Raúl Méndez comparte proyectos

El actor Raúl Méndez debutará como productor con la película
Ventanas al Mar.El actor mexicano iniciará una serie en el Canal
Once
El actor mexicano Raúl Méndez debutará como productor al lado
de Francisco Córdoba, Natalia Córdoba y Marco Polo Constandse
este año al producir el largometraje Ventanas al Mar, escrita y
próximamente dirigida por el regiomontano Jesús Mario Lozano,
en la cual Méndez además interpretará a uno de los personajes.

Originario de Torreón, Coahuila, Raúl Méndez ha participado en
numerosas producciones mexicanas, como la serie Lo Que
Callamos las Mujeres y las películas El Tigre de Santa Julia,
Matando Cabos, Morirse en Domingo, KM 31 y en la recién
estrenada Amar a Morir, en donde interpreta a un personaje
antagónico al lado de Alberto Estrella.

Pero además de la difusión de este estreno y el rodaje del filme
'Ventanas al Mar', Raúl Méndez tiene otro proyecto para este 2009:
una serie dirigida por Carlos Bolado en el Canal Once que se
titulará Entre Líneas, de la cual adelantó su contenido.


















"El tema central es la legalización de la droga y la corrupción de la
policía, temas tremendamente actuales pero poco tocados por el
mismo miedo que nos ha generado esta inseguridad en nuestro
país, el Canal Once apela por tener una programación de calidad
y esta serie creo que no va a dejar abajo la intención de hacer una
nueva televisión en México".

Acerca de la inseguridad el actor opinó que dicha problemática no
es privativa de ciertas regiones del país sino que la nación entera
la padece, y propuso a la comunidad levantar la voz y exigir un
país donde se puedan andar las calles sin el temor de perder la
vida a causa de la delincuencia.

"El tema de la inseguridad te puedo decir que no es un problema
de plazas sino que es un problema nacional, yo que soy de
Torreón lo vivo día a día con mi familia, estoy muy preocupado de
la inseguridad que viven mis paisanos, pero esto no lo puedo
llevar a un solo sector, es un problema nacional, un problema
sumamente grave y creo que tenemos que hacer algo radical, la
ciudadanía tenemos que levantar la voz y pedir no más violencia,
no más inseguridad, las calles están tomadas y no se vale, no
podemos ir y regresar del trabajo con un nudo en la garganta,
creo que todos debemos llevar una vida sana, de por sí la vida es
difícil como para aunado a eso estar viviendo con la inseguridad
en la calle... estamos en medio de un conflicto que tiene que ver
con intereses gubernamentales, con el narcotráfico, con la
importación de armas, hay que ver quiénes realmente están
haciendo esta guerra y quiénes tienen que pagar por esta
guerra", opinó.

Raúl Méndez comparte la idea de varios cineastas y productores
jóvenes acerca de la descentralización de la cultura y la inclusión
de todas las regiones del país en el quehacer artístico, lo cual en
Ventanas al Mar planea poner en práctica.

"Creo que la cultura se tiene que empezar a descentralizar,
empezar a darle la misma importancia a cada una de las
ciudades en el interior de la república, y el hecho de estar en
Tijuana es hacer partícipes a toda la gente... Ventanas al Mar la
filmaremos en Cozumel con un director de Monterrey, un actor de
Torreón, y con eso estás logrando hacer cómplices a toda la
gente de la república", comentó el actor.

Según observa Raúl Méndez, el cine mexicano ha ido ganando
terreno en las salas de cine y en el gusto de la población, aunque
reconoce que todavía existe un largo camino que recorrer para
consolidar una industria cinematográfica en el país que compita
con el poderío fílmico estadounidense.

"Creo que donde están nuestras trabas no tiene que ver con los
proyectos como tal sino con la posibilidad de recuperación el día
de mañana en las salas de cine, creo que está muy dispar esta
posibilidad de recuperación debido a la mala distribución del
peso en taquilla y eso es algo que tiene que analizarse porque el
que termina recuperando mínimas cantidades es el productor,
que es el que arriesga e invierte más...

"Me parece que hay que reestablecer ese tipo de leyes que en
algún momento con el Tratado de Libre Comercio se impusieron
y que han sido inamovibles por intereses de algunos. En general
pienso que el cine mexicano tiene mucho que dar y lo vemos. Lo
más importante es que el público haga un esfuerzo porque yo sé
que es un poco difícil irse a gastar la cantidad que implica en
taquilla, y si no pueden pues esforzarse un poquito más y no
comprar piratería, ésa es la manera en que la gente puede
ayudar a que esta industria del cine mexicana vaya creciendo y se
vaya volviendo más fuerte...".

El actor defendió las temáticas serias, realistas, que se expresan
a través de cine mexicano, refiriéndose a la función social que
representa toda manifestación artística que exhibe y con ello
denuncia las injusticias y la corrupción existentes en el entorno
social.

"La gente de pronto dice que no quiere ir al cine porque se
identifica, porque le ponen un espejo y no quieren saber más de
violencia, del secuestro, de niños de la calle, pero es una manera
de alzar la voz, de saber que en este país hay muchas cosas que
podemos cambiar y que depende de cada uno de los mexicanos,
y si de pronto llama la atención porqué se repiten estos temas en
el cine mexicano es porque es una manera de levantar la voz ante
las cosas que no nos gusta que el gobierno está haciendo o está
dejando de hacer. Creo que es bien importante hacer conciencia
social".