México licitará la mayor planta de tratamiento de aguas del mundo
en 2009

El Gobierno de México abrirá una licitación para la construcción
de la mayor planta de tratamiento de aguas residuales del mundo
en el primer trimestre de 2009, informó hoy la Comisión Nacional
del Agua (Conagua).

La planta estará localizada en la localidad de Atotonilco, en el
estado de Hidalgo, y tendrá una capacidad para procesar
veintitrés metros cúbicos de agua por segundo, lo que la
convertirá en "la más grande del mundo", agregó el organismo en
un comunicado.

Actualmente en todo el país, el volumen de aguas residuales


















sometido a tratamiento es de 83,6 metros cúbicos por segundo.

La nueva instalación permitirá el tratamiento de la mitad de todas
las aguas residuales que se generan en el Valle de México,
donde se encuentra la capital del país y que hoy día llegan al
Valle del Mezquital, en el estado de Hidalgo, que está muy
contaminado.

Aparte de estas instalaciones está previsto construir dos más, las
de El Ahogado y Agua Prieta, "con las que se espera tratar el cien
por ciento de las aguas residuales que generan los seis
municipios de la Zona Metropolitana de Guadalajara", en el oeste
de México.

También en 2009 serán rehabilitadas once plantas de
tratamiento de aguas negras en la localidad costera de Acapulco,
una de las más turísticas de México, así como el alcantarillado,
los acueductos y colectores de esa ciudad, lo que permitirá
"garantizar agua de calidad en toda la bahía".

Con esas obras el organismo prevé que México alcance un nivel
de cobertura en tratamiento de aguas residuales del 43,5 por
ciento, algo por encima del 40 por ciento alcanzado este año
gracias a la construcción de veinticinco nuevas plantas de este
tipo, con capacidad para tratar 3.920 litros de agua por segundo.

"El tratamiento de las aguas residuales es esencial para
garantizar el ciclo del agua y contribuir en la limpieza de los ríos,
humedales, acuíferos y demás cuerpos de agua, que se ven
expuestos a los efectos de la contaminación por descargas de
aguas residuales sin tratar", señaló el organismo.

La Conagua recordó que en 2012, cuando concluya la
Administración encabezada por el presidente Felipe Calderón, se
espera haber logrado que el 60 por ciento de las aguas negras
de México reciban tratamiento dentro del Programa Nacional
Hídrico 2007-2012.

A comienzos del mandato de Calderón, el 1 de diciembre de
2006, únicamente el 36 por ciento de las aguas residuales de
México eran sometidas a saneamiento.