Se corona Pachuca en la Copa Sudamericana al vencer 2-1 a Colo Colo .

Santiago, 13 Dic (Notimex).- Tuzos del Pachuca del futbol
mexicano vino de atrás para derrotar hoy como visitante 2-1 (global
3-2) a Colo Colo de Chile, para conquistar de manera merecida y
categórica el título de la Copa Sudamericana.

Humberto Suazo había adelantado al "cacique", al minuto 34; sin
embargo, Gabriel Caballero, al 53, y el argentino Christian Giménez,
al 73, le dieron la vuelta al partido para que Pachuca se convierta
en el primer equipo mexicano en ganar un torneo organizado por la
Conmebol.

Tras plasmar sobre el terreno de juego un mejor futbol con el
que debió adelantarse en la pizarra en el primer tiempo, un
"pestañeo" le costó a Pachuca un gol en contra de su rival que pese
al ímpetu con el que inició no había hecho mucho para merecerlo.

El cuadro mexicano supo manejar muy bien la presión que buscó
imponer el "cacique" en los primeros 20 minutos, la clave era
controlar a su mejor hombre, al delantero Matías Fernández, quien
cada vez que tomaba el esférico era vigilado muy cerca por Jaime
Correa en tres cuartos de cancha.

La falta de facilidades para este joven jugador provocó que
Humberto Suazo careciera de balones y que con el paso del tiempo el
control lo tomara Pachuca con un mejor manejo del esférico, pero sin
que el colombiano Andrés Chitiva, el argentino Christian Giménez y
Juan Carlos Cacho lograran conectarse al frente.





















Los pupilos de Enrique Meza no obstante estuvieron cerca de
romper el cero. La primera de ellas al minuto 24 en una acción en la
que Gabriel Caballero desde la derecha sirvió un excelente pase a
Chitiva que de pecho controló y con la zurda sacó un disparo que pasó
a lado del poste del portero argentino Christian Cejas.

En el mejor momento que pudo vivir el visitante en el primer
lapso, Cacho tuvo a su alcance el desempate, sin embargo, de manera
increíble envió su remate a un lado cuando tenía todo para definir
tras un tiro de esquina ejecutado por el sector de la izquierda, al
minuto 29.

Cuando el juego se encontraba en un equilibrio apareció la
calidad de Matías para filtrar por izquierda un pase a Alexis Sánchez
que se quitó al colombiano Aquivaldo Mosquera y servir a Suazo que
aguantó muy bien el balón, se abrió el espacio y de derecha sacó un
disparo raso ante el inútil estirada de Calero, al minuto 34.

Obligado a ir por la igualada para forzar al menos los penales,
Enrique Meza buscó darle mayor profundidad y obviamente ordenó el
ingreso del argentino Damián Alvarez, fundamental en el rumbo que
tomaron las acciones, así como el de Gerardo Rodríguez para cargar
sus ataques por la banda de la izquierda.

Estas modificaciones tuvieron los efectos esperados, ya que fue
precisamente por esa banda por donde Pachuca logró el empate en un
centro de Rodríguez a segundo poste a la llegada de Gabriel Caballero
que de derecha y sin marca alguna envió el esférico al fondo de las
redes, al minuto 53.

La paridad acentuó el mejor futbol de Pachuca que con calma y
experiencia esperó el momento exacto para dar ese golpe letal y
callar a más de 60 mil aficionados chilenos que no creían de lo que
eran testigos.

Antes de que Pachuca asegurará el título, Matías Fernández, que
fue "secado" por la excelente marca de Correa, cerca estuvo de
regresarle la ventaja a su equipo, pero en la línea la zaga visitante
despejó para evitar la caída de su marco.

Instantes después Pachuca enfrió todo en un contragolpe que de
manera magistral inició Damián desde su propia cancha al quitarse a
dos rivales y servir a "Chaco" que de primera abrió a Chitiva que por
izquierda le devolvió a Christian que con mucha calma controló el
balón para cruzar su disparo y batir a Cejas, al minuto 73.

Este gol fue el acabóse para el cuadro "andino" que cayó en la
desesperación frente a un Pachuca dominador de las acciones y que
soportó sin muchos aspavientos los embates del cuadro "colocolino"
para levantarse de manera merecida y justa con el título.

El arbitraje estuvo a cargo del argentino Héctor Baldassi, quien
en general tuvo una buena actuación. Expulsó de roja directa a
Gonzalo Fierro (75) por los locales y al colombiano Andrés Chitiva
(75) por el campeón.

Arturo Vidal (59), Rodrigo Meléndez (60) y David Henríquez (75)
vieron cartón preventivo por Colo Colo, en tanto, que los argentinos
Damián Alvarez (50) y Christian Giménez (75) vieron cartón
preventivo por los mexicanos.

Alineaciones:

Colo Colo.- Christian Cejas, David Henríquez, Alvaro Ormeño
(Mario Caceres, 79), Arturo Vidal, Miguel Riffo, Rodrigo Meléndez
(Andrés González, 86), Arturo Sanhueza, Gonzalo Fierro, Alexis
Sánchez (Miguel Caneo, 86), Matías Fernández y Humberto Suazo. DT.
Claudio Borghi (ARG).

Pachuca.- Miguel Calero, Marvin Cabrera, Leobardo López,
Aquivaldo Mosquera, Fernando Salazar (Gerardo Rodríguez, 46), Fausto
Pinto, Jaime Correa, Gabriel Caballero, Christian Giménez (Juan Pablo
Alfaro, 83), Andrés Chitiva y Juan Carlos Cacho (Damián Alvarez, 46).
DT. Enrique Meza.

Pachuca, primer equipo mexicano campeón de Copa Sudamérica.

México, 13 Dic (Notimex).- Finalmente, tras dos intentos
fallidos, un equipo mexicano fue capaz de sobreponerse a todo y
conquistar el título de un torneo organizado por la Conmebol, Pachuca
se encargó de hacer la proeza al levantar la Copa Sudamericana.

Desde que los cuadros "aztecas" fueron invitados a participar en
este tipo de torneos nunca habían sido capaces de conquistarlos, se
habían quedado muy cerca hasta que "Tuzos" llegó para terminar con
esta situación.

La primera ocasión que un equipo mexicano llegó hasta las
instancias finales ocurrió en la Copa Libertadores de América 2001
cuando Cruz Azul cayó en serie de penales frente a Boca Juniors de
Argentina.

Tuvieron que pasar cuatro años para que Pumas de la UNAM llegará
a estas mismas instancias en la Copa Sudamericana, en la cual
perdieron también desde los "once pasos" con el mismo cuadro
"xeneize", en duelo que también tuvo como sede el estadio La
Bombonera.

Un año después Pachuca salió decidido a terminar con esta mala
racha y lo logró con base a entrega, pero sobre todo con un buen
futbol que le valió para derrotar como visitante 2-1 a Colo Colo,
tras empatar 1-1 en la ida.

Felicita Calderón a Pachuca por triunfo en Copa Sudamericana.

Santiago, 13 Dic (Notimex).- El presidente de México, Felipe
Calderón, llamó esta noche a los jugadores del club Pachuca para
felicitarlos por el triunfo obtenido ante el Colo Colo en esta
capital, lo que los convirtió en campeones de la Copa Sudamericana.

El presidente del Pachuca, Jesús Martínez, dijo a Notimex que
Calderón se comunicó para felicitarlos, lo cual constituye un orgullo
para el plantel porque el campeonato obtenido debe ser asumido como
triunfo por todos los mexicanos.

El técnico del Pachuca, Enrique "Ojitos" Meza, dijo al hablar
con el presidente que el futbol mexicano ha progresado mucho gracias
"a que hemos tenido mucha participación en torneos internacionales,
ahora tenemos mucha competencia y hemos progresado mucho".

"Ojalá a usted le toque todas estas cosas (triunfos) que nos
hacen falta porque el deporte aleja a la niñez de todos los males que
aquejan al mundo", señaló el técnico al presidente mexicano.

De acuerdo con Meza, Calderón le comentó que está muy contento y
orgulloso del Pachuca porque el equipo representa a todo México y el
triunfo obtenido es muy importante para el deporte nacional.

Meza comentó a Calderón que "estamos muy orgullosos y contentos
de que usted haya llegado a la Presidencia de la República".

El Pachuca se coronó campeón de la Copa Sudamericana al derrotar
como visitante por dos goles a uno al equipo chileno Colo Colo, que
había logrado un empate a un tanto en el partido de ida jugado en la
capital del estado de Hidalgo.

Da "Ojitos" Meza crédito a jugadores por título de Sudamericana.

Santiago, 13 Dic (Notimex).- El técnico del equipo mexicano
Pachuca, Enrique "Ojitos" Meza, afirmó que el triunfo ante Colo Colo
de Chile en la final de la Copa Sudamericana es producto del trabajo
de "un gran grupo de jugadores que habían enfrentado los partidos con
toda seriedad".

Agregó que al futbol mexicano le hacía falta una victoria de
esta envergadura ya que tenía tiempo que no se conseguía un logro de
esta magnitud.

"Mi equipo fue mejor y aunque muchos nos daban por muertos,
venimos con la mentalidad de ganar y lo conseguimos", dijo Meza al
término del partido de "vuelta" en el que vencieron 2-1 a Colo Colo
(global 3-2), disputado en el estadio Nacional de esta ciudad.

Del cuadro chileno Colo Colo, el técnico de Pachuca se limitó a
decir que se trata de un cuadro sumamente peligroso que sabe a que
juega y que en el primer partido no mostró todo su alcance.

A su vez, el mediocampista argentino naturalizado mexicano
Gabriel Caballero dijo que el triunfo del Pachuca sobre Colo Colo en
la final del certamen sudamericano es un gran logro para un grupo que
nunca dejó de pensar en el título.

El también mediocampista, el argentino Christian "Chaco"
Giménez, señaló que el triunfo se lo debían a la afición de Pachuca
que nunca dejó de creer en ellos y los jugadores sabían de la
importancia de ganar un trofeo internacional para la institución.

Por otra parte, el delantero argentino Damián Alvarez fue
nombrado el mejor jugador del partido y se hizo acreedor a un auto de
la marca que patrocinó la Copa Sudamericana.

Eufórica celebración del Pachuca ante un enmudecido Estadio Nacional

Por Edgar Cera. Corresponsal

Santiago, 13 Dic (Notimex).- Los jugadores y cuerpo técnico del
club de futbol Pachuca celebraron esta noche con euforia su histórico
título de campeones de la Copa Sudamericana ante un enmudecido
Estadio Nacional tras vencer 2-1 al Colo Colo en su propia cancha.

Los más de 55 mil aficionados locales que se congregaron con la
certeza de que serían campeones tornaron en silencio la incredulidad
y a medida que se acerca el fin del encuentro fueron cesando los
cánticos, las arengas y los gritos de apoyo a su equipo.

En cambio, los jugadores del Pachuca saltaron de gusto cuando el
árbitro dio el silbatazo final que selló el título de campeón de la
Copa Sudamericana 2007 para el equipo mexicano, una proeza que
ningún
otro club de ese país había conseguido.

Al término del partido, los jugadores de los "Tuzos" en pleno
corrieron hacia el centro de la cancha del Estadio Nacional, todos
ellos gritando jubilosos, como niños, y se comenzaron a abrazar una y
otra vez, a saltar, a celebrar en grande la victoria.

"Viva México", "Viva México", "Somos Campeones, Somos
Campeones", gritaban los jugadores con la gloria de haber derrotado
en su propia cancha al equipo más popular y poderoso de Chile, con
todo y su delantera de lujo, compuesta por Matías Fernández y
Humberto Suazo.

Entre gritos, comenzaron a repartirse y a colocarse las
camisetas color blanco con el lema "Campeones 2006 Sudamericana" y
el
escudo del Pachuca, como para que no quedara duda de que el club
mexicano había hecho la proeza.

Muchas esposas de los jugadores entraron a la cancha, como la
del defensa colombiano Aquivaldo Mosquera, quien se fundió en un
cálido abrazo y un largo beso en la orilla de la cancha con su mujer,
feliz como estaba de la vida.

El capitán Miguel Calero gritaba por su parte: "Somos
campeones", y abrazaba al técnico Enrique "Ojitos" Meza, a quien le
decía: "Les callamos la boca, Profe, les callamos la bocas".

El estratega, por su parte, lo tranquilizaba y le decía "Somos
campeones", "Somos campeones", mientras el argentino-mexicano
Gabriel
Caballero se llevaba las manos al rostro y miraba al cielo,
emocionado, y muchos otros derramaban lágrimas.

También se escucharon gritos al ritmo de "Tuzoz, Tuzos", cuando
los campeones comenzaron a dar la vuelta olímpica en el maltratado
césped del Estado Nacional.

Los aficionados chilenos, por su parte, incluida la aguerrida
"Garra Blanca" y la hinchada popular, alcanzaron a reaccionar de su
estupor cuando los jugadores del Colo Colo recibieron la medalla que
los acredita como subcampeones del certamen.

Sabor a poco le quedó a la leal afición chilena, convencida como
estaba de que todo estaba puesto para ser campeones y de que el 1-1
que trajeron de México y su condición de local en este partido harían
imposible una derrota.

Pero el Pachuca sí que pudo y fue el capitán Calero quien
recibió primero la Copa Sudamericana, el gran trofeo ganado a pulso,
ante un estadio ya semivacío que no estaba dispuesto a seguir
sufriendo la derrota.

Jesús Martínez, el presidente del club, le comenzó a colocar las
medallas a los miembros de la delegación y al cuerpo técnico, y hasta
se escuchaban a lo lejos gritos aislados de "Olé campeón", "Olé
campeón", provenientes de la afición chilena que ya se iba.

El "ojitos" Meza dijo a Notimex que sin duda "merecimos la
victoria, creo que la merecimos. No sé, habrá que ver, pero creo que
hicimos lo suficiente para ganar. No es necesario callar bocas, hay
que ser muy digno en cualquier situación, en la victoria y en la
derrota".

Estaba feliz el "Ojitos", exultante, y repetía a quien quisiera
oírlo que "el triunfo fue posible porque tengo un magnífico grupo de
jugadores, buenísimos, y hoy le ganamos a un equipo que es muy
peligroso y que tiene una gran afición. Es una victoria importante".

Mosquera, por su parte, dijo a Notimex que el triunfo "lo
agradecemos a Dios. Te imaginas la felicidad que tengo? Estábamos
perdiendo, nos hicieron el gol cuando estábamos en el mejor momento y
el segundo tiempo nos repusimos mucho".

"Este triunfo fue por México, por nuestra afición y por toda
esta gente que se lo merece; por nosotros, por el `Profe" y el
presidente (Martínez), que nos apoya siempre".

Carlos Coccaro, rehabilitador del Pachuca, recorrió hincado el
área grande de la portería sur porque había prometido hacerlo si el
equipo obtenía el campeonato, y lo hizo con gusto, con el campeonato
en el bolsillo.

Ni se diga la alegría de un centenar de mexicanos que se dieron
cita en el Estadio Nacional con sus banderas tricolores, sus
camisetas verdes, su algarabía, su estoicismo en medio de 55 mil
aficionados del Colo Colo que, sin duda, asumieron con mucha dignidad
la derrota.
Estalla en júbilo afición hidalguense por triunfo de Tuzos.

Pachuca, 13 Dic (Notimex).- Cientos de aficionados salen a las
calles de la Bella Airosa a festejar el triunfo del equipo Tuzos,
quien logró derrotar al equipo de Chile Colo Colo y de esta manera
ser el primer equipo mexicano en ganar la Copa Sudamericana.

Las principales calles de la ciudad mexicana, son abarrotadas
por los hinchas del club Pachuca, quienes solamente esperaron el
silbatazo final del arbitro para salir a festejar el triunfo de su
equipo.

Aún con las bajas temperaturas que se registran en gran parte de
la entidad, los cientos de aficionados recorren las calles de
Matamoros, Allende, Guerrero, Ocampo y calles aledañas del centro de
la ciudad, a bordo de automóviles en las que portan la tradicional
bandera del Club Pachuca.

Martín Paredes, vocero de la dirección general de Seguridad
Pública y Tránsito del Estado (DGSPyTE), informó que fue necesario
realizar un operativo de seguridad para vigilar que los festejos de
los aficionados no se conviertan en excesos y pongan en riesgo la
integridad de la ciudadanía.

En el operativo dijo participan elementos del grupo de Fuerza de
Tarea y policías de la Secretaria de Seguridad Pública, así como del
ayuntamiento, quienes realizan recorridos por las principales calles
de la ciudad, que empiezan a llenarse de los colores azul y blanco.

Los claxon de cientos de automóviles se escuchan por la ciudad,
mientras que las torretas de decenas de patrullas van y vienen por
calles y avenidas. Se espera que los festejos se prolonguen hasta
altas horas de la madrugada.

Mientras, en el Reloj Monumental de Pachuca, símbolo de la
ciudad y ubicado en el corazón de la bella airosa, cientos de
aficionados empiezan a reunirse y cantar Ole, Ole, Ole, Tuzos, Tuzos,
quienes habían contenido los festejos, luego de la eliminación de su
equipo en el torneo mexicano.

La temperatura que alcanza los 8 grados centígrados, no ha sido
impedimento para que pequeños, de entre 4 y 10 años de edad, salgan a
las calles con sus padres a festejar el triunfo del equipo local, el
cual se espera arribe este jueves y realice un recorrido por las
calles de Pachuca.

Hasta el momento, la DGSPyTE no ha reportado mayores incidentes,
salvo los congestionamientos viales, principalmente en el primer
cuadro de la ciudad, históricamente utilizado para festejar los
triunfos del equipo local, en los últimos 10 años.

Afirma Claudio Borghi que Pachuca ganó bien al jugar al contragolpe.

Santiago, 13 Dic (Notimex).- El director técnico del Colo Colo,
Claudio Borghi, dijo esta noche tras la derrota por 2-1 ante el
Pachucha que el club mexicano "nos ganó bien y nos atacó por donde
nos dolía", al contragolpe.

En rueda de prensa luego de finalizar el partido que dejó como
campeón de la Copa Sudamericana al equipo mexicano, el entrenador
del
club chileno sostuvo que el rival hizo un muy buen segundo tiempo,
cuando dio la vuelta al marcador, "y no tuvimos solución".

"Las derrotas son impensadas, están dentro de los resultados que
pueden ocurrir. El resultado no es bueno, especialmente en el último
partido, que es el que define, pero yo creo que nos ganaron bien",
sostuvo el entrenador de nacionalidad argentina.

Borghi dijo que ceder el título de la Copa Sudamericana al
Pachuca, cuando Colo Colo había obtenido un empate en México en el
partido de ida, "no es bueno, pero no hemos perdido con un mal
rival".

"Pachuca ha jugado muy bien, nos ha hecho daño, y creo que no
tengo más que felicitar al rival en ese sentido. Ellos jugaron mejor.
Si te ganan es porque el equipo rival jugó mejor", aseveró el técnico
tras la derrota de su equipo.

Consideró que la defensa del Colo Colo marcó bastante bien,
"pero en los contragolpes no teníamos nada que hacer y el esfuerzo
general de los jugadores fue bastante digno. Yo no soy conformista
pero más no puedo exigir".

Borghi pidió disculpas a la afición del Colo Colo por fallar en
obtener el título de la Copa Sudamericana, para el cual habían
preparada una gran fiesta entre los hinchas chilenos, pero "este
equipo nunca ha defraudado en su forma de jugar".

Colo Colo "ha tratado de jugar siempre igual; no salió esta
noche, pero más que eso no les puedo decir. Lamentablemente no
pudimos ganar, pero de todas maneras, desde mi punto de vista, yo me
siento muy orgulloso, no conforme, pero orgulloso", agregó.

De acuerdo con el técnico, la poca presencia que tuvo durante el
partido el habilidoso volante Matías Fernández respondió a que "lo
marcaron muy bien, no lo dejaron dar la vuelta y no pudo hacer la
diferencia".

Your Ad Here