Mexicana herida en campamento de FARC agradece a Correa
que salvara su vida

La mexicana Lucía Andrea Morett, herida el pasado 1 de marzo en
un ataque del ejército colombiano contra un campamento de las
FARC en Ecuador, agradeció hoy al presidente de Ecuador,
Rafael Correa, que salvara su vida.

"En este momento histórico para América Latina, nuestra patria
grande es cada vez más una y más hermosa por personas como
usted. Muchas gracias por salvarme la vida", señala Morett en una
carta enviada desde Quito al periódico mexicano La Jornada y
publicada este jueves.

La misiva sale a la luz el mismo día en que llega a México en
visita oficial Correa, quien se entrevistará con su homólogo
mexicano, Felipe Calderón.

Los mandatarios podrían tratar asuntos relacionados con aquel
bombardeo al campamento de las Fuerzas Armadas
Revolucionarias de Colombia (FARC) que creó una crisis
diplomática regional.

En la carta la estudiante mexicana le da las gracias al presidente
de Ecuador por "todas las muestras de solidaridad y cariño" que
recibió, "de su Gobierno y de su pueblo".

La misiva señala que "de no contar con el apoyo generoso y
humanitario de mucha gente de Ecuador" sus circunstancias
habrían sido más duras en ese país.

"Para todos ellos mi reconocimiento sincero, especialmente para
el personal del Hospital Militar de Quito", añadió Morett.

Esta licenciada en Filosofía de la Universidad Nacional Autónoma
de México (UNAM) se muestra convencida de que Correa traerá a
México "desde el sur vientos frescos de dignidad, patriotismo y
soberanía".


















"Le deseo una buena estancia en tierras mexicanas. Estoy
convencida de que miles de personas por allá, particularmente
jóvenes universitarios, estarán ansiosos de saludarle y darle la
cordial bienvenida que merece", agrega.

En el ataque del Ejército colombiana en que resultó herida Morett,
murieron cuatro mexicanos y al menos veintidós personas más,
entre ellas el portavoz internacional de esa guerrilla, "Raúl Reyes".

A comienzos de abril el secretario de la Asociación
Latinoamericana de Derechos Humanos (ALDHU) anunció que
Morett había recibido ya una autorización para abandonar el
hospital castrense, donde ha permanecido ingresada, y que
planea regresar a México el próximo 14 de abril.