Actriz María Rebeca Alonso se desnuda para Playboy

La actriz mexicana María Rebeca Alonso, quien saltó a la fama hace 25
años por ser la protagonista del filme "La niña de la mochila azul", será
la portada de la revista "Playboy" de enero en México, anunciaron hoy la
editorial.

En la sesión de fotos que publicará la revista a partir del 1 de enero, la
actriz le rinde un homenaje a la cinta "Las alas del deseo" (1987), del
realizador alemán Wim Wenders.

Recientemente, la actriz declaró a la prensa que a sus más de 30
años, este es el momento ideal para mostrarse desnuda en una
publicación como "Playboy", pues se encuentra en forma, y tiene
constante trabajo tanto en teatro como en televisión.

Sobre la opinión de sus padres, el actor José Alonso y la actriz Irma
Lozano, apuntó que no tuvieron ninguna objeción al respecto.

"Mis papás me apoyaron, siempre me han apoyado y ahora no fue la
excepción, además mi papá fue uno de los primeros actores que hizo
un desnudo para una revista aquí en México", indicó María Rebeca a la
prensa.

Aunque esta será la primera ocasión que la actriz se desnude en una
revista, anteriormente lo hizo para la película "Mónica y el profesor"
(2001), bajo la dirección del actor y director, Héctor Bonilla.

Alonso inició su carrera en 1977 en la película "El niño y el tiburón", de
Raúl de Anda, pero fue hasta tres años después que saltó a fama con
la película "La niña de la mochila azul", basada en el éxito discográfico
de la entonces revelación infantil, Pedrito Fernández.

Actualmente participa en la obra teatral "Confesiones de mujeres de
30", que produce Ocesa Teatro en la ciudad de México. EFE





















BIOGRAFIA
María Rebeca


A esta joven actriz bien podría aplicarse aquel refrán que dice que el
talento no se hurta, sino que se hereda; como ella lo heredó de sus
padres: dos reconocidos versátiles actores: Irma Lozano y José
Alonso. A lo largo de su carrera María Rebeca ha incursionado en cine,
televisión y teatro con gran éxito. La primera obra en la que participó fue
Heidi, para continuar en puestas en escena como Drácula, Nacido al
Margen, Grito de Silencio, Juegos de Amor, Réquiem, Ciego Amor, La
Pareja Dispareja, Mónica y el Profesor, Los Héroes del Día Siguiente,
Ataque de Pánico, Descalzos en el Parque, La Sirenita, Cosas de
Mamá y Papá, Intruso de Media Noche, Al Aire y Cada Quien su Vida,
por mencionar algunas. En televisión ha participado en telenovelas
como Los Ricos también Lloran, Pelusita, Atrapada, Simplemente
María, Baila Conmigo, Tenías que Ser Tú, Al Norte del Corazón, Perla,
Catalina y Sebastián y más recientemente Belinda. Su trabajo en cine
no ha sido menor, ya que ha participado en más de una decena de
películas entre las que se encuentran El Niño y el Tiburón, La
Mugrosita, El Oreja Rajada, La Tía Alejandra, El Rey del Barrio, El
Teatro del Terror, Pánico en la Montaña, Cementerio del Terror, La
Muñeca de la Muerte, Ciudades Oscuras, Mónica y el Profesor y Juárez:
Stages of Fear. Pero tal vez la más memorable de todas sus
participaciones cinematográficas fue su participación en La Niña de la
Mochila Azul y su secuela, junto al cantante Pedro Fernández.





















FOTOS CORTESIA DE WWW.MEJORTEATRO.COM

Inicia el 2006, un año definitivo en muchos sentidos. Una leyenda
bucólica reza que según como inicies la mañana te irá el resto del día.
Si esto lo aplicamos a los 12 meses, enero es determinante. Por eso
pensamos que un buen augurio sería abrir con María Rebeca, actriz
forjada en el teatro, pero con el talento heredado por sus padres: Irma
Lozano y José Alonso.
“La actuación es algo que traes en la sangre. En mi caso, me doy
cuenta de que esto es lo mío cuando estoy en escena. Estoy muy
agradecida con Dios y con el Universo, porque puedo hacer y vivir de lo
que me gusta. Sobre el escenario me lleno de una energía que no
podría obtener de otra manera”, señala.
Amante de la libertad artística, la actriz se enorgullece de su
independencia, aunque no deja de reconocer las limitantes: “De
repente hay juegos a los que no entras; por ejemplo, estar en las
fiestas y que todo mundo te vea para que después te llamen a las
telenovelas. Yo, en cambio, me he metido en el teatro, con todo y que
no pagan lo mismo que en televisión; aún así, no me arrepiento”,
añade.
En forma de ángel, María Rebeca llega a estas páginas en un
momento de plenitud interna. Al respecto, explica: “El hecho de que
una mujer se atreva a ser la portada de Playboy requiere de valentía,
seguridad y fortaleza. Decidí estar en la revista porque ahora acepto
quien soy, estoy bien con mi entorno y conmigo. Hace tres años esto
no lo hubiera podido hacer. En este proceso me han ayudado obras en
las que he participado, como Los monólogos de la vagina y
Confesiones de mujeres de treinta. Sus textos hicieron que creciera
esa mujer interior que hay en mí”.
TEXTO CORTESIA PLAYBOY.COM.MX