Protagonistas  
Guadalupe Santos.- Es una muchacha de origen campesino, que
teniendo 15 años, es víctima de una violación por parte de
Ernesto Moncada, quien fuera encontrado muerto luego de tal
acción. La culpabilidad recae inmediatamente sobre ella y se ve
obligada a huir para evitar ser encarcelada, pero no puede y es
llevada a prisión. En la cárcel, descubre que está embarazada y
da a luz a una niña a la que llama Libertad (en honor a esa
libertad que ella perdió). Voluntariamente, su hermana Milagros
se ofrece cuidar de su sobrina, mientras ella está presa. Tras 15
años, Guadalupe, debido a su buena conducta, sale libre pero las
cosas se complican el día de su liberación y tiene que huir hasta
la frontera para sobrevivir y ahí conoce a Daniel, comenzando su
aventura y su lucha por recuperar a su hija Libertad. Al final, llega
a tener 2 hijos más con Daniel y recupera a su hija, luego de tanta
batalla.



















Libertad Salvatierra.- Es la hija de Guadalupe, es una muchacha
que vive como toda adolescente, el momento, la vida y todo lo que
le dan sus "padres" Milagros y Francisco, ignorando que en
realidad son sus tíos. Al conocer a Guadalupe, descubre poco a
poco que todo lo que creía que era su vida, era absolutamente
todo lo contrario. Conforme pasa la novela, va madurando poco a
poco, incluso más cuando descubre las circunstancias en las
que nació hace 15 años atrás. Al final, se queda al lado de su
verdadera madre y encuentra el amor al lado de Lucho.

Daniel Moncada.- Es el hombre de quien Guadalupe se enamora
y quien también se siente atraído por ella. Tras descubrir el
oscuro secreto que Guadalupe escondía, se muestra más
alentador con ella y comienza a entenderla mejor. Es quien trata
de mantener un equilibrio en los conflictos que se suscitan. Al
igual que Libertad, descubre que nada de lo que le rodea es lo
que parece. Logra salvar a su madre, a Guadalupe y la misma
Libertad, de graves peligros en los que caen, e incluso trata de
sacrificarse para evitar que Lulú asesine a gente inocente. A la
larga, termina viviendo feliz con Guadalupe, luego de que ésta le
da un par de mellizos.



















Rosalía de Moncada.- Es la madre de Daniel y también de
Ernesto, el hombre que violó a Guadalupe. Es una mujer
poderosa económicamente y está decidida a ver hundida a
Guadalupe por el asesinato de su hijo. Confía ciegamente en su
nuera Lulú, hasta que, conforme avanza la novela, va
descujbriendo que nada es lo que parece. Reconoce que
Guadalupe es inocente de las acusaciones y es la primera en
descubrir que la verdadera asesina era su nuera. Tratando de
enfrentarse a ella, arriesga su vida en más de 3 oportunidades,
en las cuáles logra salir afortunadamente con vida. Al final,
descubre a su hijo Enrique, el gemelo de Ernesto, y habiendo
hecho las paces con Guadalupe, vuelve a desempeñar su rol
como madre, con ese hijo al que hasta hace poco, desconocía.

Milagros Salvatierra.- Es la hermana mayor de Guadalupe.
Cuando ésta fue encarcelada, ella se ofreció a cuidar de su hija
recién nacida Libertad, prometiéndole que, llegado el momento
de su liberación, le diría toda la verdad. Mas al cumplirse el plazo,
no fue así y se aferró a Libertad todo lo que pudo, provocando así,
un enfrentamiento con su hermana por la custodia de Libertad.
Francisco, el esposo de Milagros, descubre toda la verdad y
presiona a su esposa para que deje ir a Libertad con su
verdadera madre. Al final, Milagros hace las paces con
Guadalupe y le entrega a Libertad (ello también se debió a que
Libertad ya sabía la verdad). Decide entonces volver al campo y
comenzar su vida desde cero.

Rodolfo Russián.- Es el hermano menor de Rosalía. Un abogado
también muy poderoso y lleno de ambición. Uniendo fuerzas con
Lulú, trata de destruir a toda costa a Guadalupe. Sin embargo, su
debilidad se va dando a conocer poco a poco, debido a una mujer
que le ablanda el corazón y lo hace entrar en razón. Como única
acción buena al final, rescata a Rosalía, Guadalupe y Libertad de
las garras de Lulú, recibiendo varios disparos por parte de ella,
muriendo al instante.

Lucero "Lulú" Ríobueno.- La maldad en estado puro a lo largo de
toda la novela. Es la nuera de Rosalía, la viuda de Ernesto,
aunque también la asesina de su marido. Es una mujer además
de ambiciosa, despiadada y cruel en extremos. Tras verse
descubierta por Rosalía, trata de ahorcarla sin éxito, aunque en
otras oportunidades, trata de asesinarla de nuevo, pero éta vez,
junto a Guadalupe y a Libertad. Al verse traicionada por Rodolfo,
lo mata sin miramientos. En la novela se describe a Lulú como
un personaje realemnte siniestro, pues llega a convertirse en una
multihomicida, capaz de disfrazarse para huir de las autoridades
y de realizar cultos satánicos para destruir a lo que ella llama, los
"escollos" en su camino. Al final de la novela, amenaza a toda la
familia Moncada, a Guadalupe, Libertad, Francisco y Helena. Mata
a Helena y luego enloquece al ver a Enrique (confundiéndolo con
Ernesto). Mientras todos corren por sus vidas, ella se enfrenta a
Cobra en una balacera, donde es herida de muerte, sin embargo,
logra resistir un poco antes de que Cobra haga detonar una
granada de guerra en sus manos. Así, Lulú finalmente muere
explotando en pedazos junto con Cobra, al estallar la granada.
NoLoCuentes.com