Designa el Papa a nuevo arzobispo en Tulancingo

El Papa Benedicto XVI nombró hoy a Domingo Díaz Martínez,
hasta ahora obispo de Tuxpan, como nuevo prelado de la
arquidiócesis de Tulancingo, en el central estado mexicano de
Hidalgo.

En una sorpresiva decisión el Papa aceptó la renuncia al
gobierno pastoral de esa demarcación de Pedro Arandadíaz
Muñoz, quien habría presentado su renuncia por haber alcanzado
el límite de 75 años, según lo marca el Código de Derecho
Canónico.

Lo sorprendente es que Arandadíaz no cumplió aún esa edad ya
que nació en León (Guanajuato) el 29 de junio de 1933 por lo cual
tocaba sólo hasta el final de este mes presentar su renuncia a la
nunciatura apostólica de la Ciudad de México.



















Es práctica de la sucesión de obispos esperar a la entrega de la
dimisión de parte del prelado saliente para iniciar un proceso
largo de búsqueda de sucesor que dura, al menos, unos seis
meses. En este caso se obviaron todos esos pasos y se designó
sucesor.

Domingo Díaz Martínez, quien Nació en Bravo, diócesis de
Querétaro el 4 de agosto de 1948, cursó sus estudios filosóficos
y teológicos en el Seminario Mayor de su ciudad de origen.
Recibió la ordenación sacerdotal el 27 de junio de 1977.

Fue enviado a Roma donde estudió la licenciatura en Sociología
en la Pontificia Universidad Gregoriana propiedad de la
Compañía de Jesús.

Como sacerdote ocupó diversos encargos, entre los cuales el de
párroco, coordinador de la Pastoral Vocacional, de la Pastoral
Social y de Caritas; se desempeñó como rector del Seminario de
Querétaro y vicario episcopal.

Designado por el extinto Papa Juan Pablo II como obispo de la
diócesis de Tuxpan el 23 de marzo de 2002; actualmente es el
delegado de la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM) para


















la Pastoral Penitenciaria.

Benedicto XVI dice que el obispo no puede ser superficial, sino
humilde

El papa Benedicto XVI dijo hoy que el obispo católico no puede
ser "superficial", sino que ha de ser "humilde" y ejemplo para los
demás.

El Pontífice hizo esta manifestación ante varios miles de fieles
que asistieron en la plaza de San Pedro del Vaticano a la
audiencia pública de los miércoles, cuya catequesis dedicó a la
figura del papa San Gregorio Magno (540-604).

Benedicto XVI dijo que en su obra más famosa, la "Regla
Pastoral", san Gregorio traza la figura del obispo ideal.

"El Pastor debe ser humilde, conocer a los fieles y adaptarse a su
situación para que su acción pastoral sea eficaz", dijo el Papa.

El Obispo de Roma destacó "la gravedad del oficio" de pastor y
que por ello los llamados no pueden ejercerlo "con
superficialidad".

Asimismo subrayó que el obispo es el "predicador por
excelencia" y como tal debe ser ejemplo para los otros.

Como es habitual, durante la audiencia el Papa saludó en
diferentes idiomas, entre ellos el español, y tuvo palabras de
afecto para los fieles presentes de España, República
Dominicana, Chile, Ecuador y México.

"¡Que el ejemplo de San Gregorio os ayude a meditar la Sagrada
Escritura para encontrar en ella el alimento espiritual para vuestra
vida cristiana. Que Dios os bendiga", les dijo el Papa.

El Papa nombró arzobispo de Tulancingo a Domingo Díaz
Martínez

El papa Benedicto XVI ha nombrado al prelado mexicano
Domingo Díaz Martínez arzobispo de Tulancingo, en México,
informó hoy la Oficina de Prensa del Vaticano.

Díaz Martínez sustituye en el cargo al obispo claretiano español
Pedro Arandadíaz Muñoz, que presentó su renuncia al gobierno
pastoral de esa archidiócesis por motivos de edad y fue aceptada
por el Papa, informó también hoy la Santa Sede.

El nuevo arzobispo de Tulancingo era hasta ahora obispo de
Tuxpan, también en México, cargó para el que fue elegido el 23 de
marzo de 2002.

Díaz Martínez nació en Bravo el 4 de agosto de 1948 y cursó sus
estudios de Filosofía y Teología en el Seminario Mayor de
Querétaro, en su país natal, y posteriormente se licenció en
Sociología en la Universidad Pontificia Georgiana de Roma.

Tras ser ordenado sacerdote, en 1977, ocupó, entre otros cargos,
el de coordinador de la Pastoral Vocacional, de la Pastoral Social
y de Cáritas, fue Rector del Seminario Mayor de Querétaro y
Vicario episcopal por la pastoral.

Actualmente es representante de la Conferencia Episcopal de
México por la Pastoral Penitenciaria.