Plasmó Bela Lugosi su elegancia en el mítico "Conde Drácula".

* El actor húngaro fue homenajeado recientemente en un festival de cine
en España, a 124 años de su natalicio y 50 años de su deceso.

El actor húngaro Bela Lugosi, quien
saltó a la fama por interpretar al mítico "Conde Drácula" y recién
fue homenajeado en el XXXIX Festival Internacional de Cine de
Cataluña Sitges 2006, España, nació el 20 de octubre de 1882.


El histrión que también diera vida a "Frankenstein", personaje
de la escritora Mary Shelley, fue aclamado el pasado 12 de octubre
con la proyección del filme "Bela Lugosi, Pickfair 5619 Hollywood",
realizado por el director valenciano Santigo Estruch, en
conmemoración del 50 aniversario luctuoso del actor, cuyo deceso
ocurrió el 16 de agosto de 1956.


Bela Ferenc Dezso Blasko, su nombre de pila, nació en Lugos,
Hungría, fue hijo de un banquero acomodado pero tuvo que trabajar
como minero tras la muerte de su progenitor.


Cursó estudios de arte dramático en Budapest; fue estrella de
teatro y de cine húngaro, a veces bajo el seudónimo de Arisztid Olt.
En 1919 tuvo que irse a Alemania y después a Estados Unidos, debido a
su actividad política durante la república de Consejos.


En Estados Unidos, le ofrecieron el papel de "Conde Drácula",
que interpretó en Broadway en 1928. La función fue todo un éxito y
luego de ello Lugosi se afianzó como actor cinematográfico, aunque
sin alcanzar todavía renombre.


Dicho papel también lo interpretó en giras durante 1929 y 1930,
mismo que retomó para la pantalla en: "Drácula" (1931) y "La marca
del vampiro" (1935). Fue así que en los años 30 y 40, puso su sombría
elegancia y fuerte acento vocal al servicio del cine fantástico y de
terror.


El histrión también actuó en cintas como "Doble asesinato en la
calle Morgue" (1932), "La isla de las almas perdidas", "Satanás/El
gato negro" (1934), "El cuervo" (1935), "La sombra de Frankenstein"
(1939), "Black friday" (1940) y "El ladrón de cadáveres" (1945).




















Pero, además interpretó papeles menores en producciones de serie
o seriales infantiles de estudio, aunque no pudo adaptarse. A finales
de los años 40 se prestó a la decadencia del género fantástico.


Trabajó asimismo en cintas poco exitosas como "Zombies on
Broadway" (1945), "Abbott y Costello contra los fantasmas" (1948) y
"Bela Lugosi meets a Brooklyn gorilla" (1952).

Sigue

Plasmó. dos.(1952)


El título de esta última mostró el nivel de identificación que
tenía el nombre del actor, con los siniestros personajes que lo
hicieron famoso: sabios locos, servidores deformes y vampiros de
cruel elegancia.


Durante la década de los años 40 su vida se inestabilizó, ya que
asumió en la realidad la personalidad de vampiro que lo hizo famoso,
y terminó convirtiéndose en un adicto a las drogas, por lo que fue
internado en el Hospital Metropolitano de Los Angeles, California.


Olvidado por los grandes estudios e inmerso en el mundo de los
estupefacientes, Lugosi pudo regresar a la actuación gracias al
requerimiento de un extraño fan llamado Ed Wood Jr., quien fue
considerado como el peor director de la historia del cine.


Bajo las órdenes de Wood, el actor apareció en tres películas de
serie Z, todas ellas de muy escasa entidad: "Glenn or Glenda" (1953),
"Bride of the monster" (1955) y "Plan 9 from outer space" (1956).


El largometraje de ficción, proyectado el pasado 12 de
octubre, en el homenaje celebrado durante el XXXIX Festival
Internacional de Cine de Cataluña Sitges 2006, España, arrancó con
las célebres palabras que Bela Lugosi pronunció poco antes de morir,
"Soy el conde Drácula, el rey de los vampiros, soy inmortal".


Bela Lugosi falleció a los 73 años, el 16 de agosto de 1956.
Terminó sus días convencido de ser la reencarnación del vampiro más
famoso de todos los tiempos, al dormir en un ataúd y ser enterrado
envuelto en su famosa capa de "Conde Drácula".

NTX

Your Ad Here
null