrimonio, mi hermano y mi
hermana americanos son del primer matrimonio de mi papá.
Claro que con ellos no tuve mucha cercanía porque vivían en
Estados Unidos, se quedaron allá con su mamá. Mi papá se
viene a México porque él fue pionero de lo que hoy día es
Mexicana de Aviación…

KDA: El era piloto.

MW: Sí, sí, era piloto.

SB: Y Maxine, estábamos leyendo tus datos biográficos no asiste
en donde ahora está el cine Paseo.

MW: Junto.

SB: Junto, avenida Reforma.

MW: Ahí no nací, sino que ahí vivimos muchos años, en Reforma
27.

SB: O sea, una familia acomodada.

MW: Era un edificio... De que no, mi papá quebró y ésa era la
oficina de mi papá y nos tuvimos que ir a vivir a la oficina de mi
papá porque no teníamos donde vivir. Entonces eran unos
departamentos muy grandes, amplios, con piso de madera y era
donde después fue el cine Paseo y éramos vecinos.
Y éste era un edificio muy bonito de art decó, muy bonito y con una
gran escalera de entrada, con plantas a los lados. Era un edificio...

KDA: ¿Y tuviste hermanos?

MW: Si.

KDA: ¿Cuántos hermanos tienes?

MW: Mi hermano Garret, que en paz descanse, que murió en un
accidente de coche hace 15 años exactamente, y mi hermana
Alma, que está casada con Joaquín Cordero y ella es del primer
matrimonio de mi mamá.

KDA: Pero de la pareja Garret y Angelina nada más tú.

MW: Dos, una niña que murió antes que yo. Nació y murió y
después nací yo y después nació Garret.

SB: Fuiste modelo.

MW: Ay sí, hace 40 kilos (risas).

KDA: Fíjate, en lugar de años, kilos.

MW: Ay sí, es que qué horror porque fíjate lo que es la vida. En
ese entonces, cuando yo modelaba las modelos no eran tan
flacas.

KDA: ¿Eran talla qué?

MW: Eran talla 12.

KDA: Doce.

SB: ¿Doce?

KDA: Fíjate.

MW: Has de cuenta que no eran flacas, flacas como se estila
ahora.

KDA: Cero, imagínate, cero.

MW: Bueno, antes no aspirábamos, ni conocíamos la talla cero.

SB: Cada modelo aspira a desaparecer, ¿verdad?

MW: ¿Pero les has visto los bracitos y las piernitas?

SB: No, es terrible.

MW: Que son como unos huesitos caminando, unos tubos ahí.

SB: Y esta es una joya, bailaste en Orfeón…

MW: No, fíjate que no bailé. Te voy a contar, primero a las modela
serán un poquito más gorditas, yo era demasiado flaca, por eso
te digo que hace 40 kilos.

KDA: ¿Eras talla qué?

MW: Pues lo que era cuatro o cinco.

KDA: O sea, súper flaca.

MW: Y entonces en esta tarde aquí no había esas tallas, entonces
llegó una marca que se llamaba Bobby Boots, que ya no existe,
pero en la ropa como junior, entonces ahí sí habría tallas
chiquitas y entonces ya podía yo modelar en pasarela, porque
antes nada más probaban las mantas que venían de Europa, que
eran muy chiquitas, con María Paviñani que era una casa de
modas que estaba allí, en Madero, que era de mucho prestigio y
yo siempre le decía por favor, déjenme desfilar. No, es que nada
te queda, es para señoras más grandes.

KDA: Claro. Decían que era demasiado alta y que por eso no te
ibas a casar.

MW: Sí, porque desde los 11 años tengo la estatura que tengo,
entonces decían no, aquí no vas a encontrar marido y vas a ser
como tus días, así de altas y de flacas, qué horror. Pero fíjate que
sí me casé y con un chaparrito, ¿cómo ves? El Papa de mis hijos
es más bajito que yo.

KDA: ¿Alejandro y Fernando?

MW: Alejandro y Fernando son mis hijos, y Fernando es mi ex
marido.

SB: ¿Y de dónde viene ese mito de que bailabas en Orfeón a Go
Go en una jaula, en minifalda.

MW: No, yo no bailé ahí. Lo que pasa es que yo modelé, Orfeón
era musical, pero había una parte de entre comerciales y así que
eran desfiles de moda de Avant Gard, una marca que era de
diseño de Pierre Cardin, que era corte de Pierre Cardín y por eso
yo creo que se quedó como que yo bailaba en las aulas.

KDA: Próximo al este con minifalda.

MW: Ah, eso sí, y en hot pants, claro. Estaban de súper moda, de
súper moda y yo en ese entonces yo entré a noticieros en
Televisa, yo llegaba de hot pants, era la única que se ponía hot
pants.

KDA: ¿Y no te veían con ojos de qué le pasa a esta mujer?

MW: Pues es que era la moda pero no todos se la ponían. Pero yo
sí, yo feliz de la vida.

SB: Y dabas… ¿qué hacías en el noticiero?

MW: Daba el pronóstico del tiempo. Ahí empecé, haciendo el
pronóstico del tiempo. Y también todo ha sido como el burro que
tocó la flauta, porque yo que modelaba y ese comerciales, estaba
siendo unos comerciales con don Pedro Ferriz y entonces, de una
cadena comercial, y entonces salía yo de hacerlos comerciales y
me encontré al licenciado Miguel Animal, que era el director de
noticieros de Televisa.
Me dijo niña, venga porque la que nos da el tiempo se enfermó de
hepatitis o no sé qué cosa y de los esto. Me da una cuartilla así y
yo dije ¿tengo que hablar? ¿Tengo que leer y hablar? Porque los
modelos no hablábamos.

SB: Pues sí.

KDA: claro, y se te hizo súper difícil.

MW: Bueno, se me hizo una Biblia (risas). Y me detuvo, y ahora
que hablo hasta por los codos, pero bueno.

SB: ¿Y cómo fue el paso al programa de radio?

MW: Empecé, después de ver el pronóstico del tiempo un buen
rato...

KDA: ¿Con quién diste el pronóstico del tiempo?

MW: Mira, estuvo allí Juan Ruiz Healy, Nacho Carpinteyro, Héctor
Tajonar, Joaquín López Dóriga, Ricardo Rocha....

KDA: La primera vuelta.

MW: Félix Cortés Camarillo… sí, la primera vuelta. Éramos todos
chamacos, todos éramos chamacos.

SB: Ellos se iban y tú seguías dando el clima.

KDA: ¿Y con Jacobo?

MW: Después en el clima y luego ya estaba yo en el panel, con
Ricardo Rocha...

KDA: Como co-conductora.

MW: Como co-conductora. Estaba Mercedes Méndez Azcárate y
yo, por Ricardo Rocha y yo, oh Manuel... ahí Dios mío, se me fue
el nombre y yo y así. Y entonces le empecé a dar noticias, pero
obviamente... Y reporteaba, pero nada más reporteaba culturales
o espectáculos, porque antes...

KDA: Oye Max…

MW: …solamente las muy inteligentes hacían política.

KDA: Oye Max, y siete han hecho muchas notas por los
aniversarios y demás desde los 15 y demás, que Jacobo te hacía
llorar.

MW: Jacobo me hacía llorar.

KDA: ¿Qué te hacía Jacobo?

MW: Y me rompía mis notas.

KDA: ¿Qué te hacía?

MW: Pero no sabes cómo aprendí con él y lo admiro y lo quiero
muchísimo y le agradezco que me haya hecho llegar tantas
veces. Porque claro, cuando llegas...

KDA: Con tus notas y que las rompía.

MW: Sí, porque en ese entonces no había carrera de
comunicación, todos hicimos camino al andar. Tanto Rita Ganem,
el Mane… el Jacobo. A lo mejor estudio hasta otra cosa y no
comunicación porque no existía, y o la generación de Juan Ruiz
Heally fue cuando ya salían de la carrera de comunicación. Talina
Fernández, Pati Suárez, Rocío Villa García, Lolita Ayala… ni hizo
carrera de comunicación.

KDA: Claro, con su nota del clima.

MW: O con mi nota y me decía…

KDA: ¿Qué cubrías?

MW: Esto es pura paja niña, y me la tiraba a la basura.

KDA: ¿Pero qué cubrías?

MW: Culturales. Fuente de Bellas Artes, o exposiciones de pintura.

KDA: Que hacías pura paja.

MW: Era pura paja.

KDA: ¿Y entonces lo tiraba y qué hacía?

MW: Y yo lloraba, entonces me salía y lo volví a hacer y así hasta
que fui aprendiendo a hacer una nota.

SB: ¿Y cómo pasas al radio?

MW: Y fíjate que de ahí me salí, de Televisa, es muchos años
hasta que tuvo una lesión en la columna, me dieron una
justificación para faltar tres meses y luego otros tres meses, y ahí
me di cuenta de que la vida existía fuera de Televisa, fíjate.
Entonces dije de aquí soy, yo qué tengo que regresar a Televisa a
noticieros a trabajar como un perro por dos pesos, porque de
pagaban muy mal, trabajabas muchísimo y trataron muy mal.
Y entonces me tomé un año sabático por el problema de la
espalda y a mí me habían estado diciendo que hiciera radio,
hiciera radio y no, no se hace radio, ¿cómo voy a hacer radio?
No, pero que mira... Y yo tenía, yo tenía una unidad para hacer
videos y le hacía videoclip a las compañías de discos.

KDA: ¿Sobre cantantes y así?

MW: Sí, en ese entonces pagaban muy bien hacer los videos, no
como ahora que ya no hay ni para eso, pero ante sí. Entonces con
eso fue pagando la unidad de televisión, la saqué a crédito,
trabajaba en la unidad de televisión junto con mi hijo Fer, que en
ese entonces ya estaba metido en el rollo de…

KDA: Todavía estabas casada.

MW: No, ya no, si yo duré casada nada.

KDA: ¿Nada?

MW: Me divorcio cuando mis hijos tenían uno, un año ocho meses
y el otro iba a cumplir tres años. O sea, nada. Nada más me case
para tener a mis hijos y decirle a ahí te ves.

SB: Hoy tenemos que hacer una desviación drástica.

KDA: Sí.

SB: Pero yo voy a…

MW: Ah, el radio, entonces resulta...

SB: No, yo te iba a decir de tu matrimonio, porque yo hay una cosa
que declara ser muy interesante, dice: me divorcio de y entonces
conocí al amor de mi vida.

MW: Ah sí, conocí al amor de mi vida. Bueno, eso crees pero el
amor de tu vida es con el que… yo pensé, cuando me case, que
me casé con el amor de mi vida, pero hete aquí que va pasando
el tiempo que te encuentras otra vez al amor de tu vida. Yo por eso
entiendo las actrices que se enamoran hoy y es el amor de mi
vida, y se desenamoran y éste es el amor de mi vida, el nuevo.

KDA: Max, pero dijiste, creo que es la misma nota en la que leí
con Sabina, que dijiste a la fecha (eso fue hace 10 años, también)
seguimos andando.

MW: Pero hace más de 10 años quemando con nadie.

KDA: Ah, ¿y quién es ese amor de tu vida?

MW: Fue el amor de mi vida.

KDA: ¿Se puede saber?

MW: Si, fue… Pepe.

KDA: Pepe.

MW: Pepe es el amor de mi vida.

KDA: Pepe. ¿Pepe qué?

MW: Pepe Madero. Fue el amor de mi vida en ese entonces, y de
ahí para el real ya no he salido con nadie y entonces no sé si
habrá por ahí otra vez el amor de mi vida. Pero tampoco me
interesa.

KDA: ¿Y por qué no sales con nadie? No puedo creer que nadie
que invite a salir.

MW: Pues nadie me invita a salir, ni a un café. ¿Lo puedes creer?

KDA: No.

MW: Sí. No sé, lo que también uno... me decía una chava que de
él augura ir las cartas y no sé qué... A mí no me gusta que me
vean las cartas ni que me vean nada de las cartas y eso. Me decía
lo que pasa es que tuvo tuviste una relación tan larga, tantos años
fueron…

KDA: ¿Cuánto tiempo fue?

MW: Veinticinco años, la mitad de mi vida, casi, como que ya no te
interesa. Entonces se permitiese la obra y no sé qué y no sé
qué... Dice, yo ahorita estoy tan a gusto con mi vida, tan a gusto
con mi trabajo, mi familia, que no me interesa encontrar al amor
de mi vida.

KDA: No me interesa limpiarme el aura.

MW: No.

SB: Y Maxine, estábamos… ¿en principio el programa trató de la
vida de las estrellas?

MW: Fíjate que no, por eso se llama Todo para la mujer y le voy a
no le quisieron cambiar el nombre porque iba a ser una revista
femenina, y entonces...

KDA: ¿Y tú la ibas a producir?

MW: Yo como producir no, yo otra vez en pantalla y otras en el
micrófono, yo ya no, ya trabajé mucho. Quiero estar atrás de las
cámaras produciendo, porque si todos de dos pudo producir un
programa de radio, aunque nunca lo había hecho. Y ya lo tenía
todo organizado y ese día unos dos, bueno, sobre todo uno que
iba a ser el conductor del programa, me habla y me dice que no
puede porque era si un programa...

KDA: El mismo día.

MW: …el mismo día. Y si estoy a dos horas de entrada al aire no
me pueden hacer esto. Entrar a ser lo que yo sé hacer y ya
mañana veré qué.

KDA: Y tú entras al aire.

MW: Y entró al aire.

KDA: Como emergente.

MW: Como emergente. Mi hijo en ese entonces estaba casado
con Yuri.

KDA: Yuri la cantante.

MW: Sí, mi hijo Fernando estaba casado con Yuri, entonces ellos
iban rumbo a Chile, iban al aeropuerto porque se iban a Chile.
Estos les dice por favor échenme la mano, que venga la güera
para poder entrevistar. Y me dice "ma, pero si vamos rumbo al
aeropuerto, vamos a Chile". No importa, dense una pasadita y ya
se van. Entonces llegaron y entrevisté a la güera adorada. Los
años pasaron, se divorciaron y la güera y yo seguimos siendo
amigas y la quiero muchísimo.

SB: Y entonces seguiste con la idea de entrevistar actores,
estrellas, cantantes...

MW: Bueno, no era tan fácil porque nadie quería ir a mi programa
porque era de chismes y de crítica. Entonces... Nadia Televisa,
por ejemplo.

SB: Oye Maxine Woodside, en los últimos 10 años ha sido un
crecimiento exponencial de lo que se llama la industria del
chisme.

MW: Claro.

SB: ¿Tiene que ver eso de que se rompió el monopolio de
Televisa, que también se rompió la idea de no hablar mal de los
artistas? Antes era una dictadura, ¿no?

MW: Antes no podías hablar mal de nadie.

KDA: Claro, pero que Sabina te cuente una anécdota, es
buenísima. Cuando ella trabajaba en Televisa.

SB: Ya trabajaba en Televisa y entonces... Bueno, estaba con mi
cuñada, con Shanik Berman, y yo entré de guionista. Entonces yo
proponía cosas o llevaban otras se merecían no, el señor no
quiere que se hable mal de nadie, el señor quiere que todo sea
bonito. Y después, en me dijeron el señor a ser estrellas no para
que intuye que si las descargas, dije " discúlpenme, yo estoy muy
sorprendida que en esta empresa todo son muy religiosos". No,
el señor no de arriba, el señor Azcárraga. No se podía decir...

MW: No, nada.

SB: No existían los actores o las estrellas alcohólicas, no existen
las madres solteras en este país... ¿qué más no existía?

MW: No existían las más vestidas, por ejemplo.

SB: Las casas chicas no existían.

MW: No existían, las amantes tampoco existían.

SB: Todo mundo era como de la pequeña burguesía bien portada.

MW: Claro, y sí existía.

KDA: Porque además ya hecho el chisme, me parece, Maxine, es
que ha tenido un factor social.

MW: Ah, claro.

KDA: Acercar a los grandes públicos temas que antes no se
tocaban, los que acabamos de decir.

MW: No, claro. Fíjate, una vez lo demandó Lucía Méndez porque
en una novela ella traía un vestido que criticamos.

KDA: No.

MW: Mientras hablaba por teléfono se le desmenuzaba el vestido
así y entonces eso fue lo que dijimos. Bueno, me demandó.
Claro, luego ya nos hicimos amigas y somos, decir la quiero
mucho, pero entonces, como en ese entonces era reinita de
Televisa, se hizo un escandalazo porque le critiquemos un
vestido que ni siquiera era de ella.

KDA: Por criticar un vestido demandó.

MW: Claro.

SB: No podías criticar al Presidente tampoco.

KDA: No, bueno.

MW: No, bueno. Para nada.

SB: Menos a Lucía Méndez (risas).

MW: Menos a Lucía Méndez. Entonces bueno, la demanda no
procedió obviamente, era una ridiculez y. Pero para que veas que
no podías hablar mal de nadie.

KDA: claro. Oye Maxine, pero también ha contribuido el chisme,
este tipo de programas, a socializar cosas. ¿Cómo has visto que
ha cambiado?

MW: Bueno, una vuelta de tortilla impresionante, sí.

KDA: ¿Qué es común ahora que antes no era común y era un
escándalo?

MW: Todo, todo era un escándalo.

KDA: ¿Como qué?

MW: Bueno, hablar de…

KDA: Del vestido.

MW: …del vestido, de los gay, de las amantes, de quien anda con
quien, quien se acostaba con quien, si eres casado y andabas
con alguien... bueno, de eso nadie podía hablar nada. Entonces
critican una novela, ¿se criticara una novela? Por supuesto que
no.

KDA: ¿Entonces de qué hablaban?

MW: Pues ya se hablaba de todo eso, pero por eso estaba yo
vetada en Televisa y nadie quería ir a mi programa, de los de
Televisa. Y bueno, también era la única empresa, antes de
Televisión Azteca, era la única empresa y en el monopolio,
obviamente.
Entonces también, ¿qué críticas? Si no había otra cosa más que
Televisa, pues tenías que criticar a Televisa.

SB: Pues sí.

MW: Y a sus artistas.

SB: Estoy leyendo el diccionario de la Real Academia de las
letras. Dice "quizá del latín cimex, chinche".

KDA: Que quiere decir chinche, imagínate.

SB: Noticia verdadera o falsa o comentario que se murmura de
alguna persona. Maxine, ¿a ti te importa que lo que al asunto
programa sea verdadero o falso?

MW: A mí sí me importa. De que todo... Que me chismosa, si,
mentirosa, no. Cuando digo una cosa gruesa o digo una tontería
no importa, pero una cosa gruesa es porque si tienes los pelos
de la burra en la mano.

KDA: Claro. A ver, para personas que dirán chismoso desigual de
mentirosa, ¿qué diferencia hay entre chismosa y mentirosa?

MW: Bueno, porque puedes echar mentiras y decir una cosa por
tener la nota porque se hable, que se han encabezado. Pero si no
es cierto, eso es una mentira. Pero si tú dices que Edith González
está embarazada y sí está embarazada, pues eso es un chisme,
pero no es una mentira.

KDA: Claro, o su hija es de Santiago Creel.

MW: Es de Santiago Creel y bueno, será un chisme enorme, pero
no es mentira.

SB: Ahora, en el medio del espectáculo si se dice "si lo dijo
Maxine, es que es cierto". Es una frase hecha. Toros en ocho en
el mundo del espectáculo en general.

MW: Como en todo, logró que también como en la política,
depende quien te lo dice, y ya sabes que muchos de los artistas
también organizan sus chismes o sus romances para qué hablar
de ellas.

SB: O sea, que filtran romances satíricos.

MW: También.

SB: Te hablan y te dicen.

MW: sí, claro, claro.

KDA: Te filtran falsa información para que hables de ellas.

MW: Claro.

KDA: o ellos.

MW: O inventan un romance, ellos o ellas, y por medio de alguien
que lo filtran para que podría fíjate qué fulanito o que perenganito.

KDA: ¿Y pasa más con romances o con información?

MW: Pues más romances.

KDA: Con romances.

MW: Seis.

KDA: ¿Tú crees que eso pasa en la política también?

MW: Que sí. Lo romances, pero si por ejemplo de puestos o que
algún político quiere que hablen de él por algo y no sé, e inventa
que está haciendo tal o cual cosas.

SB: No, bueno, en el mismo periódico ves un diálogo de dos
políticos y firman dizque por intelectuales.

MW: Y son cosas que completamente dices, de qué me está
hablando es que, si éste dice lo contrario.

SB: Así es, así es.

KDA: Pero al cuidado periodístico que tú tienes Maxine, por tu
formación, ¿se te mentiras en el programa?

MW: Sí, sí, es muy fácil.

KDA: ¿Y qué haces?

MW: A los teléfonos y que hablen y reclamen, porque también
tienen igual parte del tiempo y el aire una parte y la otra, y pueden
decir y hablar y bueno. Muchas veces que alguien que habla y
dice algo grueso y la otra parte no quiere aclarar. Por ejemplo me
acaba de pasar con Grecia y Ariana.

Entonces ellas eran socias y amigas de muchos años, y de
repente se enojan, y entonces Grecia habla para decir que tiene
demandada a Adriana porque le plan sido unas canciones, y que
además se hizo publicidad con una hija que no es de ella, que es
inexistente; que la hija más de ella, que es de fulanita de tal,
Lorena no sé qué, y de fulanito de tal, equis. Y entonces…

KDA: Tú das esa información.

MW: Sí, ella no la contó por teléfono al aire, y entonces dice y
además es mi ahijada y la conozco desde no sé cuánto y te
puedo traer el acta de nacimiento de la niña y yo te puedo decir
que ésa no es hija de Ariana.

SB: Qué tal.

KDA: Andale.

MW: Me quedé de guau, cómo, pero se acaba de darse a conocer.
¿Entonces con el objeto de Ariana de dar a conocer una noticia
así, que una hija de hacía 25 años no la había visto y de repente
la encuentra? Y dice: pues nada más para darse a conocer y
porque iba a sacar disco nuevo y todo. Entonces me extraño de
Ariana, porque Ariana nunca ha estado metida en chismes.

SB: Yo recuerdo una que oriento programa. Es Obregón, de TV
Notas y está hablando de sus números y tiene una exclusiva de
Verónica Castro diciendo unas cosas de Cristian Castro, diciendo
en síntesis, y también literalmente, lo desconozco, me extraña, yo
no reconozco ese hijo. Y de pronto habrá otra persona y se
empezaron ahí, fue durísimo.

MW: Fue durísimo.

SB: Y entonces quedó en claro que Verónica se lo contó a alguien
por teléfono…

MW: A un amigo periodista y en lo contó. No, no era periodista, y
en lo contó...

SB: Lo grabó.

MW: Lo grabó y se la vendió a Matilde o a reforma, no me acuerdo.
Primero la reforma y luego a Matilde, o primera Matilde y luego a
reforma.

SB: ¿Tiene derecho el periodista a hacer eso?

MW: Yo creo que no, y más si era su amigo. Digo, realmente yo si,
en mi caso en especial, yo si prefiero una amistad que una nota.
Y ni modo, y tengo pocos amigos dentro del medio artístico, pero
muy queridos.

KDA: ¿Quiénes son?

MW: Pues mira, por ejemplo dos ya se me fueron, que era Marga
López y Ofelia Gilmain, que las conocí hace años; Silvia Pinal,
María Victoria, luz María Aguilar...

KDA: Sobre ella prefiero quedarme con su amistad era una nota.

MW: Sí, que dar una nota. Dany Romo por ejemplo. Que son
gente que quien es de muchos años y sí, si supiera yo algo así
terrible de ellas, que no es el caso, yo prefiero quedarme callada
y prefiero su amistad.

SB: Voy a citar a una periodista del espectáculo. Dice: "no ha vida
privada en una figura pública. ¿Por qué quieren poner límites? El
día que alguien me diga que sólo preguntar aquí o acá, que chifle
a su madre".

KDA: Yo me permito citar a esta periodista, se llama Sarita Shanik
Esther Martin Goodman de Berman.

MW: De Berman. Bueno, yo te voy a decir que si hay, si ahí.
Enrique Lizalde es un ejemplo. Enrique Lizalde nunca da una
entrevista, nunca, por supuesto, habló de su vida privada, jamás.

SB: Entonces a Enrique Lizalde tiene... no quiero difamarlo por
inventar algo, tiene tal detalle en su vida privada, ¿lo sacas?

MW: Pero no, realmente que ser alguien que me lo contaron muy
cercano a él para aquello no pudiera creer. Pero el jamás habla
de su vida privada.

SB: bueno, la vida privada…

MW: Ni siquiera una entrevista, pues, para qué... Cuando murió
don Ernesto Alonso me dio una entrevista, pero yo coloqué
porque estaba muy dolido por…

KDA: Y era sobre eso nada más.

MW: Y era sobre eso, nada más sobre eso. O sea, él no habla de
su vida privada, por eso la mantiene privada.

KDA: O sea, también eras como lo maneja cada quien, pero...

MW: Es lo que yo digo.

KDA: Claro, pero al mismo tiempo tu qué piensas. La vida privada
de los famosos, ¿es un derecho público, como el Popocatépetl o
Chapultepec, o es suyo?

SB: Un bien público.

MW: un es que eres público, el periodista tiene derecho a
pregunta de hito también tienes el derecho a quedarse callado o
no contestar lo que no quieres contestar.

SB: ¿Y si te lo investigan?

MW: A ver, tú me estás preguntando algo que investigaste, es en
una de dónde lo sacaste.

SB: Y si…

KDA: Pero si es vía paparazzis y grabaciones y demás, ¿qué
haces?

MW: No, cuando tienes eso, entonces si no puedes decir no es
cierto, ahí están las pruebas.

KDA: ¿Pero lo difunde aunque él o ella no lo hayan dicho?

MW: Depende quien sea, depende quien sea.

SB: Que interesante. ¿Quién sí y quién no? ¿De quién lo
difundirías?

MW: Pues en amigo y no voy afectar a terceras personas, como
por ejemplo los hijos, que normalmente son los más afectados y
los que más sufren con las cosas que son los padres, a lo mejor
sí lo diría. Pero si no, como para que. O a menos que sea un
bombazo como uno de Edith González con Santiago Creel, que
dices todo el mundo sabía, pero ella no lo había dicho y era un
secreto a voces. Y todo mundo decía no, pero sí es idéntica a
Santiago Creel. Pues sí, pero ella no lo había dicho hasta que
salió un acta de nacimiento que ella colocó a los medios...

KDA: ¿Ella la coló?

MW: Así me dijeron. Ella coló al medio, ¿porque te acuerdas que
hubo una nota de Santiago Creel donde tenía novia nueva?








KDA: Sí.

SB: Sí.

MW: Y guapa y joven y no sé qué. Y bueno, eso le deberá ardido
hasta lo que no te cuento. Y entonces...

KDA: Es que tú estás muy en contacto con el factor personal, de
estos personajes públicos.

MW: sí.

KDA: Todos son humanos, finalmente.

MW: todos… somos. Entonces todos tenemos cola que nos
pisen.

KDA: Pero también no sabemos si nos duelen las cosas y
reaccionamos públicamente. O se reacciona públicamente por
cosas así.

MW: Sí, claro. Y entonces cuál es el acta de nacimiento para que
digan ahora sí, para que veas que si. Y bueno, ese secreto a
voces ya ha ahí está, y él lo pudo haber aceptado desde el
principio, lo acepto después porque ya no le quedaba de otra esto
de la niña con salsa pues que bueno, por lo menos…

SB: por lo menos que se aireen, ¿no? Es bueno que se aireen
las cosas.

MW: Es muy sano.

SB: Un país que tenía… siempre el 40 por ciento de las madres
eran solteras, soles desde hace 10 años que las madres
solteras se hablan con singular alegría de sus hijos. ¿Quiénes
son las madres solteras más famosas?

MW: Verónica Castro o entre ellas, que ellos sí fue...

KDA: La primera, ¿no?

MW: Desde el principio dijo sí, tuve mis hijos, es de loco Valdés y
no me importa.

SB: Cynthia Klitbo.

MW: Y luego el segundo también, no me casé, es de fulanito de
tal.

KDA: es el paso tiempo entre Verónica y las demás, ¿no?

MW: Sí.

SB: Sí.

MW: Sí, mucho tiempo.

KDA: Verónica fue pionera en ese sentido.

MW: Pero Verónica lo aceptó en una época en donde no se
aceptaba ser madre soltera, y menos de una figura pública, y
menos estando en el candelero, como estaba Verónica.

SB: Sí.

KDA: Claro.

SB: Es muy liberado, fue muy liberado para muchas mujeres.

MW: Pero además que al gusto que puedas tener un hijo con
quien tú quieras, así esté casado, y no que te tengas que casar
con alguien para tener un hijo, que lo mejor ese alguien y lo
quieres.

SB: Alcohólicos famosos.

MW: Alcohólicos famosos, pues Güicho Domínguez, que lo ha
aceptado.

SB: José José.

KDA: José José.

MW: José José también, bueno.

KDA: Porque además sale eso de que además nos reconocimos
por qué fue alcohólico en rehabilitación, primer caso.

MW: Bueno, al principio no, al principio se supo todo los de José
que no estaba en rehabilitación, cuando él se mete a…

KDA: ¿Y cómo manejas esa información? Sabiendo que era
alcohólico y figura

MW: Pero él siempre lo dijo, el siempre lo dijo. Por eso está
querido, porque el asunto público nunca le ocultó nada, siempre
son esto y sí, tengo broncas con el alcohol. Y lo voy a entrar de
cooperación y creo que hasta la fecha está recuperado, no sé.

KDA: Oye, la primera persona que aceptó ser gay, ¿quién fue?

MW: ¿Quién fue? Públicamente… aquí en México pocos, muy
pocos.

SB: ¿Juanga?

MW: Bueno, Juanga. No, pero Juanga nunca lo han aceptado, dijo
"lo que se ve no se juzga".

KDA: Cuando fue…

SB: Le ha dado el alerta Verónica Castro en una entrevista y se lo
puso. Es cierto, no lo puso en palabras.

MW: Sí, dijo "lo que se ve, no se juzga" y bueno, tiene razón. Pero
así, de los periodistas, por ejemplo Alex Kaffie, el que trabajar
conmigo, que acepta ser gay y abiertamente y no tienen empacho
en decirlo. Están los gay y que no lo aceptan, pero que es tan
obvio como por ejemplo Fabiruchis, sabe no existe los que como
lo describía que estuvo metido en un súper escándalo de gris,
drogas, alcohol y roca no le dice que no, quedan chicas buena
onda.

Esto se que también es más sano, si eres gay y no quieres
aceptarlo como decirlo. Sobre todo cuando te tachan como
cacharon a Fabiruchis en una situación muy escandalosa.

SB: Es una situación como de moraleja, ¿no? El que ha hecho
una vida, ha hecho una carrera, se ha vuelto famoso al hablar de
la vida privada de otros, le sucede esta desgracia, que sea como
sea es una desgracia...

MW: Es una desgracia.

SB: …y después que ventilen tu vida privada…

KDA: Sí, que no importa si eras gay o lo que sea.

MW: sí, no importa si eres gay o chino o japonés o ruso, da igual.

SB: Pero su actitud es yo ya no voy a hablar, cuando él se ha
pasado haciendo…

MW: Sí claro, hablando.

SB: …hablando de las otras personas.

MW: Sí, por eso también es muy difícil, también contar la vida de
los otros. Cuando trata de hacerlo con un poquito de... no sé,
también de no dañar a la gente o de acomodar las cosas de
modo que no se oigan tan mal.

KDA: ¿Y cuál es el gran límite que sigue, que no se ha tocado,
que no se toca, que superaremos en los próximos 10 años? Ya
hablamos de…

SB: Los temas que faltan de hablar.

KDA: Exacto.

SB: Que están bajo el tapete todavía en este país.

MW: Sí. Muchas relaciones que todavía no se saben, muchos que
no quieren aceptar ser gay, muchos que llegan a las drogas
disque socialmente y el halcón socialmente y no lo quieren
aceptar, y han tenido problemas graves y así. Yo creo que es
suya, poco a poco, como en Europa, ya se va a hablar de todo eso.

KDA: ¿De bisexualidad, te parece?

MW: La bisexualidad también, puede ser. Como en Estados
Unidos, esta chava Ellen Degeneres.

KDA: Ann Hedge, su primera pareja.


MW: Lindsey Lohan.

KDA: Que ahora ya está casada con un hombre.

SB: Qué pareja.

MW: Pues sí está bien. Digo, ahora sí que cada quien.

KDA: ¿Qué te sorprende a ti cantidad, Maxine? O sea, te
escandaliza.

SB: ¿Te escandaliza a ti algo?

KDA: ¿Qué te escandaliza a ti?

SB: A mí me da la impresión, cuando tengo en el radio, que no te
escandaliza nada.

KDA: Nada.

SB: Pueden...

MW: ¿Vieras que no?

SB: No, ¿verdad?

MW: No, muchas veces y te quedas con la boca abierta, que te
dicen esta niña es gay, ¿cómo que es gay? ¿Pero no trae al novio
ahí? Pero es gay.

KDA: ¿Y qué te escandaliza de que digan que es gay?

MW: No, no te lo esperas, pues. Cuando te sorprenda con algo
que sé que no te lo esperas. Por ejemplo, si estas una chava que
está con un novio guapísimo beso y beso, y de repente te dicen
que los dos son gay.

KDA: O sea, de escandaliza la doble moral.

MW: Sí.

SB: La doble moral.

MW: Me sorprende eso de que te está enseñando que ésta
enamora altísima y resulta que no, no anda con ese, anda con
ella y ésta es su pareja.

KDA: Oye, pero estas alturas Maxine, ¿tú no tienes ya un detector,
que cuando ves a alguien con alguien dices no…?

MW: A las que sí, que dices no, eso está más arreglado que
nada, pero hay otras, otros que ni por aquí te pasa.

SB: Plutarco Haza y la Paleta, ¿sí se divorciaron? ¿Cuánto era
show y cuánto de a de veras en ese divorcio que fue larguísimo y
que todo mundo supo sus infidentes?

MW: Larguísimo, porque terminaron y volvían, terminaban y
volvían, terminaron y volvían.

SB: Sí, y se dieron con otros.

MW: Yo creo que cuando tienes hijos de por medio, como que
siempre... Dio que ya no, cuando relación de esta deteriorada aún
queda pedírselo quedaron que igual. Pero bueno, tú siempre
tienes la esperanza de que a lo mejor la relación se salva, vamos
a intentarlo otra vez, y otra vez falla. No, pero bueno, es que mira
no le dimos el tiempo, vamos a volverlo a intentar. Eso fue lo que
a ellos les paso.

KDA: Pero también coincidía, había tiempos en que tenían
proyectos. Sospecho si esta mente yo dije...

MW: No, y tenían este comercial al aire de unas estufas o no sé
qué, que era la pareja.

KDA: Oye sí, que era una cosa, todos tronaron.

MW: Todos tronaron. Pero además no se podía separar por
contrato.

SB: Ahora lo contrario del escándalo. Rogerio Azcárraga, de Radio
Fórmula, tu jefe, fue a decir al Congreso que a él no le gustaba
esta nueva ley de medios por qué meter anuncios y discursos de
políticos les arreglaba el rating. Tú de pronto si entrevistas
políticos, ¿no piensas que…?

MW: No porque yo quiera, sino porque ellos a lo mejor compran
tiempo de su campaña…

KDA: Porque les interesa tu espacio.

MW: claro, y entonces yo quiero todos los problemas sean
femeninos, sean de deportes, sendero que sean, yo quiero.

SB: Entonces tomé centrar a Manlio Fabio Beltrones y dices en la
chapa el raiting.

MW: Ahora, veo entrar al guapo de peña Nieto y digo declararnos
tu reino, Dios.

KDA: Priistas, pero a ver, te llegan chismes de políticos.

MW: Sí.

KDA: ¿Los cuentas? ¿Cuáles cuentas, cuáles no cuentas?

MW: Pues los tigres muy públicos, por ejemplo lo de la esposa
del pece ya lo dijo, o que si no sé, cosas así, que si Peña Nieto
anda con la Gaviota…

KDA: ¿Y por qué los cuentas?

MW: Pues porque están un poco obligados con el mundo del
espectáculo, o salen en las revistas del corazón. Si no, me
importa un diablo.

KDA: Claro.

MW: Pero si lo deja la esposa, ¿como que para qué lo cuento? Ni
los conozco a ninguno de los dos. Digo, más que cuando
regresen a Televisa.

KDA: Pero es que esa es otra cosa, ¿tú cómo decides cuentas y
que no cuentas, que interesa y quien no interesa?

MW: No, pero por ejemplo sí es noticia, por ejemplo digamos
Cuauhtémoc Cárdenas, que es un señor encantador, que ha ido
al programa varios meses, que se me hace un señor muy lindo,
que sé que tiene un matrimonio de muchos años y que son
felices y que han tenido 40 años de casados o por ahí…

KDA: Celeste Batel.

MW: …y de repente que viseras pollo, que se divorció cinco
¿cómo que se divorció? ¿Pero por qué? Entonces...

KDA: O sea, lo que es sorpresa es noticia, dices tú.

MW: Exacto, o lo que es realmente un bombazo, que digas híjole,
eso sí lo cuento.

KDA: Pero también tienes esta cosa de saber que interesa y
quien no interesa. ¿Cómo es eso Maxine? ¿Qué interesa y quién
no interesa hoy en México?

MW: Pues mira, yo creo que hoy día todo el mundo estamos tan
informados, que todo importa. Hasta los políticos, que te dan una
flojera...

KDA: fíjate, hasta los políticos.

MW: …que a veces te dan una flojera infinita, pero que dices así,
por ejemplo una cosa así, si interesa. Espero que y toco madera.

KDA: Lo diferente, lo que se sale de la rutina.

MW: Sí, exacto.

KDA: La fórmula primaria del periodismo.

MW: O que sea una cosa así, no sé…

SB: Si uno de los números de tu programa, los compara con
programas de análisis político, uno empieza a entender algo: que
les conviene muchísimo los políticos entrar en ese círculo de los
programas del espectáculo. Por ejemplo TV Notas, por hacer una
comparación en el mundo del papel. TV Notas tienen más tiraje,
tiene 800 mil de tiraje semanal, que…

KDA: Por cuatro, ocho millones, claro.

SB: Ocho veces más que Proceso, y si tú juntas El Universal,
Reforma, Proceso, ni así juntan el tiraje de TV Notas. En tu
programa, tu programa es comparable con el de López Dóriga.
Todos los otros programas escarabajos del raiting, entonces los
políticos les debe de interesar mucho. Por ejemplo ha Peña Neto
le debe interesar mucho andar con la Gaviota, porque lo van a
conocer a un universo de gente que jamás no sabe quién es el
secretario de educación, pero ahora ya sabe que Peña Nieto es el
novio de la Gaviota.

KDA: Claro.

MW: Y entonces también llegan a otro tipo de público. A lo mejor
las señoras que no les interesa la política para nada y hasta les
da flojera, a lo mejor se van un programa de chismes y no tratar
de manera diferente. No sé preguntar que si la campaña, que si
no se qué, sino que las preguntas de la familia, de cuáles son
sus gustos, que desayunan, que comen, que les gusta. Entonces
es otra faceta del político.

KDA: Oye Maxine, pero al mismo tiempo, este mundo político
donde tantos intereses, juega tanto, ¿qué tanto tu programa, tu
raiting, tu persona como periodista, puede ser la entrada para
muchas cosas que quizá toma por varias? ¿Te has puesto a
pensar eso?

MW: ¿Pero como qué, por ejemplo?

KDA: No sé, por ejemplo. No cito nombres porque además no se
me ocurre ninguno. Un corruptazazazazo que dice yo pago por ir al
programa de Maxine y decir que sea bueno, bueno como el PAN y
que escribo poemas y que amo a mi esposa. Pero tú al mismo
tiempo no sabes cómo lo sabes como periodista. A ver, veamos
las dos cosas. ¿Lo sabes, no sabes como periodista? No sabes
como periodista, quizá aceptas la entrevista; no sabes como
periodista y te pagan una lana.

MW: A mí no, a lo mejor a la compañía que es la que me obliga a
hacer eso, y también lo digo para que te alquilas.

KDA: Claro, ¿pero le harías la entrevista igual?

MW: Pues no, a lo mejor no. A lo mejor si le preguntas de lo que
al público le interesa, que son los malos manejos o de lo que se
sepa de rumores, y si se le preguntas. Y si se enoja pues ahora
sí que mala suerte.

KDA: ¿Quién se te ha enojado, Maxine?

MW: De que no, no. Algunos medios se molestan o te contestan
brusco, pero así de que se han enojado… Lupita D§Alessio se
levantó y se fue cuando estaban hablando de Fanny Schatz índole
parecido que nosotros aprendiéramos a Fanny Schatz, se levantó
y se fue. Pero bueno, a Lupita D§Alessio todo le crees.

KDA: ¿Qué político se enoja?

MW: No, ninguno.

KDA: Ninguno.

MW: No. Imagínate, resulta que se te levantó, se tenga, no.
Además tienen un colmillazo, imagínate, súper bien.

SB: Maxine, propusimos un nuevo nombre.

KDA: Sí.

MW: ¿Cuál?

SB: La Slim de la industria del chisme. Factura 50 millones de
dólares al año a través de tu compañía.

MW: Fíjate, la Slim. Yo no tengo compañía, fíjate que eso salió en
una revista de líderes.

SB: Así es.

MW: Pero luego hablé con el chavo es tener y se oye, ¿cómo
dices que le facturo a través de mi compañía? Primero, no tengo
compañía, para empezar.

KDA: ¿Ninguna? ¿Eres persona física?

MW: Sí, yo soy persona física.

KDA: Y le cobras a Radio Fórmula.

MW: Y le cobro a Radio Fórmula, Radio Fórmula me paga, yo
pago mis impuestos como persona física y ya. Pero decir...

KDA: Pero a ver Max, ¿cuánto facturas?

MW: No, yo sé lo que factura Radio Fórmula, más o menos, no
veo los números.

SB: O sea, eres el tesoro escondido de Radio Fórmula, tenemos
que corregir el error.

KDA: Sí, eso sí puede ser.

MW: Yo sé que cuando empezó Radio Fórmula era una compañía
chiquita que facturaba 400 mil pesos al mes, y ahorita están
torturando millones. Pero no nada más soy yo, tienen una gran
serie de personalidades que están ahí y que han sabido muy
bien darle este giro del negocio y lo hicieron hablado y contrataron
grandes personalidades de la noticia, el entretenimiento y de los
deportes. Entonces bueno, han llenado su compañía de grandes
personalidades, una nómina impresionante.

KDA: ¿Pero tú sabes cuánto factura tu espacio?

MW: No, no tengo idea.

KDA: ¿No tienes control sobre eso?

MW: No, porque yo no llevo…

SB: Son 50 millones.

MW: …comisión sobre las ventas, yo recibo un sueldo.

KDA: ¿En serio?

MW: En serio, en serio, en serio. Yo tengo un sueldo. Digo,
tampoco me quejo y no ando pidiendo limosna por las calles.
Tengo un sueldo bueno, que me permite vivir, de lo cual Hacienda
se lleva casi la mitad, pero yo no tengo comisión sobre lo que
venden de mi programa.

KDA: Entonces, si tú haces un anuncio de equis, ye, zeta, no tratar
en una adicional.

MW: No, aunque en Televisa, por ejemplo, sí les pagan los
anuncios especiales que hayas. O si a mí me contratan especial,
pues puede ser que sí, pero como no me contratan en especial a
mí, sino que es... ¿cómo le dicen a esto? Que se anuncian en
varios programas, entre ellos el tuyo.

KDA: Te paquetean.

MW: Te paquetean, exactamente.

SB: Bueno Maxine, puesto programa factura para Radio Formula
50 millones de dólares al año. Yo, para…

KDA: Queremos ser tus representantes.

SB: Exactamente.

MW: Que eso decía la revista Líderes, pero no creo que hayan
estado, no tenga que ver mi programa, pero estos números hay
que ponerse a averiguar.
Por ejemplo el otro día me estaban diciendo cuánto cobran las
personalidades cuando dan conferencias.

SB: Sí, muchísimo.

MW: Entonces yo dije qué barbaridad. Entonces me dijeron claro,
hay que dar conferencias y dije sí, es un negociazo. Pero yo soy
tan tímida para hablar en público, que no podría.

KDA: No te creo eso.

MW: Te lo juro, no sabes qué pena me da hablar en público.

SB: Para terminar, Maxine, ¿por qué gusta el chisme? Ya te lo
había preguntado Katia, ya le dimos la vuelta…

MW: ¿Por qué nos gusta el chisme? Híjole, pero yo creo que el
chisme ha existido toda la vida. Acuérdate que los juglares iban
de pueblo en pueblo cortando el chisme del pueblo anterior y
éstos, aunque no conocerán al personaje, se te hace muy padre
que pasaba en la corte, y los juglares iban y que contaban, y
aparte…

KDA: Sí, el chisme desde entonces.

MW: Sí, desde entonces, y aparte le aumentaban de su cosecha,
se iba haciendo grande y muy famoso.

SB: Se iba haciendo grande novela el chisme, ¿verdad?

MW: Sí, claro.

SB: Pues lo disfrutamos todos mucho, hablar además… no es
como un rumor de se va a caer el peso, no nos angustia.

MW: No.

SB: Lo disfrutamos.

MW: Es sabrosísimo.

KDA: Esa es la diferencia. Yo me acuerdo, cuando era reportera
de espectáculos que alguna vez, en un elevador, el reportero de
finanzas "ustedes, los reporteros de espectáculos, siempre en
los chisme". Contesté en ese momento "bueno, los chismes
también son de ustedes, de que si tal acción tal no", pero lo cierto
es que en ese momento no tenía tan claro que la repercusión era
diferente, como decía Sabina.

MW: Sí, claro. Lo de la economía, lo de la política como dice
Sabina, nos angustia. En cambio si Ninel Conde se operó la
boca, con quién, cómo, cuándo, si se le infectó uno se le infectó...
Finalmente no pasó nada, le pasa a su carita pero aquí no.

SB: Claro.

KDA: Pero es que es algo que nos ocupa a todos, e incluso
Sabina dice el chisme por lo general… ¿cómo decías, sobre la
hipocresía?

SB: Sí, que el chisme combate, abren las fronteras de la
hipocresía, dices por lo bajo lo que la moral que dice que no
puedes decir y así lo vas abriendo.

MW: Claro, claro.

SB: Eso ha pasado en México en los últimos 10 años muy
claramente.

MW: Sí, sí, y se ha ido haciendo la industria del chisme mucho
más fuerte, porque cada vez crece más y ahí más tela de dónde
cortar.

KDA: Claro, es sabroso en muchos sentidos. Sabroso es
cuestión de que a todos nos interesa de alguna u otra manera, lo
aceptemos o no lo aceptaremos.

SB: Económicamente sabrosa.

KDA: Económicamente sabrosa.

MW: Económicamente sabrosa también.

KDA: Económicamente, informativamente, utilizada por grupos de
poder, ¿de qué otra forma puede ser sabrosa?

MW: Es sabrosísima para un café, parece tomar un café, para
platicar con amigas y anda contando el chisme es buenísimo.
Porque mis amigas por ejemplo no tienen nada que ver con el
mundo del espectáculo, entonces cuando nos has de dar con
ellas otra se tomar un café, siempre te estás preguntando ¿es
cierto que Lucía Méndez esto, y es cierto que si fulana…?

KDA: Y tú ya estás harta, ¿verdad?

MW: Y tú dices ay, vamos a platicar mejor de pañales o de
jitomates, mejor.

SB: Claro, claro.

KDA: Sí, claro.

MW: Mejor.

SB: Pues que sean muchos años más de Maxine en la radio…

MW: Ay, gracias.

SB: La reina.

MW: Muchas veces por invitar de Sabina, Katia.

KDA: Oye, hay que decir salud, no has brindado.

SB: Salud.

MW: Muchas gracias, y qué bonita casa tienen y su programa está
padrísimo.

KDA: ¿Cuál programa?

SB: ¿Cuál programa?

MW: Al de ustedes, el Shalalá me encanta.

KDA: no, no estamos en programa. Invitamos a gente a cenar que
nos interesa a platicar, como contigo y ya.

MW: ¿Con quién van a platicar próximamente?

KDA: Reportera, siempre reportera.

SB: ¿A quién vamos a tener, Katia?

KDA: Pues mira…