Venevisión estrena nuevo telenovela juvenil este lunes     

¡Qué clase de amor! es el título de esta producción independiente
que cuenta seis historias románticas que ocurren dentro de un
estricto colegio en el que se enfrentan a diario "los populares",
"los gallos" y "las lacras"

Andrés Gómez, Aisha Stambouli, Joan Manuel Larrad y Mayela
Caldera protagonizan ¡Qué clase de amor!

Tiene el ambiente escolar como telón de fondo, el tema central es
el amor, las intrigas entre las parejas no se hacen esperar, hay
engaños, tragedia, mentiras, bailes y humor; ¡Qué clase de amor!
tiene los mismos ingredientes de toda telenovela juvenil. Sin
embargo con un guión bien construido y adecuadas actuaciones
logra diferenciarse del resto de las producciones de su género.


















Alejandra es una chica inteligentísima, con grandes cualidades
numéricas, que acaba de sufrir una decepción amorosa y, por
eso, decide mudarse de ciudad y comenzar a vivir con su tío. Lo
que no sabe es que va a llegar a un colegio en donde le
aguardan varias sorpresas: estará en medio de las peleas
diarias entre los tres grupos que conviven en el lugar (los gallos,
las lacras y los populares), sus profesores estarán más que
atentos a su potencial, y otro romance le esperará con uno de los
chicos más cotizados. La joven también tendrá que soportar el
hecho de ser "la nueva", mote que le acarrerará ser víctimas de
pesadas bromas.



La actriz Aisha Stambouli encarna a la figura principal del elenco
que, además de ser brillante, guarda el sueño de triunfar como
cantante y por eso fantasea constantemente con la idea. Ella,
junto a Andrés Gómez, en el papel de Diego - el típico chico
simpático y apuesto del colegio -, conforman la pareja
protagónica sobre la que gira la trama de la telenovela. Ambos se
lucen en el primer capítulo con actuaciones sólidas que los
alejan de estereotipos.



El resto de los personajes más destacados son interpretados por
nuevos rostros juveniles, y otros ya más conocidos como Mayela
Caldera, Georgina Palacios, Mark Colina, Joan Manuel Larrad,
Miguelángel Tovar, Andrés Rojas, Giannina Alves y Rosanna
Zanetti.



La producción es original de Benjamín Cohen, quien ya había
sido reconocido con montajes de obras de teatro como Muchacho
no es gente grande, que se exhibió por una larga temporada el
año pasado. Es él el responsable de un guión bien elaborado
con dosis de humor, que a ratos cae en momentos predecibles,
pero que logra compensarse por medio de diálogos correctos.



Otro aspecto a destacar de ¡Qué clase de amor! es su calidad
visual. La inclusión de planos innovadores, que no generan ruido
ni distracción, plantea una nueva forma de contar la historia.



Los papeles más adultos, el de la coordinadora Ana María - que
hace Rosalinda Serfati - y el de su secretaria Magaly - que
encarna Wendy Bermejo -, son un tanto estereotipados, pero
salvados por las escenas graciosas que les toca interpretar. Esta
telenovela juvenil, al menos en su primer capítulo, demostró que
es posible ver el género de otro modo y lograr que se aleje de los
lugares comunes con nuevos elementos.