Historia
Cuando Luisa era apenas una adolescente, campesina e
ingenua, fue amenazada y engañada por Gonzalo Montero, hijo
de don Gregorio, el despiadado dueño de la hacienda donde
trabajaba.


Luisa queda embarazada tras sufrir el abuso de Gonzalo, sin
embargo cuando Gladis, esposa de Gonzalo, se entera,  
propicia una golpiza a Luisa, haciéndola perder al bebé. Luisa
no sólo sufre la pérdida de su bebé, sino también la de su
abuela, pues Don Gregorio decide quemar la casa de Luisa con
su abuela dentro.  


Después de 20 años Luisa, convertida en una mujer madura,
despampanante y rica, cambia su nombre a Victoria y regresa a
la hacienda de la Florida con el propósito de buscar venganza.



















Comienza por conseguir trabajo en la hacienda de los Montero,
donde Gonzalo, Gladis y don Gregorio quedan intrigados por
ella. Sin embargo, la venganza de Victoria no resulta tan fácil,
pues no contaba con que el amor se interpondría en sus planes.

Al conocer a Diego, un hacendado vecino de los Montero, pues
ambos quedarán perdidamente enamorados.  

narra la historia de Victoria Salinas, una mujer que lleva 20 años
cargando el peso de un agravio imperdonable… y esperando el
momento oportuno para la revancha.

Cuando era apenas una adolescente, campesina e ingenua, fue
engañada y seducida por Gonzalo Montero, hijo de don Gregorio,
el despiadado dueño de la hacienda donde trabajaba, y quedó
embarazada.

Pero ese bebé no tuvo oportunidad de nacer, por culpa de una
terrible paliza propinada por Gladis, la enfurecida esposa de
Gonzalo. Desde entonces, Victoria, quien en aquella época era
conocida por su verdadero nombre, Luisa, sólo piensa en lograr
que los Montero paguen por el dolor que le causaron.

RegresoAhora, convertida en una mujer madura,
despampanante y rica, Luisa/Victoria regresa a la hacienda de la
Florida junto a su bellísima hija adoptiva, con el propósito de
buscar venganza. Comienza por conseguir trabajo en la
hacienda de los Montero, donde Gonzalo, Gladis y don Gregorio
quedan intrigados por ella, ya que, inexplicablemente, les
recuerda a alguien que preferirían olvidar.

Sin embargo, la venganza de Victoria no resulta tan fácil, pues
ella no contaba con que el amor se interpondría en sus planes.
Al conocer a Diego, un hacendado vecino de los Montero, ambos
se enamoran perdidamente.

Amor y venganza
Aunque parece duro e inflexible, en el fondo él es sólo un
hombre herido, víctima de una gran injusticia, y
desesperadamente necesitado de afecto, el cual Victoria está
dispuesta a darle con creces. Para complicar aún más las
cosas, Carolina, la hija de Victoria, también encuentra el amor
en Alejandro, hijo de Gonzalo Montero.

Victoria se da cuenta de que si quiere felicidad verdadera para
ella y para su hija, debe dejar atrás el odio por los Montero, a
pesar de que siguen haciéndole daño aún hoy en día. ¿Podrá
lograrlo?