Biografía Héctor Zelaya

1957/ Nace en Trinidad (Honduras)
1976/Debutó con el Club Deportivo Motagua, Honduras
1977/Juega el Mundial Juvenil disputado en Túnez
1982/Juega el Mundial de Fútbol España'82
1982/Ficha por el Deportivo de La Coruña y se lesiona
1983/Se retira del fútbol profesional en el Motagua

Al defensa central HÉCTOR ZELAYA sus compatriotas lo conocen más por
"Pecho de águila" y por ser el anotador del primer gol de Honduras en el
Mundial de España de 1982, que representó el empate para el país
centroamericano ante los anfitriones del viejo continente.
Por una lesión de rodilla, Zelaya, nacido el 12 de agosto de 1957 en la
localidad hondureña de Trinidad, en el departamento occidental de Santa
Bárbara, solamente jugó siete años en el fútbol profesional, pero dejó una
huella imborrable en su equipo, el Motagua, de Tegucigalpa, y en las
selecciones juvenil y mayor de Honduras.
El futbolista debutó el 7 de marzo de 1976, a los 17 años, en un partido de
la primera división hondureña militando en el conjunto del Motagua, club en
el que prácticamente militó toda su carrera deportiva. La única liga nacional
que consta en su palmarés es la de 1978.
El gol que le anotó a España el 16 de junio de 1982, en un partido
disputado en el estadio de Mestalla, en Valencia, para él no fue una
casualidad, pues durante la preparación que tuvo la selección que se
clasificó para el mundial, todos los jugadores pasaban al ataque y no sólo
los delanteros hacían goles.
Prueba de ello es que de los 23 jugados convocados, sólo el portero Julio
César Arzú, y el defensa Jaime Villegas no anotaron alguno.
Apodado "Pecho de águila" por su voluminosa caja torácica, Héctor Zelaya,
de 1,78 metros de estatura, se caracterizó por su rapidez, fuerza y el buen
juego aéreo.
La selección de Honduras que se clasificó al Mundial de España, bajo la
dirección de José de la Paz Herrera, surgió del equipo nacional juvenil que
integró Zelaya y que participó en el Mundial de Túnez de 1977.
Surgida del mundial juvenil, esa selección después ganó de manera invicta
la primera fase eliminatoria a nivel centroamericano, pensando en
España'82, imponiéndose a los vecinos de Costa Rica, El Salvador,
Guatemala y Panamá. En 1981, Honduras, con tres triunfos y dos empates,
ganó el hexagonal de la Confederación Norte, Centroamérica y el Caribe de
Fútbol (Concacaf) disputado en Tegucigalpa, con lo que logró la
clasificación al Mundial de España.
Héctor Zelaya, una gloria viviente del fútbol de Honduras, considera que el
gol que anotó a España "fue un bonito recuerdo personal y una hazaña para
el país".
Zelaya se retiró del fútbol una temporada después del Mundial de España,
tras fichar por el Deportivo La Coruña, club en el que no rindió lo esperado
debido a una grave lesión de rodilla, que tenía resentida desde hacía
algunos años. Esa lesión redujo a siete años su carrera deportiva, que
concluyó de vuelta de nuevo en el Motagua.
Zelaya sigue ligado al deporte en su país a través de un programa social
denominado "Fútbol para la vida" que beneficia a unos 15.000 niños de
barrios pobres de Tegucigalpa para que "a través del deporte se eduquen
en las aulas y sean personas mundialistas de bien".

EspectáculosMéxico.com