Dice Jacqueline Bracamontes que no le urge casarse

Estrena la obra "Hasta que la boda nos separe" con Fernando
Carrillo y Ana Bertha Espín La actriz Jacqueline Bracamontes, a
diferencia de su personaje "Jessi" en la obra de teatro "Hasta que
la boda nos separe", dijo que a sus 29 años no está "urgida" por
casarse, pues desea esperar el momento ideal.   "Jessi está un
poco loca porque a ella lo único que le importa es el día de la
boda, no le preocupa si al día siguiente se divorcia o quién le
pedirá matrimonio, pues se casa con el primero que se lo ofrezca
y obviamente eso no está bien", apuntó.   La actriz admitió que en
algún momento de su vida ha soñado con tener una boda de
ensueño, incluso, infinidad de ocasiones se ha vestido de novia
como requisito de trabajo con el fin de posar en revistas y actuar
en telenovelas, pero ignora hasta cuándo lo hará en la vida real.   
"No hay anillo, seguimos en las mismas, pero muy contenta.
Espero que gracias a la prensa se hable mucho de la obra y el
público se atreva a pasársela bien y olvidarse durante dos horas
del mundo exterior", comentó.  


















Durante el estreno en esta ciudad de "Hasta que la boda nos
separe", producida por Rubén Lara, bajo la dirección de José
Solé y con libreto de Mauricio Pichardo, el actor Fernando Carrillo,
quien interpreta a "Miguel López", confesó que sintió nervios,
pues hacía 15 años que no participaba en una puesta en escena.
  "Fue complicado tratar de agarrar un ritmo y alcanzarlos.
Definitivamente el teatro es la mayor exigencia dentro del campo
actoral, mis respetos a todas las personas que se atreven a
montarse sobre unas tablas para ejecutar un personaje.
Agradezco a Pepe Solé y a Rubén Lara", expresó.    Carrillo
sustituyó a Juan Soler, quien hizo el mismo papel durante la gira
a fines del año pasado, por varias ciudades del país y recordó
que su carrera la inició haciendo teatro.   "Es una emoción,
siempre he comparado el escenario con aventarse de un avión,
yo soy paracaidista y abrir la puerta de la nave tiene mucho
menos adrenalina que estar detrás del escenario a punto de
salir."   Respecto al abuso de palabras altisonantes en el
transcurso de la obra, que se presume es familiar, el histrión
consideró que no hay tantas salvo algunas palabras no tan
ofensivas.  Sigue  Dice Jacqueline Bracamontes. dos. ofensivas   
"No es un texto grosero o vulgar, eso creo", anotó. Sin embargo,
Ana Bertha Espín, con quien comparte una de las escenas de
mayor intensidad en el uso de palabras fuertes se disculpó por el
vocabulario de su personaje "Romualda Engracia Pérez".   "Esa
escena es difícil porque no quería caerle mal a la gente y no
deseaba ofenderla con tanta leperada que dice esta mujer, pero
creo que ha funcionado bien y estoy contenta", platicó.   "Hasta
que la boda nos separe" estará vigente durante 10 semanas en
el teatro 11 de Julio.   Algunas de las personalidades que
asistieron al estreno fueron Carla Estrada, Grecia Colmenares,
César Bono, Ingrid Martz, Mariana Ochoa, Mauricio Herrera, Vielka
Valenzuela, Raquel Bigorra, Luis Gimeno e Israel Jaitovich, entre
otros.