Dolores Heredia (Cursi) — “Elvira”
Me hablaron del proyecto y Carlos quiso que hiciera un casting porque tenía la preocupación
de cuánto podría moverme —no sólo a nivel emocional sino físicamente— para hacer el
personaje, ya que representaba interpretar a la madre de dos chicos no tan chicos. El primer
casting fue junto con Gael y Diego, fue muy divertido. Todos estábamos raros, buscándole
por dónde llegarle al personaje. La cabeza del director siempre es un misterio; me hizo una
segunda prueba que yo no creía necesaria, porque me sentía capaz de hacer el papel y
tenía muchas ganas de hacerlo. Desde el inicio él tenía una idea clara de la caracterización
que quería y eso fue lo que más me atrajo: había que caracterizar a una mujer
completamente diferente a mí.
También me gustó mucho el guión, porque estoy acostumbrada a participar en
películas intensas con temas muy profundos y densos. Esta película no tiene un tema de
cortarse las venas pero toca el tema de la fuerza de hermandad desde todos los puntos de
vista —hasta esas combinaciones raras que luego se dan entre hermanos: competenciaenvidia,
amor-odio—, el de tener muchos hermanos de papás diferentes de una mamá
relativamente joven y de cómo se crea un núcleo familiar con esos elementos. Por último,
sinceramente, hacer algo de Carlos me latía particularmente.
Rudo y Cursi, una película de Carlos Cuarón


















Elvira es un personaje muy rico; si fuera una obra de teatro sería feliz de poder
representarlo todas las noches. Tiene una gran libertad, es como el horizonte mismo: es una
mujer de pueblo, sincera, y al mismo tiempo con miles de artimañas. Ha tenido ocho hijos, un
montón de maridos y todavía está buscando al amor de su vida. Creo que es una mezcla de
muchas de mis tías que son de Sinaloa. Recuerdo que me inspiré en el mandilismo y en
tener esta apariencia de que acaban de salir de la cocina y están dispuestas a volver a ella
en cualquier momento. Carlos ya la tenía muy visualizada. Quería el cabello teñido, y hubo
que buscar qué productos sí me podía poner para el color porque estaba embarazada
(durante el rodaje cumplí seis meses). Me aclararon el pelo con un “delicioso” rojo
anaranjado amarillo. Fue sorprendente cómo al estar frente al espejo no me acostumbraba
verme a mí misma así.
Me gustó trabajar con Carlos, me sentí muy acompañada, bien dirigida y
apapachada por él. Diego y Gael son encantadores. Y fue una experiencia hermosísima
trabajar con los demás hijos que no eran actores porque entendieron el juego dramático
rapidísimo y me recordaron cosas primarias que ya había olvidado y que son las que
sustentan nuestro trabajo.


















DOLORES HEREDIA (“Elvira”)
La actriz Dolores Heredia ha participado en numerosas producciones de cine, teatro y
televisión tanto en México como en el extranjero. Su primer largometraje fue Pueblo de
madera de Juan Antonio de la Riva, en 1990. Después trabajó en las películas para
televisión Pueblo viejo de Carlos García Agraz y Disparen a matar de Gabriel Retes.
Posteriormente volvió a trabajar con Retes en el largometraje La mudanza, de la obra de
Vicente Leñero. También participó en Desiertos mares de José Luis García Agraz, The
Wrong Man de Jim McBride y Vagabunda de Alfonso Rosas Priego.
En 1995 hizo el papel de Lucero en la adaptación de Roberto Sneider de Dos
crímenes de Jorge Ibargüengoitia, al lado de Damián Alcázar, por el cual recibió su primera
nominación al Ariel a la Mejor Actriz. Su siguiente trabajo fue la cinta En el aire de Juan
Carlos de Llaca, y luego la coproducción sueca-mexicana-danesa La hija del puma de Asa
Faringer y Ulf Hultberg sobre el conflicto armado en Guatemala en los años ochenta.
En 1999 protagonizó Santitos de Alejandro Springall, por el cual recibió su segunda
nominación al Ariel y ganó Mejor Actriz en los festivales de Amiens y Cartagena. Su
siguiente trabajo fue De la calle de Gerardo Tort, seguido por Ciudades oscuras de Fernando
Sariñana, y la coproducción México-Colombia-España de La historia del baúl rosado de Libia
Stella Gómez.
En los últimos dos años ha participado en los filmes Fuera del cielo de Javier Patrón
Fox, Desierto adentro de Rodrigo Plá, Mujer alabastrina de Elisa Salinas, Amor, sexo y otras
perversiones de Fernando Sariñana, Cobrador: In God We Trust de Paul Leduc y Conozca la
cabeza de Juan Pérez de Emilio Portes, que le valiera el Premio Mayahuel del Festival de
Cine de Guadalajara. También en Vantage Point de Pete Travis, Enemigos íntimos de
Fernando Sariñana y Cosas insignificantes de Andrea Martínez, además de participar en
varios cortometrajes y en la serie de televisión Capadocia producida por HBO y Argos. Su
más reciente trabajo es 180 grados de Fernando Kalife.
Como productora, fundó la compañía Por Amor Producciones y trabaja de la mano de
Daniele Fizi y el Teatro Sunil de Suiza, así como colaboradora en diferentes montajes del
Cirque du Soleil.
NoLoCuentes.com