Your Ad Here
El comediante mexicano Luis de Alba,
"El Pirruris", lleno de ilusión por el próximo nacimiento de su
séptimo hijo, reveló que en su vida existe un episodio que no puede
borrar de su mente, su participación en el movimiento estudiantil de
1968, en el que dirigió a un contingente y perdió a varios
compañeros.

En entrevista con Notimex, De Alba señaló que la inmersión en
las drogas y el alcohol fue lo peor que ha experimentado y le causó
serios problemas de personalidad, pues acabó con su familia, amigos e
incluso con su trabajo y salud.

El artista nació en el puerto de Veracruz el 7 de marzo de 1945,
en el seno de una familia que tuvo tres hijos varones, y él fue el
segundo.

Su padre era juez calificador delegacional y su madre, ama de
casa y compositora. "Quizá de ahí venga mi vena artística",
manifestó.

Alba, considerado como un icono de la comicidad en México,
recordó que su infancia estuvo llena de felicidad y que a los seis
años ya incursionaba en el medio artístico, pues formaba parte de una
escuela de opereta y zarzuela que fundó Don Emilio Azcárraga
Vidaurreta, considerado como el "Zar de la Radio y la Televisión en
México".





















Enfatizó que lo que hizo complicada su niñez fueron las burlas
de sus compañeros de escuela, quienes se mofaban de los personajes
que él interpretaba en televisión. "Eso me volvió muy bravucón, pero
ahora soy enemigo de las peleas y evito a toda costa reñir",
puntualizó.

El cómico guarda silencio y dice: "En ocasiones la gente piensa
que fui un niño explotado porque trabajaba, pero jamás me consideré
así, pues lo que yo hacía no lo veía como un trabajo, sino como una
diversión, porque siempre me gustó la actuación y el canto".

Comentó que durante su adolescencia, sus inquietudes estaban
enfocadas en la libertad y el sexo, y entre risas explicó: "Siempre
pensaba en jugar al papá y a la mamá con mis amiguitas".

Entre los primeros trabajos que realizó en televisión está la
segunda novela transmitida en este país, "Gutierritos", con Rafael
Banquells, María Teresa Rivas, Mauricio Garcés, Bárbara Gil y Evita
Muñoz "Chachita", entre otros actores.

De esa época Luis de Alba recuerda que siempre fue presidente de
la sociedad de alumnos, "lo que me volvió muy grillero desde que
estaba muy niño y continué así hasta mis estudios universitarios".

Estudió bachillerato en la Escuela Nacional Preparatoria Número
1, lo que es hoy el Museo del Antiguo Colegio de San Idelfonso, y
posteriormente acudió a la Facultad de Filosofía y Letras, de la
Universidad Nacional Autónoma de México.

Continuó estudiando a nivel de licenciatura en la Universidad
Iberoaméricana, en la década de los 60 y llegado el movimiento
estudiantil de 1968 formó un contingente "y aunque la universidad no
nos dio permiso para participar, a la marcha de Tlatelolco nos fuimos
aproximadamente 25 alumnos de diferentes facultades, y por desgracia
mataron a cinco".

Sus ojos se llenan de lágrimas cuando evoca este episodio, que a
decir de él, "es lo peor que he vivido porque vi como acribillaban a
centenas de jóvenes, que sólo querían defender sus derechos como
estudiantes, y entre ellos estaban los chicos que yo había llevado
hasta ahí".

Desconsolado e indignado por ese suceso, el comediante cambia de
tema y habla de su primer amor. "No me gusta recordar esa página de
mi vida, mejor hablo de cosas bonitas como mi primer enamoramiento".

Alicia es el nombre de la primera mujer que le quitó el sueño a
"El Pirruris", a quien conoció en una fiesta y luego de varios años
de ser novios, se casaron.

"Ella fue mi primera esposa, con quien duré 29 años casado y
tuve cuatro hijos, Luis Antonio, Jorge, Luis Angel y Ana", comentó.

Fuera de este matrimonio, el artista tiene una hija en
Inglaterra, cuyo nombre es Stephanie y vive con su madre. "La he
visto muy pocas veces y es muy huraña conmigo porque para ella, el
hombre que se casó con su mamá es su padre", adujo.

Su divorció obedeció a varios factores. "A mi esposa nunca le
gustó el medio en el que yo me desenvolvía, porque constantemente
estaba de gira, faltaba a mi casa por cuestiones de trabajo y también
porque era muy bohemio y mujeriego", señaló y reconoció sus errores.

El actor nunca se negó a encontrar un nuevo amor y durante una
gira por Guadalajara, Jalisco, inició una relación con la también
actriz Abigail Alfaro, quien años atrás había sido Señorita Jalisco.

sigue
"EL PIRRURIS" HABLA/tres/Jalisco.

Tiempo después se casaron y actualmente viven en la la llamada
"Perla Tapatía" o de "Occidente", donde procrearon al pequeño Luis,
quien hoy tiene cinco años de edad, y están en espera de su segundo
hijo, quien nacerá en noviembre próximo.

"Confío en que sea niña, porque a las dos hijas que tengo nunca
las he disfrutado", reconoció.

Contrastando estos momentos de plena felicidad, el comediante,
quien ha sido conductor de programas televisivos como "El Mundo de
Luis de Alba", "El Pirruris Oresenta", "El Picadísimo" y "La Carabina
de Ambrosio", platica sobre otro de los episodios más difíciles de su
vida.

"Fue mi inmersión en las drogas y el alcohol, pues fue lo peor
que experimenté y me causó serios problemas de personalidad, acabé
con mi familia, amigos e incluso con mi trabajo y mi salud", comentó.

Añadió que "era un neurasténico y por eso respeto y admiro mucho
a mi actual pareja, pues cuando me conoció yo estaba supermetido en
las drogas y así me aguantó".

Este consumo desmedido le provocó un momento muy crítico cuando
se fracturó la cadera, pues se cayó de un caballo de carreras y se
lastimó, posteriormente volvió a caerse y el coxis se le partió.

"En ese entonces yo no tenía dinero, y el señor Emilio Azcárraga
Jean cubrió todos los gastos médicos en uno de los mejores hospitales
de la ciudad, por lo que estoy sumamente agradecido con él y esta
empresa (Televisa), que es la casa de mi corazón", subrayó.
Las Noticias
México
Te recomendamos éste software de
GOOGLE, cada uno de ellos te
resuelve distintos problemas y lo
mejor
ES GRATUITO...