Soda Stereo relanza su álbum "El último concierto"



La banda argentina de rock Soda Stereo, que fuera una de las más influyentes en la
escena del rock latinoamericano, mantiene su efervescencia y relanza su disco "El
último concierto".

El concierto-despedida de la legendaria agrupación, grabado en el estadio River
Plate de Buenos Aires, resume la carrera de Charly Alberti, Gustavo Cerati y
Zeta Bosio.

La despedida de 1997 regresa en formato DVD con imágenes de la última gira de
la banda por Chile, México y Venezuela.

El tema "Primavera cero" se presenta en una versión "multicámara" que permite
recrear la experiencia de la banda mientras toca en la sala de su casa en
preparación para el tour.

"El último concierto" recoge los momentos más importantes del legendario trío
rockero durante los más de diez años de vida musical.


Soda Stereo


Charly Alberti: batería
Gustavo Cerati: guitarra y voz
Héctor Zeta Bossio: bajo



Soda Stereo nació como heredero directo del new wave impulsado por The Police
y Television. En sus comienzos combinaba la energía del punk-rock con las
melodías del reggae y el ska, para ir tornándose más pop con el correr de los
discos. No es casualidad que las primeras repercusiones obtenidas por Soda
fueran en 1983, año en el cual Charly García incorpora ritmos bailables al "rock
serio", con "Clics Modernos". Una vez consolidados en Argentina probaron
suerte en una gira internacional, que los convirtió en el grupo de rock más popular
de Latinoamérica. Su preocupación por la imagen, su estilo musical y hasta la
forma de cantar marcaron a casi todas las bandas pop que surgieron en nuestro
país a partir de 1984/85.



Por el año 1980 Gustavo Cerati se presentaba en un cabaret de Parque Centenario
con un grupo en el cual cantaban dos chicas inglesas, bautizado Sauvage. El
repertorio incluía covers y canciones propias, más improvisadas que compuestas,
generalmente bailables. Estudiante de publicidad en la Universidad del Salvador,
era compañero de Zeta Bosio, quien lo invitó a zapar con su propio grupo.



A comienzos de 1982 ambos pretendían armar un trío estilo The Police, pero les
faltaba el baterista.



Carlos Ficcichia llamó por teléfono a María Laura Cerati para invitarla a salir.
Atendió su hermano Gustavo. Entablaron una charla de compromiso y
terminaron hablando del padre de Carlos, un famoso baterista de jazz: Tito
Alberti. A la semana, Gustavo y Zeta visitaban la casa de Charly, para escucharlo
tocar en la batería de su padre.



Decididos a darle más fuerza a la banda, llamaron a Richard Coleman para que
acompañara a Gustavo en la guitarra. Al poco tiempo, el mismo Richard
reconoció que sonaban mejor antes de su incorporación y renunció a su puesto.



En 1983 consiguieron cierta resonancia con unos demos en Radio del Plata y en
discotecas. Eran las primeras versiones de "Jet-Set" y "Vitaminas". Una noche los
llamaron de un pub para suplir a la banda Nylon, que no iba a poder tocar. Así
comenzó un período de constantes presentaciones que los condujeron al Bar
Zero, lugar excluyente del under porteño, junto al Café Einstein. En el tercer
show, un productor discográfico los escuchó y los llevó a grabar
profesionalmente para CBS, hecho que finalmente no se concretó hasta mediados
de 1984.



Ya por entonces es ésta la banda que más trabaja sobre su imagen. Alfredo Lois
(también compañero de facultad) es el encargado de las producciones visuales
como, por ejemplo, editar un video-clip antes que el LP, algo corriente hoy en día,
pero totalmente atípico por aquella época. El tema elegido fue "Dietético", que
realizaron con equipos "prestados" por Cablevisión, donde Lois trabajaba de
camarógrafo.



"Soda Stereo", el primer disco, contó con la producción de Federico Moura, quien
se limitó a dar algunos consejos, ya que "todos los temas tenían los arreglos
resueltos y pensados". Si bien el resutado es un sonido mas frío que el obtenido
en vivo, los músicos quedaron muy conformes y, lo que es más importante,
consiguieron una gran recepción por parte de la prensa.



La presentación oficial de este material fue en el teatro Astros, el 14 de diciembre
de 1984. Para la ocasión y eligiendo como lei-motiv el tema



"Sobredosis de TV", se colocaron 26 televisores prendidos y fuera de sintonía.
Esto, sumado a una gran cantidad de humo, dieron un inusual y atrapante efecto
visual.



En octubre de ese año tuvieron la posibilidad de presentarse ante el gran público
de Velez, en el Festival Rock & Pop, donde también estuvieron INXS, Nina
Hagen, Charly García, Virus y Sumo, entre otros. Ya para ese entonces se
incorporan como invitados estables Fabián Von Quintiero y Gonzalo Palacios,
alias "El Gonzo", en teclados y saxo, respectivamente.



Con "Nada Personal" (1985), Soda Stereo "demostraba ser mucho más que un
grupo de un solo verano", comentaba Berti. Sin abandonar los ritmos "bailables",
este segundo LP logra más profundidad en las letras y madurez en las melodías,
hechos que se irían acentuando con el paso del tiempo. Las encuestas lo dieron
como el mejor disco del año y la presentación en Obras de este material fue
unánimemente calificada como "sorprendente".



En 1986 salen de gira por Latinoamérica y cosechan un éxito inesperado. Pero en
1987, en una segunda gira por el continente, la repercusión es aún mayor: 22
presentaciones en 7 países y 17 ciudades diferentes, ante aproximadamente un
total de 200.000 espectadores, abriendo así nuevos mercados hasta entonces
inexplorados para los artistas nacionales.



"Signos" (1986) era un paso clave en la banda: dado el creciente éxito obtenido, el
riesgo de fracaso aumentaba. Sin repetir fórmulas exitosas, este trabajo es más
directo que los anteriores. Al trío se le suman Quintiero en teclados, Richard
Coleman en guitarra y Gonzo liderando una sección de vientos. "Signos" fue el
primer disco del rock nacional en editarse en Compact-Disc. Fabricado en
Holanda y distribuido en toda Latinoamérica, salió a la venta recién en 1988.



"Ruido Blanco" parte del viejo concepto que esta banda suena mejor en vivo que
en estudios", explica Cerati. Con material registrado a lo largo de toda la gira
latinoamericana (sin el objetivo de publicarlo), se realizó la mezcla final de ocho
temas. Si bien se perdió un poco la calidad de sonido de los discos anteriores, es
indudable que este trabajo gana en la frescura, espontaneidad y potencia
característicos de los shows en vivo.



"Doble Vida" (1988) es el primer disco grabado íntegramente fuera del país. Con
la producción de Carlos Alomar (quien trabajó con Mick Jagger, Paul McCartney
y David Bowie, entre otros), se percibe el sonido más tecnificado del trío.
Sobresalen dos hits: "Lo que sangra - La Cúpula" y "En la ciudad de la furia" (el
que iba a ser el título de la placa).



A más de doce meses del último recital en la Capital, Soda presentó "Doble Vida"
en la cancha de hockey de Obras Sanitarias, ante 25.000 personas. Para coronar
un gran año, cerraron el Festival por la Democracia que se realizó en Avenida del
Libertador y 9 de Julio, ante 150.000 personas y junto a Spinetta, Fito Páez, Los
Ratones, Man Ray y otros.



En diciembre de 1990 se presentan en Velez, para el cierre de la Gira Animal, ante
40.000 personas. Era la culminación de un enorme tour por el interior y
Latinoamérica, en presentación del disco "Canción animal" (1990). Pero en
materia de público, el máximo registrado en una sola presentación fue el 14 de
diciembre de 1991, con 250.000 personas en la 9 de Julio, en el show gratuito
"Mi Buenos Aires Querido". Ese año también habían batido el record de 14
funciones agotadas en el teatro Gran Rex. Tras ese furor sobrevino un período de
dispersión: «Es muy difícil encontrar objetivos claros después de semejante
recepción. Estar parado ante tanta gente que corea tu nombre es una experiencia
muy fuerte. Ahora hay que empezar de nuevo desde abajo», anticipaba Cerati.



"Rex mix" (1991) es un trabajo semi en vivo, con material registrado en los shows
del año anterior y retoques de estudio. En noviembre de 1992, los Soda son
protagonistas de un hecho inédito en la Argentina: la transmisión de TV en stereo.
Fue para la presentación del LP "Dynamo" (1992) que los tres músicos más
Tweety González (teclados) y Flavio Etcheto (trompeta) tocaron casi todo el
álbum en el programa Fax, de Nicolás Repetto. Con una puesta de luces y un
sonido impecables, Cerati cantó sobre pistas previamente grabadas de las
canciones (procedimiento conocido como "playback") y reforzaron en vivo
guitarras, bajo y batería. En diciembre, llegaron los 8 shows en el estadio Obras,
también destacados por la puesta en escena. "Dynamo" no vendió como se
esperaba, porque en el interín el grupo cambió de compañía discográfica. Sony no
tenía intenciones de apoyar un grupo que emigraba y BMG no podía incentivar
un producto de otra empresa. El '94 fue el peor año de Soda: por decisión
unánime, tomaron distancia del mito y evaluaron la posibilidad de separarse
definitivamente. Cerati había encarado proyectos solistas ("Colores Santos", con
Melero, y "Amor Amarillo"), Zeta se dedicó a la producción de otras bandas
(Peligrosos Gorriones, Aguirre) y Charly desapareció de la música para
incorporarse al jet-set de las revistas.



Luego de tres años de silencio discográfico (se editaron dos recopilaciones en
1994: "Zona de promesas", álbum de remixes, y "20 grandes éxitos"), el trío
volvió con "Sueño Stereo" (1995): «buscamos formas de volver a ensamblarnos,
porque estábamos fuera del training y del vértigo que teníamos... yo creo que a
nosotros nos pasó como a esas parejas que tuvieron una pasión muy grande y
que después queda solo el sexo» (No de Página/12, 29/06/95). Los recitales de
agosto demostraron que mantenían la vigencia de años anteriores, razón por la
cual fueron invitados a participar del 113º aniversario de la Ciudad de La Plata, en
noviembre, ocasión para la cual reunieron 200.000 personas en la Plaza Moreno,
con Julio y Marcelo Moura (ex Virus) como invitados.



Un largo silencio antecedió a la despedida final. Soda Stereo anunció su disolución
para mediados de 1997. La banda encaró la última gira, que pasó por México,
Venezuela y Chile, antes de cerrar en dos shows en el estadio de River. Durante el
tour se grabaron versiones en vivo, que serían editadas en dos CDs separados,
bajo el nombre de "El último concierto A" y "B".




Programa de uno de los primeros shows "grandes" de Soda, en el teatro Astros, a
mediados de 1985

Click para agrandar

Gustavo Cerati

Click para agrandar


Click para agrandar

Soda Stereo

Click para agrandar

Soda Stereo
Foto: José Luis Mazza, 1979

Click para agrandar

Soda Stereo
Foto: Andy Cherniavsky

Click para agrandar

Soda Stereo




Discografía
Soda Stereo, 1984
Nada personal, 1985
Signos, 1986
Ruido blanco, 1987
Doble Vida, 1988
Canción animal, 1990
Languis, 1990
Rex Mix, 1991
Dynamo, 1992
20 grandes éxitos, 1994
Zona de promesas, 1994
Sueño Stereo, 1995
Comfort y música para volar (MTV Unplugged), 1996
Chau Soda, 1997
El último concierto B, 1997
El último concierto A, 1997
Obras Cumbres, Vol. 2, 2001
Obras Cumbres, Vol. 1, 2001
 
Web www.lasnoticiasmexico.com