Visión del Reparto
Gael García Bernal (Rudo) — “Tato ‘El Cursi’ Verdusco”
Diego Luna (Cursi) — “Beto ‘El Rudo’ Verdusco”
Rudo y Cursi, una película de Carlos Cuarón
22 de 56
Trabajar con Diego y Gael significa ahorrarse 25 años de ensayo, porque se
conocen desde hace 25 años y tienen una comunicación telepática.
—Alfonso Cuarón
[GGB:] En realidad los dos personajes traen una dualidad tremenda. De algún modo, todo
puede ser catalogado como rudo o como cursi. Me parece que el Cursi acaba siendo más
rudo que el Rudo. Lo que lo convierte en cursi es que le gusta la música, la pasión y la
magia. Quiere figurar, ser alguien, ir a ganar dinero, ganarse el cariño de la madre, dejar de
ser platanero y —lo que más quiere— salir a cantar. Quiere ser famoso cantando. Por otro
lado juega muy bien al fútbol, tiene todo el talento para eso pero no tiene la pasión. Fue muy
divertido jugar con esos elementos.


















[DL:] Me tardé en encontrar al personaje y las referencias para armarlo. Me sirvió mucho un
viaje que hicimos a Cihuatlán (Jalisco), donde conocimos a los acarreadores que trabajan en
el rancho platanero. Nos contaron cómo eran sus días y entendimos muy bien de dónde
venían los personajes. Fue vital identificar la base del personaje, encontrar el tartamudeo, la
inseguridad, que nace de la constante lucha por la aceptación de su madre, porque Beto
siente que la mamá nunca lo reconoce. Es un tipo que tachan de rudo pero que en realidad
es un ser muy amoroso y simplemente tiene una debilidad: el juego, la adrenalina. Es bien
distinto a todo lo que había hecho antes; fue emocionante ponerse en sus zapatos porque
todo lo vive muy intensamente.
[GGB:] El futbol es una gran plataforma para poder encontrarle metáforas a la vida desde
cualquier ángulo. Además me divierte mucho el drama, ver los partidos que son una batalla
perfecta. Para el papel tuvimos que entrenar. No sólo nos sirvió para tener ciertas
habilidades con el balón, que casi no sale, sino que más bien necesitábamos parecer
futbolistas y sirvió para eso. También tomé clases de acordeón para aprenderme algunas
canciones, pero sobre todo para familiarizarme con este instrumento que es bastante
complicado, y que espero no dejar nunca porque ya me clavé.
[DL:] Me parece que el futbol es una gran terapia, yo la uso dos veces a la semana y me
hace ser alguien más feliz. Pero nunca había parado. Soy de esos que cierra los ojos cuando
le viene la pelota a la cara. Odio la portería por todo lo que representa: los porteros son
Rudo y Cursi, una película de Carlos Cuarón
23 de 56
seres odiados que cuando hacen bien su trabajo no son reconocidos, hay poco glamour en
la figura del portero. Pero nunca sentí, como en otras películas, que me costara trabajo. No
tenía que poner el despertador, me despertaba solito.
[GGB:] Rudo y Cursi es una historia increíblemente completa y compleja. Siempre quise
trabajar con Alfonso, Carlos y Diego otra vez después de Y tu mamá también. Me llevo todo
lo que viví en la película como patrimonio emocional, desde el primer viaje creativo que era
un rebote entre los cuatro y fue entrañable, hasta la versión final. Me gusta mucho este tipo
de películas en donde no existen ni los malos ni los buenos, donde no se obedece ningún
precepto comercial. Es una película muy libre y honesta. Rara vez trabajas con un guión tan
bueno y con una historia tan divertida y tan fresca; de principio a fin tiene una fuerza muy
particular.
[DL:] Teníamos un guión perfectamente escrito en el cual el arco de los personajes estaba
muy claro. Primero me atrapó como espectador. Es una historia muy poderosa porque todos
tenemos un hermano, ya sea porque nos toca o porque lo elegimos. Con Carlos pasa lo que
con alguien que dirige su primera película en el momento correcto: está más preparado que
cualquier otro porque la historia lleva en su cabeza años y está muy claro con lo que quiere.
A pesar de eso, una vez que está contento con cómo se logran los personajes, nos deja ser.
Ha sido emocionante saber que hay alguien que está esperando que pase algo más,
además de lo que ya está escrito. Todos los días hay espacio para sumar, que como actor
es algo muy enriquecedor.


















GAEL GARCÍA BERNAL (“Tato ‘El Cursi’ Verdusco”)
Empezó su carrera profesional como actor desde niño. Estudió en Londres en la Central
School for Speech and Drama. Debutó en la pantalla grande en Amores perros, de Alejandro
González Iñárritu. Su siguiente película de gran éxito internacional fue Y tu mamá también de
Alfonso Cuarón, actuando al lado de su amigo Diego Luna.
A continuación protagonizó El crimen del Padre Amaro de Carlos Carrera. En
Septiembre de 2004 protagonizó Diarios de Motocicleta, dirigida por el brasileño Walter
Salles. En Noviembre del mismo año participó en La mala educación de Pedro Almodóvar.
En 2006 debuta en los escenarios londinenses interpretando al principal personaje
masculino en Bodas de sangre de Federico García Lorca, además de filmar The King de
James Marsh. Después de esto participa en la tercera película de Alejandro González
Iñárritu, Babel. Además participa como protagonista en The Science of Sleep de Michel
Gondry.
Debuta en el 2007 como director de un largometraje independiente filmado en
México, Déficit. Esta película ha viajado a varios festivales internacionales como Cannes,
Toronto y Río de Janeiro.
En 2005 funda la compañía productora Canana, junto con Diego Luna y Pablo Cruz.
Canana ha producido J.C. Chávez, Cochochi, Déficit y Voy a explotar, actualmente en
postproducción. Dentro de Canana está también el festival de documentales Ambulante, que
viaja alrededor de la República Mexicana.
Filmó con Héctor Babenco El pasado. También participó con Lukas Moodysson en su
película Mammoth, y en Blindness de Fernando Meirelles. Y participó en la obra de teatro
Together, con la compañía Vesturport en Islandia y México.
Rudo y Cursi, una película de Carlos Cuarón
28 de 56
DIEGO LUNA (“Beto ‘El Rudo’ Verdusco”)
Diego Luna ha participado como actor en más de veinticinco películas mexicanas y
extranjeras, entre las cuales destaca su labor en Y tu mamá también de Alfonso Cuarón, por
la cual ganara —junto con Gael García Bernal— el prestigioso Premio Marcello Mastroianni
en el Festival de Cine de Venecia. Su debut como director fue en el 2007 con el documental
Chávez, el cual se estrenó en el Festival de Cine de Tribecca en Nueva York y abarca la vida
del legendario boxeador mexicano Julio César Chávez.
La próxima aparición en pantalla de Diego Luna será en la película Milk de Gus Van
Sant, donde comparte créditos con Sean Penn. De su trabajo en los últimos años, se pueden
destacar las cintas Mr. Lonely del director Harmony Korine, y Fade to Black, que comparte
con Danny Huston, así como las películas en español El búfalo de la noche de la novela de
Guillermo Arriaga, y Sólo Dios sabe del director Carlos Bolado, que también marcaron su
incursión en la producción. Ambas fueron estrenadas en el Festival de Cine de Sundance.
En 2004 participó en la cinta Criminal, producida por la compañía de Steven Soderbergh y
George Clooney, basada en el filme argentino Nueve reinas.
El actor comenzó su carrera profesional en los escenarios a la edad de siete años. A
los doce, debutó en televisión con El abuelo y yo, y desde entonces ha compaginado cine,
teatro y televisión. En los escenarios ha aparecido en producciones como De película,
Comedia clandestina y El cántaro roto, por la cual recibió el Premio de la Asociación de
Críticos de Teatro. Bajo la dirección de Antonio Serrano, interpretó Moliere de Sabina
Berman. También presentó con mucho éxito por más de tres años Las obras completas de
William Shakespeare abreviadas.
Su trabajo en cine, le ha dado la oportunidad de ser reconocido como “multifacético y
exitoso”, gracias a películas como Before Night Falls de Julian Schnabel, Nicotina estrenada
en el Festival de Cine de San Sebastián, Ámbar de Luis Estrada, Un hilito de sangre de
Erwin Neumaier, Un dulce olor a muerte de Gabriel Retes, El cometa de Marisa Sistach y
Todo el poder de Fernando Sariñana. Otras de sus participaciones cinematográficas incluyen
The Terminal de Steven Spielberg, Dirty Dancing: Havana Nights, Open Range de Kevin
Costner, Frida de Julie Taymor protagonizada por Salma Hayek, Carambola, Fidel, Ciudades
oscuras, y Soldados de Salamina del director David Trueba. También ha estelarizado
algunos cortometrajes de estudiantes del CUEC y CCC, entre ellos El último fin de año de
Javier Bourges, merecedor del Oscar al Mejor Cortometraje Estudiantil en 1991.
NoLoCuentes.com