ANECDOTARIO RUDO Y CURSI
Carlos Cuarón – Momento Cursi
El primer día de rodaje estábamos filmando la escena en donde Diego persigue a Gael (en el
rancho platanero), quien se sube a un camión y se va. Cuando cortamos me dice:
—Tienes que venir a oír esto.
—¿Qué? —y me voy con Gael a la caja del camión con los trabajadores. Gael les
pide que me repitan lo que le acaban de decir a él.
—No, pues el Diego Luna este, está igualito al Venado. Habla igual y se para igual
que él y también tiene como acá roto y también le hace como Frankinstein.
Nos empiezan a decir, los mismos trabajadores que son de ahí, como parecía que
Diego también era de ahí. Gael, como hermano de Diego, estaba orgullosísimo. Era
increíble. Y me preguntó:
—¿Qué, le decimos a Diego?
—No, pus a güebo.


















Más apenados los trabajadores le explicaron a Diego.
Me pareció genial la anécdota porque no sólo significaba que estaban haciendo un
magnífico trabajo actoral, sino que la caracterización estaba funcionando y que toda la
dirección iba por el camino correcto.
Alfonso Cuarón – Momento Rudo
Como en cualquier película, lo más rudo es cuando la quieres mejorar todo el tiempo.
Cuando ya está la película dada y tenemos que llegar a conclusiones y tomar las decisiones
finales. Hay tantas cabezas que tienen distintas opiniones y a final de cuentas, hay una sola
que es la que cuenta: la del director. Es rudo el cómo se llega a las mejores soluciones, y en
esos momentos lo que hay que agradecer es la sabiduría de Carlos. Como buen director
digirió todas las ideas y creo que tomó las decisiones más sabias, todo el tiempo
manteniendo una visión bien personal. Lo realmente rudo son los obstáculos de producción
porque creo que, en general, Carlos lo hizo todo bien cursi.
Diego Luna – Momento Cursi
Lo más entrañable de la filmación fue la relación con mi hijo, el Campitos. Me dediqué a
estar con él para darle la confianza y que se sintiera cómodo conmigo y que no volteara a la
cámara todo el tiempo. Al final ya se le olvidaba todo y corría desde donde fuera para estar
conmigo. Me decía el ‘Delele’ y hay una escena, que ya no quedó en la película, en la que yo
entro en la bici y él corre gritando: “Delele, Delele”. Muy lindo.
Rudo y Cursi, una película de Carlos Cuarón
53 de 56
Gael García Bernal – Momento Rudo
Los llamados. Eran muy temprano para evitar el calor y me costaba mucho levantarme,
porque las jornadas eran larguísimas. Pasamos muchos fríos y el repetir las escenas de
fútbol, a pesar de que era increíble, llegó a ser muy cansado. Para Tato, lo rudo fue el hecho
de que el actor que lo interpretaba no fuera tan bueno para el fútbol… lo jodió.
Guillermo Francella – Momento Cursi
Mi presencia en el set fue en un comienzo fue muy silenciosa. Me dediqué a observar las
dos primeras semanas, pero cuando vi cómo todos trabajaban con tanto amor me empecé a
conectar.
Dolores Heredia – Momento Rudo
Fue difícil hacer la escena de la boda [estando] embarazada, hacía mucho calor y no me
quedaba el vestido. Pero en general viví muy bien el proyecto.
Eugenio Caballero – Momento Cursi
Lo mas cursi fue la delicia de trabajar con el equipo con el que trabajamos. Viejos
colaboradores, amigos de hace años, creadores a los que respeto y quiero mucho.
Creo que eso se refleja en la pantalla.
Jessica Mas – Momento Rudo
Debe ser por lo cursi que soy, pero realmente creo que no tuve ninguna experiencia
ruda en la película , ni siquiera cuando tenía que estar en clima muy frío y yo con
vestuario tan diminuto. La verdad fue una experiencia maravillosa.
Frida Torresblanco – Momento Cursi
Creo que uno de los momentos más emotivos fue cuando los actores y el equipo técnico se
unieron para jugar un partido de beneficencia para el asilo de ancianos en Cihuatlán. Todo
el pueblo fue invitado. Los niños y sus familias se sentaron en las gradas de un estadio
increíblemente verde, rodeados de palmeras. Fuimos recibidos con mucho cariño y la gente
cooperó de una manera extraordinaria.
Adriana Paz – Momento Rudo
Mí día más rudo fué en la bombonera filmando la escena del partido final entre Atlético
Nopaleros y el Deportivo Amaranto. Hacía frío, viento y llovía. Ya estaba ubicada en las
gradas con las mamás de los bebés que no quisieron separarse de ellas al ver a tanta gente
Rudo y Cursi, una película de Carlos Cuarón
54 de 56
alborotada, cuando empezó a llover… corrimos a protegernos y nos quedamos
resguardados en una de las entradas esperando las instrucciones. Después de un rato me
asomé al campo y !ohh sorpresa! no había nadie, ¿se habrían olvidado de nosotros?
Finalmente todo se arregló y pudimos terminar bien el día pero !cómo que extrañé el
calorcito de Tlachatlán¡
Manuel Teil – Momento Cursi
Tener que estar entrevistándome con actrices que no daban el tipo para el personaje de
Maya, uno de los más importantes de la película. Yo me daba cuenta desde el primer
momento que no iban a funcionar pero me parecía un momento muy cursi cuando me
decían: “¡Pero yo puedo ser una Maya muy guapa y sexi!”
Adam Kimmel – Momento Rudo
Creo que no hay un momento especifico, más bien es la experiencia completa. Cuando nos
fuimos a la costa del Pacífico, sólo había una semana para preparar y hubo un momento en
que pensé que no habría manera de lograrlo. Cuando volvimos de la costa a la ciudad para
entrar en cinco semanas de filmación, no habíamos hecho ni un scouting. No teníamos
ningún plan. Fue tan desorganizado todo que yo estaba aterrorizado. Pero si te adaptas a lo
que tienes y piensas cómo sacar lo mejor de tus recursos, lo logras.
Alex Rodriguez – Momento Cursi
Enamorarme y escribir una canción, como Tato.
Annete Fradera – Momento Rudo
Aceptar que no podía hacer nada para que Gael cantara un poco más decente; no se dejó.
La decisión estaba entre aceptarlo o retirarme. Muy rudo. [risas]
Jessica Mas – Momento Cursi
El día de mi cumpleaños mi esposo me fue a visitarme al set antes de que Gael y yo
tuviéramos una escena de intimidad, recuerdo que Gael me daba ciertas
indicaciones como para que la escena fuera más cómoda y llevadera, en fin, cuando
le dije que estaba mi marido no había tanta relajación y cuando se lo presenté mi
esposo le dijo: “No te preocupes, ahora viene la mejor parte”, nosotros nos reímos y
yo también me relajé pues se lo tomó a chiste, de modo que en vez de ser una
situación ruda se convirtió en una muy cursi.
Tita Lombardo – Momento Rudo
Rudo y Cursi, una película de Carlos Cuarón
55 de 56
Durante los días de filmación en la playa todos nos queríamos mucho; salíamos todos los
días a cenar juntos, nos íbamos a la playa, estábamos muy felices y el cambio de regresar a
la ciudad fue brusco. Es como regresar a clases después de tres semanas de vacaciones en
la playa con tus cuates. Hasta le dije a Carlos que por qué no reescribía el guión para que
toda la película pasara en Tlachatlán. Él sólo contestó: “De haber sabido sí lo hacía. Para la
próxima”.
NoLoCuentes.com