Visión del Director de Fotografía - Adam Kimmel (Rudo)
Cuando leí el guión, no sabía nada de Carlos excepto que había escrito Y tu mamá también,
una película que me encantó y en la que el guión es por lo menos la mitad de la razón de
esto. También me gustaba la idea de trabajar con Diego y Gael. Fue una extraña
combinación de tener muchas razones para hacerla y ninguna para no hacerla. Era un
proyecto muy atractivo.
Cuando conocí a Carlos en Nueva York nunca me percaté de que yo sería la única
persona externa a la comunidad mexicana de cineastas que formaría parte del crew. En
varias conversaciones con Carlos me expresó su preocupación al respecto, pero de hecho
era algo atractivo para mí. Cuando estás expuesto a una cultura y manera de hacer las
cosas completamente nuevas tu visión se expande, aprecias las cosas de forma diferente.
Rudo y Cursi fue como hacer dos películas distintas: la del pueblo en la costa y la de
la gran ciudad. Visualmente, tratamos de separar el sentimiento que cada lugar provocaba
sin que la gente sintiera que estábamos manipulando la manera en la que debían de percibir
ni que estábamos forzando el cambio de un lugar a otro. Nos concentramos en mantener la
naturaleza de cada lugar. Es una cuestión de sutileza. Trabajamos con muchos elementos
sutiles: el diseño de producción, el color de la luz con la que filmé, la soltura con la que
fotografiamos las escenas, el tipo de luz que buscamos.


















Trabajamos para crear capas que te hicieran sentir que te estás moviendo a través
del tiempo y de lugares en el transcurso de la película. Queríamos sorprender. El objetivo era
involucrarte con los personajes. Como cuando van entrando a la Ciudad de México: hacerte
sentir una gran expectativa de llegar a una ciudad emocionante, como la que tienen los dos
personajes, pero al final de la escena acabas teniendo una sensación sombría, como una
decepción.
Cuando llegué a México para trabajar en la película sólo había tres semanas antes de
que comenzara el rodaje, lo que me preocupaba bastante porque no sentía que tuviera
Rudo y Cursi, una película de Carlos Cuarón
17 de 56
tiempo suficiente para preparar la película. Pero aprendí —no por elección— que no importa
qué tan desorganizadas o diferentes a lo que estás acostumbrado parece que estén las
cosas, siempre hay una manera de hacer que funcionen. A veces, el momento más feliz se
da por accidente, porque estás observando y sintiendo la escena; no estas forzando tus
ideas, y eso es lo más entrañable de mi trabajo.
Visión del Diseño de Sonido - Martín Hernández (Rudo)
Rudo y Cursi es una película que transcurre en muchos pequeños universos. Por ejemplo,
está la casa nueva de Tato y Beto, en contraste con el cuarto al que llegan en una azotea
frente a un puente vial. Ellos vienen de una selva en donde hay otro tipo de sonidos, que no
por eso son menos estridentes. Por ejemplo, cuando Gael sale de su casa en la mañana
hacia la ciudad, allí había que recrear el sonido de la mañana en la costa. Carlos estaba más
interesado en serle fiel a este entorno que en cualquier otra cosa. Era necesario que tuviera
un carisma y carácter específico, como debía de suceder con cada lugar en donde ellos
llegaban, vivían o estaban.
También nos enfocamos en tratar de expresar emotivamente lo que les estaba
sucediendo a los personajes con respecto a los ambientes en donde se encontraban. Por
ejemplo, los efectos de diseño apoyan lo que están sintiendo los dos personajes al momento
del penalti final. Todo es subjetivo, estás en la cabeza de ellos y estás tratando de escuchar
cosas que no necesariamente pertenecen al mundo real. Tienes que hacer que esto se
integre con parlamentos e incidentales, como parte natural del lugar. Es difícil lograr definir a
qué suena un personaje y no siempre tengo buen tino. La mayoría de las veces tienes que
probar mucho, pero una de las partes interesantes del cine es que las cosas van tomando su
propia evolución conforme editas el filme. No hay algo que tenga una certeza absoluta, más
bien te dejas llevar por este proceso.
En cuanto al score, afortunadamente —y no sucede con muchos compositores—,
éste no era intrusivo sino complementario: tenía sentido. La voz cantante en la escena la
llevaba el score y eso definía la emotividad de la situación o de lo que quería decir Carlos.
Nosotros tuvimos que compaginar detalles específicos de sonido que le dieran algo a la
escena: ciertos acentos o cosas no elementales, pero sí definitivas, que ayudaran durante
esa narración.
Lo más importante es que cuando alguien esté disfrutando la película, no repare en
nada más. El objetivo es lograr que se entiendan los diálogos y que los momentos en donde
les sucedan cosas importantes a los personajes sus sonidos estén presentes. Si lo logras, el
Rudo y Cursi, una película de Carlos Cuarón
18 de 56
sonido tiene coherencia con el resto de la película. Admiro mucho cómo escribe Carlos y
tenía muchas ganas de trabajar con él. Sabía que si algún día él hacía una película sería
algo muy interesante, y se ha convertido en una de mis películas favoritas.
Visión de la Música - Annette Fradera (Ruda), Supervisora Musical
Si tuviera que elegir entre ruda o técnica sería técnica,
pero entre ruda o cursi, definitivamente ruda.
Para llegar a la selección musical de una película, primero se delinea un mapa que
determina época y geografía, que describe o enmarca las clases sociales y los perfiles de
los personajes y lo que “consumirían” o preferirían en cuanto a música. Por otra parte hay
preferencias y solicitudes específicas del director que se discuten, se acuerdan y se
adecuan, y muchas veces depende también de si las primeras ideas o intenciones son
posibles o no por costos. Entonces ahí entra algo que me gusta mucho hacer, que es
sustituir las músicas con repertorio y artistas menos conocidos, independientes. En esa
búsqueda siempre aparecen o se crean joyas.
En México hay dos géneros de música popular que me atrevo a decir que son los
más arraigados desde hace décadas: la cumbia (que vino de Colombia) y el corrido o la
canción norteña. Después se arraiga el género grupero, que tiene algo de ambos géneros
con un “twist” sesentero. Otras tendencias o fusiones de música popular vienen y se van,
pero las que prevalecen o duran, algo tienen que ver con cumbia, norteño o grupero.
En el film el músico es Tato (Cursi), así que uno pensaría que el repertorio que
interpreta es cursi, y sin lugar a dudas lo que Tato oiría es banda, grupero y norteño. En el
caso de “Quiero que me quieras”, fue una petición específica del director, que le va bien al
personaje de Tato: simple y sufrido con el amor. A mí me correspondió darle el tono y
lenguaje musical para que fuera creíble (culturalmente) el cover al español y el estilo norteño
que elegí. Esta versión se grabó en Monterrey con músicos auténticos del género norteño y
lo que llaman “fara fara” que significa norteño, popular, del campo y “cantinero”. La dotación
musical es bajo sexto, tololoche, acordeón, sax y batería.
Las otras versiones del mismo tema, con Los Odio y Quiero Club, obedecen más a un
regodeo de tener aún más presencia de esta canción en la película… decisión de la
dirección que me parece divertida. En el soundtrack (EMI music) vienen cosas muy rudas y
muy chidas, diría: desde Dios Malos (California) haciendo un “sueño” de cover de “Sueño de
amor” de la Sonora Dinamita con Toñita, hasta Devendra Banhart haciendo un cover de “Mi
Rudo y Cursi, una película de Carlos Cuarón
19 de 56
Lindo Cihuatlán” de la Banda Agua Escondida.
Visión del Diseñador de Producción - Eugenio Caballero
Lo mas cursi fue la delicia de trabajar con … viejos colaboradores, amigos de hace años,
creadores a los que respeto y quiero mucho. Creo que eso se refleja en la pantalla.
Desde un principio una de los temas que conversamos mucho era las diferencias entre el
mundo rural, el urbano y el mundo del fútbol. Estos distintos mundos tenían que reflejar el
viaje emocional de los personajes. La gama de color y los materiales que utilizamos para los
sets va cambiando conforme dejamos el pueblo y nos vamos adentrando en la ciudad y en la
aventura del fútbol. Para el entorno rural, nos decantamos por colores que tienen que ver
con la tierra, con las plantaciones de plátano, con la madera, los colores claros. Con esto
interpretamos la calidez del entorno rural, con carencias pero digno; mientras en la ciudad
utilizamos grises, concreto, superficies reflejantes, texturas oscuras y tonos fríos para
ahondar la hostilidad de esta ciudad a los recién llegados. El mundo del fútbol es un mundo
aparte. En él tratamos de seguir los códigos visuales de ese mundo, el del fútbol real.
Fuimos al estadio, investigamos sobre los escudos, sobre el uso de publicidad en los
uniformes y en los estadios, sobre los artículos que venden los ambulantes relacionados con
los equipos, sobre cómo y en dónde se concentran los jugadores antes de los partidos, cómo
son los vestidores y las canchas de entrenamiento. Los colores intensos, que nunca vemos
en otro momento de la película, cobran gran importancia. Te ubican y dan credibilidad.
Aunque la estética de la película es de tono realista, el guión planteaba algunas
secuencias en las que podíamos interpretar la realidad con una atmósfera "enrarecida" o
hasta "absurda" como el caso del video de Tato. Este video esta basado en muchos videos
que existen y que pasan todo el día en los canales de música grupera. Así que … no es mas
que nuestra interpretación de lo que realmente existe, y que en muchos casos supera
nuestra osadía.
Otros dos sets en los que podíamos "fantasear" un poco mas fueron el taller
mecánico y el casino clandestinos. Ambos están diseñados para dos momentos importantes
en el viaje de Beto. El primero es un entorno hostil, la pelea de gallos , los coches destruidos
y los personajes que lo rodean. Es en esta secuencia, en la que él se está hundiendo en este
entorno, que su hermano Tato juega por primera vez y se consagra como un gran jugador.
Así que el contraste no puede ser mayor, también la distancia entre ellos. El casino es el
entorno ideal para que Beto se pierda, el brillo del oropel, la adrenalina del juego, y todo
Rudo y Cursi, una película de Carlos Cuarón
20 de 56
matizado por un entorno en apariencia inofensivo y seductor, diametralmente opuesto a lo
que Beto conoce.
Evidentemente buscamos que los sets y el vestuario reflejaran las distintas
personalidades de los personajes, (que) nos contaran mas de su historia. El vestuario de
Beto durante toda la película mantiene algo del pueblo. Algo lo hace poco armónico, la ropa
de la ciudad no le sienta bien. Su estilo es mas severo que el de Tato, cuyo vestuario es mas
estridente, tanto en la modestia del pueblo como en la ciudad. Los sets reflejan también la
situación de la familia. La casita de Beto es la mas alejada de la casa de la madre, está
construida en bloc gris pero no está terminada (reflejo de su afición al juego), y la casa de
Tato está construida de lámina y madera de segunda, refleja que es mas holgazán y
geográficamente está mas cerca de la casa de la madre, indicando que el es el hijo
consentido.
Uno de los retos mas grandes fue que el espectador creyera que los dos equipos de
fútbol existen en realidad. Para lo cual no solo se escogieron los colores y se diseñaron los
uniformes, sino en base a la investigación realizada se crearon escudos, uniformes de juego,
uniformes de entrenamiento, pants deportivos, uniformes de los entrenadores, camisetas
para los aficionados, banderas de distinta índole, trapos con frases a los jugadores,
trompetas, tambores y matracas, maletines deportivos, balones, uniformes de los equipos
contrarios, publicidad de marcas imaginarias (de cerveza, bebidas energéticas, bancos, etc.)
que utilizamos para vestir el estadio y para las vallas que se encuentran alrededor de la
cancha, inventamos prensa deportiva y titulares que hablaran de nuestros personajes.
Dotamos a los equipos de una historia y una imagen corporativa, canchas de entrenamiento
y instalaciones de club, vestidores y regaderas. Ahondamos las distintas condiciones
económicas entre ambos equipos. Es decir, tratamos de creernos que esos dos equipos eran
parte del imaginario colectivo que es el fútbol en nuestros días.
Visión del Editor - Alex Rodríguez (Rudo)
Definitivamente, pertenezco a la escuela de los rudos,
pero tengo un lado bien cursi también.
Originalmente, lo que me llamó la atención del proyecto era reunirnos a trabajar Carlos,
Gael, Diego, Alfonso y yo, juntos otra vez. Y sí es como trabajar con hermanos, te quieres y
te peleas igual.
En cuanto al ritmo de la edición de Rudo y Cursi, todo empieza con planos más
largos, situaciones que te tomas el tiempo de verlas y vivirlas; mientras más te acercas al
Rudo y Cursi, una película de Carlos Cuarón
21 de 56
final, más se acelera todo y entras en una espiral donde hay un montaje paralelo entre
ambos hermanos.
Mientras editamos nos la pasamos muy bien. Hubo momentos intensos y horas muy
largas, como siempre, pero lo más difícil fue perseguir a los productores que andaban
desperdigados por el mundo; a veces había que estar despierto en la mañana, otras en la
noche…
Empecé a trabajar durante la filmación de la película armando algunas secuencias
que ya estaban listas. Se las enseñé a Carlos y le gustaron. Terminé el primer armado
completo a las dos o tres semanas de que concluyó el rodaje; de ahí Carlos se sentó
conmigo y le dimos una segunda pasada. La vieron los productores, hicimos ajustes, se
volvieron a filmar ciertas secuencias o pedazos de secuencia para mejorar la historia y de
ahí volvimos a editar, que fue la parte más intensa, reajustando las últimas tomas para
asegurarnos de que la película estaba funcionando como fue visualizada.
Visión del Director de Reparto - Manuel Teil (Rudo)
Vi a más de 400 personas bajo la lente de la cámara
y fue un proceso mucho más rudo que cursi.
El reto para castear Rudo y Cursi fue el de cualquier guión que está muy bien escrito y
estructurado —sobre todo éste que tenía cincuenta y tantos personajes—. Fueron más de
cuatro meses de casting exhaustivo e intensivo, en México y Guadalajara.
Con Carlos he trabajado más de siete veces, ya conozco su forma de trabajar: lo que
acepta y lo que deshecha. Realicé una lectura exhaustiva del guión viendo más allá del texto
y del subtexto para encontrar los perfiles exactos que el director me estaba requiriendo.
El momento más rudo fue cuando Carlos me invitó a asistir a una cena como actor de
la película. Yo no soy actor y me gustan las películas. Estar frente a una cámara de cine
profesional, con actores y el director y el set completo me impone mucho y me doy cuenta de
que no tengo la suficiente paciencia para ser actor. Fue una escena que se repitió como
quince veces por el afán de meticulosidad del director y yo estaba a punto de gritar.


















ADAM KIMMEL (Director de Fotografía)
Addam Kimmel inició su carrera en 1978, cuando a la edad de 17 años trabajó como
asistente con el director de fotografía Michael Chapman en la película The Wanderers y
después en Raging Bull de Martin Scorsese, y con Ralf Bode en Dressed to Kill de Brian de
Palma. Fue admitido a la International Photographers Union en 1980.
Posteriormente trabajó como asistente de cámara en numerosas películas y luego
como camarógrafo y director de comerciales y videoclips, antes de ser Director de Fotografía
de su primera película, Me and the Mob con Sandra Bullock en 1991.
En los dos años siguientes, trabajó con el director Ted Demme en las cintas Who’s
the Man? y The Ref, protagonizada por Denis Leary, Kevin Spacey y Judy Davis. Después
realizó New Jersey Drive y posteriormente la película Bed of Roses, estelarizada por
Christian Slater y Mary Stuart Masterson.
En 1996, volvió a trabajar con Ted Demme en Beautiful Girls, protagonizada por Uma
Thurman y Matt Dillon. Después realizó Almost Heros con Chris Farley y Mathew Perry, y
posteriormente Monument Ave. con Denis Leary y Martin Sheen, nuevamente bajo la
dirección de Demme.
En el 2000, trabajó en la cinta Jesus’ Son de Alison Maclean. Después en Auggie
Rose de Mathew Tabak, protagonizada por Jeff Goldbloom y Anne Hesche. Posteriormente
en Chrystal de Ray McKinnon, con Billy Bob Thornton y Harry Dean Stanton, cinta que
Rudo y Cursi, una película de Carlos Cuarón
39 de 56
participó en el Sundance Film Festival 2004.
En el 2005, realizó la exitosa película Capote de Bennett Miller, estelarizada por
Philip Seymour Hoffman, por la cual fue nominado a un Independent Spirit Award por Mejor
Cinematografía. Posteriormente trabajó en la cinta Lars and the Real Girl de Craig Gillespie.
Adam Kimmel también ha sido director de fotografía de varios cortometrajes y ha
trabajado en programas de televisión en vivo. Es miembro del Directors Guild of America, de
la American Society of Cinematographers y de la Academia Norteamericana de Artes y
Ciencias Cinematográficas.
EUGENIO CABALLERO (Diseño de Producción)
Nacido en la Ciudad de México, Eugenio estudió Historia del Arte e Historia del Cine en la
Universidad Estatal de Florencia, Italia, entre 1989 y 1991. Más tarde, estudió escenografía
en la escuela del Instituto Nacional de Bellas Artes, en México.
Como Diseñador de Producción, ha trabajado de la mano de directores de gran
renombre haciendo comerciales y videoclips para las casas de producción más prestigiosas
del país. Asimismo, se le otorgó un Premio MTV por la Dirección de Arte del vidoeclip
“Chilanga Banda” y fue nominado por “Cómo te extraño” de Café Tacuba. También se ha
hecho acreedor a premios de publicidad en 1999, 2002 y 2003.
En el mundo del cine, comenzó como asistente de dirección de arte en más de 10
filmes, entre ellos Romeo+Juliet (Baz Luhrmann, 1996). Más adelante fue Diseñador de
Producción de los siguientes largometrajes: Santitos (Alejandro Springall, 1998) que ganó
Mejor Dirección de Arte en el Festival Gramado en Brasil y en el Festival de Cartagena y
recibió una nominación al Ariel; Seres humanos (Jorge Aguilera, 2000) que igualmente fue
nominada al Ariel; Asesino en serio (Antonio Urrutia, 2002); Zurdo (Carlos Salces, 2003)
acreedora en el 2004 al Ariel a la Mejor Dirección de Arte; Crónicas (Sebastián Cordero,
2004) nominada y ganadora de varios Premios Ariel y en los festivales de Guadalajara,
Cartagena, San Sebastián y Sundance, así como presentada en la sección “Un Certain
Regard” del Festival de Cannes en 2004.
En 2005, trabajó como Diseñador de Producción en la multipremiada cinta de
Guillermo del Toro, El laberinto del fauno (2006), haciéndose acreedor al Oscar por Mejor
Logro en la Dirección de Arte, al Ariel de Oro por la Mejor Dirección de Arte, al premio a la
Excelencia en Diseño de Producción de Arte del Gremio de Directores de Arte y, en los
premios de la Asociación de Críticos de Cine de Los Angeles, a la presea LAFCA por Mejor
Diseño de Producción. También fue nominada al Goya en España, al premio Satellite y a un
BAFTA en el Reino Unido.
Rudo y Cursi, una película de Carlos Cuarón
40 de 56
En 2006, diseñó el tercer filme de la saga Resident Evil, Resident Evil: Extinction. En
el presente año, Eugenio ha trabajado con Jim Jarmusch y el director de fotografía
Cristopher Doyle en The Limits of Control, y en el más reciente filme de Sebastian Cordero,
Rabia. Ambos proyectos están en la etapa de post-producción.
Es miembro activo de AMPAS (Academy of Motion Picture Arts and Sciences),
miembro del comité de votación de la Academia Mexicana de Cinematografía y miembro del
Art Directors’ Guild.
MARTÍN HERNÁNDEZ (Diseño de Sonido)
Martín Hernández nació en la Ciudad de México en 1964. Tras algunos años de memorable
trabajo en radio, volvió su atención y talento al cine, donde ha sido el responsable de diseñar
el ambiente sonoro de más de veinticinco películas. Su primer crédito fue Amores perros de
Alejandro González Iñárritu, que le valiera el Ariel al Mejor Sonido, sumándolo a los múltiples
premios y nominaciones de la cinta —entre ellos el Premio de la Semana de la Crítica en
Cannes y una nominación al Oscar por Mejor Película Extranjera.
Después trabajó en el filme brasileño Ciudad de Dios de Fernando Meirelles y Katia
Lund, por el cual ganó el Golden Reel Award de la Motion Picture Sound Editors, y el ABC
Cinematography Award, ambos en Estados Unidos. Posteriormente, volvió a trabajar con
González Iñárritu en la cinta 21 Grams, protagonizada por Sean Penn y seleccionada en el
Festival de Cine de Venecia. Su siguiente proyecto fue la ópera prima Crónicas de Sebastián
Cordero, producida por Alfonso Cuarón y estelarizada por Damián Alcázar y John
Leguizamo, y posteriormente trabajó en Voces inocentes de Luis Mandoki, que formó parte
de la Selección Oficial del Festival de Cine de Berlín. Su trabajo en ambas películas recibió
nominaciones al Ariel por Mejor Sonido.
Después hizo Nine Lives de Rodrigo García, Selección Oficial del Sundance Film
Festival 2005. Ese mismo año participó en el documental Toro negro, y en el largometraje
Sangre de Amat Escalante. También en la multipremiada cinta Batalla en el cielo de Carlos
Reygadas, Selección Oficial en los festivales de Cannes, Toronto y Sundance.
En 2006 volvió a colaborar con González Iñárritu en la película Babel, que ganara
Mejor Director en Cannes y el Globo de Oro por Mejor Película, entre múltiples premios y
nominaciones. El trabajo de Martín Hernández le valió nominaciones por Mejor Sonido de los
premios BAFTA, Golden Reel y Satellite. Posteriormente, trabajó en la aclamada cinta El
laberinto del fauno de Guillermo del Toro, por la cual ganó un Premio Goya al Mejor Sonido y
fue nuevamente nominado para los Ariel, BAFTA y Golden Reel.
Rudo y Cursi, una película de Carlos Cuarón
41 de 56
Otros de sus créditos incluyen las películas Cobrador: In God We Trust de Paul
Leduc, Malos hábitos de Simón Bross, Déficit, ópera prima de Gael García Bernal, y Luz
silenciosa donde volvió a colaborar con el director Carlos Reygadas. En el 2008 trabajó
nuevamente con Guillermo del Toro en Hellboy II: The Golden Army, y también con Roberto
Sneider en la taquillera cinta mexicana Arráncame la vida. Actualmente trabaja en diversos
proyectos.
FELIPE PÉREZ SANTIAGO (Música Original)
Felipe Pérez Santiago nació en la Ciudad de México en 1973. Obtuvo su título en
Composición Musical en el Centro de Investigación y Estudios de la Música en la Ciudad de
México y el Diploma en Teoría Musical de la Escuela Real de Música de Londres; logró el
Diploma en Composición Contemporánea (con honores) en el Conservatorio de Rotterdam
en Holanda e hizo la Maestría en Música Electroacústica en esta misma institución.
Ha fungido como Compositor Residente en distintas instituciones y países como
Holanda, Alemania, Francia, Estados Unidos y Polonia. Actualmente posee la doble
residencia en los estudios de la Universidad Pompeu Fabra en Barcelona y el Estudio para
Música Electro-Instrumental en Amsterdam.
Ha sido ganador de varios premios y becas internacionales entre las que se pueden
contar la del Fondo Nacional para las Artes en México, el Premio Residente del Instituto de
Música Electroacústica en Francia, el Premio en Composición del Cuarteto Kronos y el
Premio de Distinción en la “Competencia Música para Danza” de la Fundación Onassis en
Grecia, además de diversos fondos culturales en Holanda.
Ha trabajado con conjuntos de renombre internacional como el Coro de Cámara de
Holanda, la Orquesta Filarmónica de Rotterdam, el Coro de Cámara de Madrid, el Octeto de
Chelo Conjunto Ibérico, el Cuarteto para Saxofón Blindman y el Cuarteto Kronos, entre otros.
Su trabajo incluye música para danza y ha colaborado con compañías como
Prototype Status en Suiza, Ballettheater Muenchen en Alemania, Scapino en Holanda,
Thomas Noone Dance en España y Norrdans en Suecia.
Otro aspecto de su trabajo incluye la composición para películas cinematográficas.
Antes de Rudo y Cursi, compuso la música original de la serie de cortometrajes Postdata en
Argentina y del filme Postales de Leningrado de Mariana Rondón en Venezuela.
La música de Felipe Pérez Santiago ha sido comisionada y tocada en más de 30
países, incluyendo salas de conciertos como el Tchaikovsky Hall en Moscú, el Theatre de la
Ville en París, el Palacio de Bellas Artes en México, el Sydney Opera House, el Staatstheater
de Munich y el Carnegie Hall en Nueva York.
Rudo y Cursi, una película de Carlos Cuarón
42 de 56
ANNETTE FRADERA (Supervisora Musical)
Annette Fradera es originaria de San Antonio, Texas, y tiene basada su empresa y sus
oficinas en la Ciudad de México. Obtuvo un bachillerato en música de The Royal School of
Music en el Reino Unido. Dirige la empresa Musicomedia desde 1986.
Por más de veinte años ha colaborado en teatro con la Compañía Nacional de Teatro
(INBA), Teatro de la UNAM y sobre todo en teatro independiente con directores como Jesusa
Rodríguez, Enrique Singer, Harold Clemens, Ionna Weisberg, Sabina Bergman y Ludwig
Margules. Fundadora del sello independiente Discos Cabaret (1990-2000) desde el cual
produjo a varios artistas independientes como Astrid Hadad, Eugenia León y la agrupación
Los Cojolites (que participaron en el filme Frida), también ha diseñado, dirigido y producido
proyectos especiales para BMG, Televisa, TV Azteca, Argos Televisión, Hannover 2000,
Summerstage at Central Park (N.Y.), APEC 2002 y WOMAD 2002, entre otros.
Especializada en música mexicana y latina para cine, particularmente en música de
época de la frontera de México con Estados Unidos, obtuvo una beca Rockefeller para
profundizar en la investigación de la música de la frontera. Es creadora del proyecto de
educación jurídica para jóvenes cineastas titulado ¡Música en Corto!, y de un programa piloto
de música de Texas para cine (Texas Music for Film) con sede en Austin, Texas.
Productora musical, consultora, supervisora musical para cine y TV, desde su oficina
se atienden asuntos legales y jurídicos de música para cine y televisión, derechos de autor,
publishing, A&R (artistas y repertorio), e investigación musical, así como diseño, desarrollo y
producción de proyectos especiales y espectáculos.
De su filmografía, se pueden destacar las cintas Como agua para chocolate de
Alfonso Arau, Sexo, pudor y lágrimas de Antonio Serrano, Perfume de violetas de Marise
Sistach, Y tu mamá también de Alfonso Cuarón, Once Upon a Time in Mexico de Robert
Rodriguez, Crónicas de Sebastián Cordero, Los tres entierros de Melquiades Estrada de
Tommy Lee Jones, Año uña de Jonás Cuarón, Purgatorio de Roberto Rochín, y El viaje de
Teo de Walter Dohener.
También realizó la investigación, producción y supervisión musical de películas como
El cometa, Demasiado amor, El jardín del Edén, Jonás y la ballena rosada y Entre Pancho
Villa y una mujer desnuda. De igual manera, ha colaborado en documentales como Born
Without de Eva Norvind y The Ballad of Ezequiel Hernandez de Kirian Fitzgerald.
Rudo y Cursi, una película de Carlos Cuarón
43 de 56
ALEX RODRÍGUEZ (Editor)
Este editor francomexicano (su madre es francesa) empezó en la edición por casualidad.
Después de pasar varios años trabajando en televisión, se pasó a editar películas en México
como asistente. Cuando terminó la primer película como editor conoció a Alfonso Cuarón,
con quien trabajó como asistente de edición en Y tu mamá también, pero en la que terminó
compartiendo el crédito de editor con Alfonso.
Continuó editando algunas películas mexicanas, pero se fue a Londres para trabajar
en Harry Potter y el prisionero de Azkabán, también con Alfonso, en donde repite
compartiendo créditos como editor asociado.
Su siguiente trabajo fue Children of Men, película por la cual recibió una nominación
al Oscar, experiencia que describe como “una aventura muy divertida y un poco
extravagante”.
Lleva cinco años viviendo en Londres, “pero trabajo en donde sea, a donde me lleve
el viento. Iría a Hong Kong si me llevaran”.
Su más reciente trabajo fue con el director Jean-Baptiste Léonetti en Carré Blanc en
Francia.
MANUEL TEIL (Director de Reparto)
Manuel Teil nació en Barcelona, España en 1957. Estudió Ciencias de la Información en la
Universidad de Bellaterra, y ha trabajado como periodista cinematográfico y maestro de cine
en España y México. Vive en la Ciudad de México, donde ha sido el Director de Reparto de
más de cincuenta largometrajes nacionales y extranjeros, además de proyectos de teatro y
televisión. Su primera película fue Sobrenatural de Daniel Gruener en 1995. Después trabajó
en La primera noche de Alejandro Gamboa, El evangelio de las maravillas de Arturo Ripstein
y La paloma de Marsella de Carlos García Agraz. Volvió a trabajar con Ripstein en su
adaptación de la novela de Gabriel García Márquez El coronel no tiene quién le escriba, y
con Gamboa en La segunda noche.
En 1999 hizo Amores perros de Alejandro González Iñárritu, trabajo que lo llenara de
satisfacción por el prestigio internacional que alcanzó la cinta y por la revelación de Gael
García Bernal en la pantalla grande. Ese mismo año participó en Así es la vida de Ripstein, y
al año siguiente en el éxito internacional Y tú mamá también de Alfonso Cuarón, con Gael
García Bernal al lado de Diego Luna. También en el 2000 trabajó en El gavilán de la sierra
de Juan Antonio de la Riva, Escrito en el cuerpo de la noche de Jaime Humberto Hermosillo,
En el tiempo de las mariposas de Mariano Barroso y Un mundo raro de Armando Casas. El
año siguiente en Vivir mata de Nicolás Echeverría, El Tigre de Santa Julia de Alejandro
Rudo y Cursi, una película de Carlos Cuarón
44 de 56
Gamboa, Once Upon a Time in Mexico de Robert Rodriguez y La Virgen de la Lujuria de
Arturo Ripstein.
Al año siguiente, Manuel Teil participó en varias cintas, de las que se destaca 21
Grams de González Iñárritu. Después trabajó en cintas como Spanglish de James L. Brooks,
Man on Fire de Tony Scott, Cero y van cuatro de Carrera, Gamboa, Sariñana y Serrano,
Conejo en la luna de Jorge Ramírez Suárez y Fuera del cielo de Javier Patrón Fox. En 2004
hizo The Three Burials of Melquiades Estrada de Tommy Lee Jones, y volvió a colaborar con
González Iñárritu en la aclamada película Babel. Posteriormente trabajó en cintas como
Morirse está en hebreo de Alejandro Springall, Searching for Everardo de Edoardo Ponti, La
otra mirada de Patricia Arriaga, Carnaval de Sodoma de Ripstein, Niñas mal de Fernando
Sariñana y la exitosa La misma luna de Patricia Riggen.
Entre sus créditos más recientes se cuentan Los siete magníficos de Fernando
Sariñana, Violonchelo de Alfonso Pineda, Bajo la sal de Mario Muñoz, Erótica de Fernando
Sariñana y Carlos Bolado, Navidad, S. A. de Fernando Rovzar, High School Musical de
Eduardo Ripari y Salvando al Soldado Pérez de Beto Gómez.
Rudo y Cursi, una película de Carlos Cuarón
45 de 56
CHA CHA CHÁ (Compañía Productora)
Tres de los más aclamados cineastas del mundo —Alfonso Cuarón, Guillermo del Toro y
Alejandro González Iñárritu— formaron una sociedad única de producción cinematográfica
llamada Cha Cha Chá. La compañía tiene como socio a Universal Pictures y su división
especializada Focus Features International en ventas internacionales y distribución por cinco
películas por realizarse. Rudo y Cursi es el primer proyecto de este acuerdo.
FOCUS FEATURES (Compañía Productora)
Focus Features es una compañía de producción, financiamiento y distribución mundial de
películas cinematográficas que ha adquirido el fuerte compromiso de llevar a la pantalla
grande las historias más originales de los directores de cine más innovadores del mundo.
Los lanzamientos cinematográficos de Focus Features incluyen Eastern Promises de
David Cronemberg, que se hizo acreedora al Premio del Público durante el Festival
Internacional de Cine de Toronto en el 2007; Reservation Road dirigida por Terry George y
estelarizada por Joaquin Phoenix, Mark Ruffalo, Jennifer Connelly y Mira Sorvino; De Joe
Wright, Atonement con las actuaciones de James McAvoy, Keira Knightley y Romola Garai;
la fantasía épica animada 9 de Shane Acker, estelarizada por Elijah Wood y Jennifer
Connelly; el filme de animación cuadro-por-cuadro Coraline, dirigida por Henry Selick y
protagonizada por Dakota Fanning y Teri Hatcher; de Martin McDonagh In Bruges con las
actuaciones de Colin Farrell, Brendan Gleeson, y Ralph Fiennes; el filme Miss Pettigrew
Lives for a Day dirigida por Bharat Nalluri, estelarizada por Frances McDormand y Amy
Adams; el thriller de inmigración de Cary Fukunaga titulado Sin Nombre; de los hermanos
Cohen, Burn After Reading protagonizada por George Clooney, John Malkovich, Frances
McDormand, y Brad Pitt; la y ganadora del León de Oro por Mejor Película en el Festival
Internacional de Cine de Venecia 2007, Lust, Caution de Ang Lee.
Focus Features forma parte de NBC Universal, una de las empresas de medios y
entretenimiento líderes en el desarrollo, producción y mercadotecnia de entretenimiento,
noticias e información enfocada a un público global. Creada en mayo de 2004 tras la
combinación de NBC y Vivendi Universal Entertainment, NBC Universal es dueña y opera un
significativo portafolio de cadenas de entretenimiento y noticias, una empresa líder en
películas cinematográficas, una operación de alta relevancia en la producción televisiva, un
grupo líder de estaciones de televisión y una reconocida cadena de parques de
entretenimiento. General Electric y Vivendi comparten la propiedad de NBC Universal en un
porcentaje de 80% y 20% respectivamente.
Rudo y Cursi, una película de Carlos Cuarón
46 de 56
DOUBLE NEGATIVE (Efectos Visuales)
Double Negative es una empresa especializada en efectos especiales localizada en el
corazón de Soho en la ciudad de Londres. Fue establecida en 1998 con un equipo de 30
personas. Desde entonces, la empresa ha crecido exponencialmente y ahora cuenta con
más de 450 personas en su equipo diario de trabajo. A lo largo de su crecimiento, y en todos
sus proyectos, siempre ha hecho énfasis en conservar el empuje y la participación creativa
de los artistas, asegurando que se tenga una colaboración cercana con todos los clientes.
Este enfoque asegura que tanto las películas grandes como las pequeñas reciban el mismo
alto estándar de servicio técnico y creativo.
A lo largo del ultimo año, Double Negative ha completado proyectos que incluyen
Hellboy II: The Golden Army, The Dark Knight, Cloverfield, Atonement, The Duchess,
Franklyn, Miss Pettigrew Lives for a Day, The Edge of Love, Doomsday, The Boy in Striped
Pyjamas y Quantum of Solace. Actualmente están en producción Harry Potter and the Half-
Blood Prince, The Green Zone, The Soloist, The Boat that Rocked, Hippie Hippie Shake,
Fast and Furious 4, The Reader, Prince of Persia: Sands of Time, The Wolf Man, Angels and
Demons, 2012 y Kick-Ass.
Otros de sus créditos incluyen: Atonement, Harry Potter and the Order of the Phoenix,
The Bourne Ultimatum, Love in the Time of Cholera, The Magic Flute, Stranger than Fiction,
The Da Vinci Code, Children of Men, World Trade Center, United 93, Casino Royale,
Kingdom of Heaven, Batman Begins, Pride & Prejudice, Harry Potter and the Goblet of Fire,
V for Vendetta, Chronicles of Riddick, Agent Cody Banks II: Destination London, Harry Potter
and the Prisoner of Azkaban, Alien vs. Predator, Bridget Jones: The Edge of Reason, Laws
of Attraction, Resident Evil: Apocalypse, Finding Neverland, Tomb Raider II, Bugs, Cold
Mountain, The Hours, Johnny English, Die Another Day, Captain Corelli's Mandolin, Bridget
Jones' Diary, Nutty Professor II, Tailor of Panama, Billy Elliott, High Fidelity y Mission
Impossible II.
DELUXE TORONTO (Postproducción)
Deluxe fue fundada en 1915 por William Fox, quien creó la Fox Film Corporation en Fort Lee,
Nueva Jersey. En 1919, Fox Film Corporation abrió sus estudios en Hollywood sobre las
calles de Sunset y Western. El Laboratorio Deluxe fue construído en el lado sur del predio
(Fernwood y Serrano) en donde hasta la fecha continúa operando en Hollywood. El plan
original consistía en un edificio con facilidades para procesar la película y crear copias, pero
Rudo y Cursi, una película de Carlos Cuarón
47 de 56
se ha ido extendiendo hasta crear una planta de manufactura de gran capacidad que es uno
de sus varios laboratorios cinematográficos en el mundo. La presencia de Deluxe en estos
puntos estratégicos le permite acelerar la manufactura y el envío de copias cinematográficas
para clientes que requieren un gran volumen de las mismas para su estreno en un día y
fecha específicos.
Deluxe ha evolucionado de la mano de la tecnología digital para las industrias del
cine y la televisión. La empresa es líder en la industria en lo referente a paquetes de cine
digital para salas cinematográficas. Cuenta con un proceso de internegativo digital de
primera calidad en su división EFILM, cuyas oficinas principales se encuentran en
Hollywood, que provee soluciones integrales desde telecine de alta definición para las tomas
diarias hasta el proceso de masterización en video. Deluxe Digital Studios crea contenidos
en DVD y Blu-ray para su lanzamiento al mercado internacional, ofrece Servicios Creativos,
Venta Electrónica (ETS) y cuenta con la red más grande para la creación de subtítulos.
Una vez que se crean los materiales para el cliente, Deluxe cuenta con una red de
transporte que facilita la entrega de la película y copias digitales a las salas de cine, una
división de asistencia integral que da servicio a las divisiones de mercadotecnia de los
estudios cinematográficos y cadenas televisivas a nivel mundial, así como un grupo de
consultoría que propone soluciones electrónicas de negocio directo para llevar el producto
terminado al consumidor final a través de las herramientas de la nueva tecnología.
El laboratorio cinematográfico y servicios de post-producción de Deluxe tiene oficinas
en Hollywood, Burbank y muchas otras localidades: Toronto, Londres, Roma, Barcelona,
Madrid y Vancouver. Deluxe planea abrir una planta cinematográfica y digital de servicios
integrados en Nueva York. Deluxe Digital Studios se encuentran en Burbank (CA), Moosic
(PA), Londres, Montreal, Bangalore y Florencia.
Desde 1943, Deluxe ha sido galardonado con numerosos premios, entre los cuales
se cuentan 10 premios Oscar a la Excelencia Técnica.
NoLoCuentes.com