MéxicoRepúblicaEEUU AhoraUSA now
La primer noticia emitida

ACCIDENTE PRINCESA DIANA EN "ESTADO MUY GRAVE"
lasnoticiasmexico.com
--------------------------------------------------------------------------------

París, 31 ago (EFE).- La princesa de Gales, Lady Di, se encuentra en "estado
muy grave" y fue trasladada al servicio de reanimación del hospital de la Pitie
Salpetriere, informaron hoy, domingo, fuentes médicas.
Lady Di sufre traumatismo craneoencefálico, fractura de un brazo y heridas
graves en una pierna.
El príncipe Carlos, de Inglaterra, fue informado ya del gravísimo accidente sufrido
por su ex esposa.
El amigo de la princesa, el multimillonario egipcio Dodi Al- Fayed, falleció
instantáneamente en el accidente, ocurrido en el túnel del puente del Alma, en
París, al igual que el conductor del vehículo Mercedes 600.
El ministro francés del Interior, Jean-Pierre Chevenement, el jefe de policía de la
prefectura de París, Philippe Massoni, y varios diplomáticos británicos, se
encuentran en el hospital a la espera de nuevos informes de los médicos.
El lugar se encuentra fuertemente acordonado por la policía, que impide el acceso
al lugar

ACCIDENTE/REINO UNIDO MURIO DIANA, PRINCESA DE GALES, SEGUN
PRESS ASSOCIATION ...

--------------------------------------------------------------------------------

Londres, 31 ago (EFE).- Diana, princesa de Gales murió hoy, domingo, en Francia
tras sufrir un grave accidente en compañía de su amigo, Dodi Al Fayed, según
supo de fuentes británicas la agencia local "Press Association".
La ex esposa del heredero de la corona británica sufrió un grave accidente en el
puente del Alma, en París, cuando eran perseguidos por unos "paparazzi


septiembre 1997
LADY DI REPOSA YA EN SU ISLA
lasnoticiasmexico.com
--------------------------------------------------------------------------------

Londres, 6 sep (EFE).- El cuerpo de Diana Spencer, princesa de Gales y madre
de dos príncipes, de los que uno será rey de Gran Bretaña, reposa ya en el islote
de un pequeño lago en la finca de su familia en Althorp, a 125 kilómetros al norte
de Londres.
Nace así el mito de la "Princesa del Lago" como se le llama ya, y que recuerda a
la "Dama del Lago", la maga que ayudó a que Arturo, fundador de la Tabla
Redonda, fuera rey.
El entierro de lady Di, de 36 años, fallecida hace seis días en un accidente de
automóvil en París, se celebró con la sola presencia de sus hijos, su ex-marido y
heredero de la Corona, Carlos, y de su propia familia, los Spencer.
Concluyó así la historia de una joven aristócrata inglesa que se había casado con
19 años de edad, había dado dos hijos a la familia reinante, los Windsor, y se
había divorciado de su marido.
Su vida posterior la hizo aparentemente detestada por la reina y la familia real,
adorada por sus hijos, querida por múltiples organizaciones humanitarias y
objetivo de la prensa, que la persiguió para divulgar sus actos, absorbidos por un
público ávido.
En su huida de los "paparazzi", el vehículo en que viajaba se estrelló en el Puente
de Alma de París, y además de ella murieron su amigo de origen egipcio, Didi Al
Fayed y el conductor.
El único que quedó con vida fue un escolta de la princesa.
A pesar de que las autoridades francesas aseguraron que el chófer viajaba con
una elevada alcoholemia, la opinión pública condenó a los fotógrafos que
perseguían a la pareja.
La casa real británica adoptó un tono de frialdad ante su fallecimiento, mientras
que los hijos, Guillermo, de 15 años, y Enrique, de 12, permanecían con la familia
de su padre sin aparecer públicamente.
Muchos británicos, a través de sus medios de comunicación, censuraron esta
conducta y obligaron a que el viernes, un día antes del funeral y entierro de la
princesa, la reina Isabel II se dirigiera a la nación para ensalzar a lady Di y
expresar su dolor.
Desde París el cadáver había sido trasladado al palacio de Kensington, su
residencia oficial, donde se instaló la capilla ardiente.
Durante casi una semana los británicos fueron creciendo en su afecto a la
princesa fallecida y espontáneamente crearon un cordón de seguimiento de los
actos que se celebraron hoy de casi 150 kilómetros y, según la policía, seis
millones de personas El cuerpo de lady Di salió a las 08,10 GMT a paso lento de
Kensington sobre un armón de artillería, cubierto con el estandarte real y llegó
casi dos horas después a la Abadía de Westminster para la ceremonia religiosa
previa a su inhumación.
Un impresionante silencio, sólo roto por sollozos y una campana que sonaba
cada minuto, se vivía en Londres al paso del cortejo.
Cuando la comitiva alcanzó a la altura del palacio real de Buckingham, se
incorporaron a ella los dos hijos de Diana, Guillermo y Enrique, su padre el
príncipe Carlos, el duque de Edimburgo, y el hermano de la princesa, el conde
Charles Spencer.
Una gaita solitaria rompió el silencio de entonces al interpretar el "Lamento
Escocés", y muchas personas gritaron "Adiós, Diana, que Dios te bendiga".
La reina Isabel II de Inglaterra, llegó poco después a la Abadía de Westminster,
donde la esperaban la reina madre y el príncipe Eduardo.
En el momento en que salió la reina de su palacio de Buckingham se arrió la
enseña real y se izó a media asta la bandera británica, algo que no ocurre ni con
la muerte de los reyes, pero reclamado insistentemente por los ciudadanos, que
acogieron con aplausos este gesto real.
En el templo esperaban destacadas figuras de la política de todo el mundo, entre
ellas la reina Knor de Jordania, la infanta Pilar, hermana y representante del Rey
de España, y la primera dama estadounidense, Hillary Clinton, además de
embajadores, invitados especiales y representantes de organizaciones
humanitarias con las que había colaborado lady Di.
Entre los políticos británicos estaban el primer ministro británico, Tony Blair, y su
esposa Cherie, el titular de Asuntos Exteriores, Robin Cook, y el líder del Partido
Conservador, William Hague, además de ex-primeros ministros.
Los amigos artistas de la princesa esperaban también: el tenor italiano Luciano
Pavarotti, George Michael y Sting, y los actores Tom Cruise y Tom Hanks.
El himno nacional "Dios Salve a la Reina" recibió el féretro en la catedral de
Westmister.
El servicio fúnebre comenzaba con unas palabras del deán, Wesley Carr,
seguido por la lectura de una oración por lady Sarah, hermana de Diana de Gales
y, después de cortas interpretaciones de música clásica, lady Jane, su otra
hermana de Diana, hizo una breve lectura, previa al canto por el coro del salmo
23, "Dios es mi pastor, nada me faltará".
El primer ministro, Tony Blair, pronunció unas palabras, igual que el hermano de
Diana, cuya alocución concluyó en lágrimas tras culpar a la prensa, como había
hecho días atrás, de haber provocado la muerte de la princesa de Gales.
Además de recordarla como hermosa interior y exteriormente, Charles Spencer
aseguró que los fotógrafos la habían convertido en "la mujer más perseguida de
este siglo" y exigió que sus hijos no se vieran sometidos a igual acoso.
El cantante Elton John, con los ojos enrojecidos y con su solitario piano, interpretó
"Candle in the wind" (Llama en el viento), escrita para Marilyn Monroe, pero
adaptada ahora para la princesa de Gales bajo el título "Goodbye England's Rose"
(Adios, Rosa de Inglaterra).
Cuando su voz decía "adiós, Rosa de Inglaterra; no dejes de crecer en nuestros
corazones. Tu eras la bendición que llegaba a las vidas destruidas", los hijos de
Diana comenzaron a llorar.
Mohamed Al Fayed, padre de Dodi, presente en la catedral, se enjugaba las
lágrimas en silencio y movía tristemente la cabeza al lado de la madrastra de
Diana, Ranie Spencer, que es directora de relaciones públicas de los Almacenes
Harrod's, propiedad de los Fayed.
Fue él quien más agradeció la mención a su hijo, la única en la ceremonia, hecha
por el arzobispo de Canterbury, George Carey, quien pidió que se orara por Dodi
y por el chófer fallecido.
Delante de Westminster miles de personas mostraban sus rostros
descompuestos por la emoción y esperaban la salida del féretro. La catedral
estaba rodeada de flores.
Terminado el oficio religioso, el féretro de Diana de Gales partió con destino al
pueblo de Althorp, en un largo camino en el que esperaban buena parte de esos
seis millones de británicos.
Lanzaban tantas flores al vehículo mortuorio que el conductor tuvo que parar
para quitarlas del parabrisas.
Entre tanto, el príncipe Carlos y sus hijos viajaban en tren a Althorp y entraban en
la finca de los Spencer antes de la llegada del féretro.
Cuando lo hizo, las puertas de la entrada se cerraron y lady Di fue llevada hacia
su isla, un lugar que la familia Spencer teme que se convierta en un lugar de
turismo o peregrinación, por lo que piensan abrirlo a los británicos en contadas
ocasiones al año.

1997
DIANA PERIODICO SE PREGUNTA SI PRINCESA FUE ASESINADA
Las Noticias México.com
--------------------------------------------------------------------------------

Londres, 26 oct (EFE).- La hipótesis de que Diana, princesa de Gales, falleció
víctima de un asesinato en vez de por un accidente de tráfico fortuito destaca en
la portada de la edición de hoy el dominical popular británico "The People".
El rotativo, uno de los de mayor tirada de la prensa británica, considera que hay
demasiados puntos oscuros en torno a la muerte de Diana y su amigo el
multimillonario egipcio Dodi Al fayed, ocurrida el pasado 31 de agosto cuando el
vehículo Mercedes en el que viajaban se estrelló contra un pilar de un paso
subterráneo junto al puente parisiense del Alma.
Según el periódico, "las crecientes teorías sobre una conspiración, que los
investigadores se niegan significativamente a desmentir, están vinculadas con
una serie de extrañas coincidencias y acontecimientos no aclarados
relacionados con el accidente mortal de París".
Entre otras cosas, el rotativo se pregunta por qué algunos testigos se han
abstenido de declarar ante el juez, o cuál es la razón para que se haya
comisionado un segundo magistrado en la causa y qué papel desempeña.
Asimismo, llama la atención sobre el hecho de que se haya desestimado por
"extravagante" la declaración del testigo británico Gary Hunt, quien no ha sido
llamado a declarar pese a que se ofreció a hacerlo voluntariamente.
Igualmente, "The People" se pregunta por qué se tomó con tanto retraso la
declaración a los empleados del hotel Ritz de París, propiedad del padre de Dodi,
el dueño de los almacenes londinenses Harrod's, Mohamed Al Fayed, donde la
pareja cenó por última vez.
También se interroga por qué se denegó a la familia un segundo análisis
"posmortem" al cadáver de Henri Paul, el chófer francés que conducía el coche
en el que viajaban Diana y Dodi y que también resultó muerto en el impacto.
"The People" se pregunta también "cuál fue la implicación, si es que hubo alguna,
del servicio secreto británico (MI-6) en el seguimiento de los movimientos de
Diana durante su estancia en Francia".
El periódico baraja cinco teorías relativas a otros tantos hipotéticos motivos para
asesinar a Diana.
La primera se refiere a una conspiración por parte de la industria de armamento,
dado el compromiso de Diana en la campaña de erradicación de las minas contra
personal y en su papel como embajadora oficiosa de paz.
En segundo lugar, es posible que ciertos sectores de la clase dirigente británica
no vieran con buenos ojos la relación de Diana y Dodi, pues no podían aceptar
que éste, árabe y musulmán, fuera en su día el padrastro del príncipe Guillermo,
en su momento futuro rey de Inglaterra.
En cierto modo relacionado con lo anterior, el periódico sugiere que el MI-6 sentía
temor ante la relación de Diana y Dodi, dados los vínculos de parentesco de la
familia Al Fayed con el traficante de armas saudí Adnan Kashogui, así como sus
buenas relaciones con la familia real de Arabia Saudí.
Una cuarta teoría, mucho más propia de la ciencia ficción, alude al hecho de que
la muerte de Diana estaba escrita en las estrellas y coincidió con un cambio
traumático en su carta astral.
Finalmente, los hipotéticos asesinos de Diana pudieron haber utilizado una
pequeña bomba-lapa conocida como "Blockbuster", que se acciona por control
remoto y que se inventó en el Reino Unido para la lucha antiterrorista, hasta el
punto de que ha sido utilizado por las fuerzas especiales británicas (SAS), así
como por los servicios secretos MI-5 y MI-6, comenta el periódico.
Según el periódico, Diana dijo una vez: "Cualquier día, mientras viajo en
helicóptero, éste saltará por los aires. El MI-5 me habrá eliminado".

1997
LADY DI MURIO EMBARAZADA, SEGUN UN INFORME HOSPITAL PARIS
Las noticias méxico.com

--------------------------------------------------------------------------------

Por Magdalena Tsanis Madrid, 29 dic (EFE).- Un informe que demuestra el
embarazo de la Princesa de Gales al morir, la situación de Izquierda Unida
después de su V Asamblea, la ley del catalán y la crónica de cómo ha
transcurrido 1997 son algunos de los asuntos que ocupan esta semana las
páginas de las revistas de información.
"Interviú" desvela en exclusiva un informe, elaborado por el Hospital
Pitié-Salpetrire de Paris según el cual "Madame Diana Frances Spencer" se
encontraba en "estado de gestación de 9 o 10 semanas " en el momento de su
muerte, la noche del 30 de agosto en la capital francesa.
Según la revista, el Gobierno francés ocultó las pruebas "para evitar que la
opinión pública pudiera pensar que la princesa había sido asesinada", después
de que el propio ministro del Interior francés pidiera un análisis específico del
cadáver.
El informe, dice "Interviú", fue remitido también a los ministros de Exteriores y
Sanidad, así como a la Brigada Criminal de París.

1998
TRAGICA MUERTE SUMIO BRITANICOS EN UN DUELO COLECTIVO
Las Noticias México.com
--------------------------------------------------------------------------------

Por Viviana García Londres, 27 ago (EFE).- La trágica muerte de Diana, Princesa
de Gales, sumió a los británicos en un duelo colectivo jamás visto en el Reino
Unido, donde los palacios reales se vieron inundados de flores, tarjetas y
mensajes de dolor.
El que se esperaba fuera un domingo como cualquier otro, el del 31 de agosto de
1997, causó una auténtica conmoción, ya que el país amaneció con la noticia de
la muerte de la princesa en un accidente de tráfico en el puente de El Alma de
París.
La sonrisa se borró de los rostros de los británicos, mientras que los más
madrugadores se acercaron hasta los palacios reales para depositar las
primeras flores.
Agosto de 1997 fue además muy diferente porque la princesa Diana había
acaparado la atención de la prensa por su romance con Dodi Al Fayed, hijo del
dueño de los grandes almacenes Harrods, que murió también en el accidente.
En un silencio sólo roto por algunos llantos y el andar taciturno de la gente,
británicos de todos los rincones del Reino Unido comenzaron a llegar al palacio
de Kensington, residencia oficial de Diana, para dejar flores y mensajes de dolor.
A las muestras de afecto hacia la Princesa se sumaron las primeras
declaraciones de pesar del primer ministro británico, Tony Blair, y de otras
personalidades destacadas, mientras la Familia Real permanecía en silencio en el
castillo de Balmoral, residencia escocesa de verano.
Los grandes almacenes Harrods recibieron miles de flores, ositos de peluche y
diversos mensajes por la muerte de Dodi Al Fayed, quien había pasado ese
verano varios días de vacaciones con la princesa Diana en la Costa Azul.
Las cadenas de televisión interrumpieron su programación habitual para dedicar
todo el tiempo a los pormenores del accidente automovilístico y hablar de la vida
de lady Di, que los británicos ya conocían en detalle por las revelaciones de su
fracaso matrimonial con el príncipe Carlos de Inglaterra.
Los restos de Diana fueron trasladados el mismo 31 de agosto a Londres por el
Príncipe de Gales, quien viajó a París acompañado por sus cuñadas, Sarah
McCorquadole y Jane Fellowes.
A partir del lunes 1 de septiembre largas colas comenzaron a formarse en el
palacio de Saint James, donde se había instalado la capilla ardiente, para firmar
en los libros de condolencias.
Tanto británicos como turistas de diversas nacionalidades que se encontraban
entonces en Londres se sumaron en silencio a las colas formadas ante Saint
James, residencia oficial del príncipe Carlos.
La gran mayoría tuvo que esperar más de ocho horas para acceder a la sala
donde estaban los libros y que a medida que pasaban los días debían
incorporarse más y más por la enorme cantidad de gente que acudía al palacio.
El dolor de los británicos era visible en todas partes, sobre todo porque Diana se
había afianzado como uno de los miembros más populares de la Familia Real por
haberse atrevido a romper con el protocolo hasta entonces establecido para la
realeza.
Tras conocerse la muerte de lady Di, la mayoría de los edificios públicos
colocaron la bandera británica (Union Jack) a media asta, pero el mástil del
palacio de Buckingham aún seguía vacío por encontrarse la reina Isabel II en
Balmoral.
La presión de la población, expresada a través de la prensa popular londinense,
obligó a la Reina a regresar el 5 de septiembre a Londres para hablar por
televisión a la nación sobre el dolor por la muerte de la Princesa de Gales.
Por primera vez, la soberana británica rompía el protocolo al caminar por las
inmediaciones de su residencia oficial londinense junto a su marido, el duque de
Edimburgo, para hablar con la gente que había llevado flores y tarjetas.
También dispuso que se colocara la bandera británica a media asta en el palacio
de Buckingham el día del funeral, que se celebró el 6 de septiembre en la Abadía
de Westminster.
El funeral congregó en las calles de Londres a millones de personas procedentes
de todos los rincones del país, que aplaudieron las palabras del hermano de la
Princesa, el conde Spencer, y lloraron con la canción de Elton John adaptada
especialmente para Diana, "Candle in the wind"

1998
LA ABRUMADORA ADMIRACION CONVERTIDA EN UNA MAQUINA DE DINERO
Las Noticias México
--------------------------------------------------------------------------------

Por Pilar Domínguez Londres, 28 ago (EFE).- La imagen y el nombre de Diana,
Princesa de Gales, siguen generando millones de libras con el impulso incluso de
su propia familia, los Spencer, y no siempre recaen en los ideales caritativos y
humanitarios que ella defendió en vida.
En la vida como en la muerte, Diana ha demostrado ser, muy a pesar suyo, una
"máquina de hacer dinero" que, como tal, es capaz de despertar en mucha gente
instintos sin escrúpulos.
El desafortunado matrimonio de Diana con el príncipe Carlos de Inglaterra y su
trágica muerte, ocurrida el 31 de agosto de 1997 en un accidente automovilístico
en París, apelan al sentimentalismo.
Con eso y los ideales que encierra la campaña que Diana llevó a cabo en favor
de los desfavorecidos y causas humanitarias, se unen dos ingredientes
esenciales para llegar al corazón de millones de personas.
Esos corazones conmovidos han donado, por una razón u otra, más de 85
millones de libras (136 millones de dólares) al Fondo en Memoria de la Princesa
Diana de Gales, creado tras su muerte y dedicado a apoyar las causas e
instituciones humanitarias que ella respaldaba.
La creación de dicho fondo supuso una rápida respuesta para canalizar la
avalancha de admiradores de todas partes del mundo que han querido manifestar
de alguna forma su cariño por la llamada "princesa del pueblo".
Pero de esa suma, sólo 13 millones de libras (20,8 millones de dólares) han sido
hasta ahora distribuidos entre alrededor de una docena de instituciones como la
Cruz Roja.
El disco "Candle in the Wind`97", que el cantante Elton John dedicó a Diana tras
su muerte, ha aportado al fondo 13 millones de libras (20,8 millones de dólares),
sin contar con otros objetos "recordatorios" que van desde osos de peluche a
videos del funeral y postales, entre otros.
Pero lo que promete ser una fuente duradera de ingresos es el lugar donde
descansan los restos mortales de Diana, en Althorp, la finca de su familia y que
su hermano, el conde Charles Spencer, ha abierto al público a un precio de 9,50
libras (15,2 dólares) la entrada.
La finca, en la que el conde Spencer se ha gastado unos tres millones de libras
(4,8 millones de dólares) para convertirlo en el "santuario y museo" dedicado a su
hermana, ha atraído a más de 150.000 visitantes entre el mes de julio pasado y
principios de agosto.
La apertura de Althorp al público estuvo marcada por un multitudinario concierto
benéfico ofrecido por los cantantes Chris De Burgh y Cliff Richard, lo que
despertó temores en muchos británicos de que el lugar termine por convertirse
en un parque de atracciones.
Paradójicamente, el conde Spencer fue uno de los primeros en criticar el fondo
que lleva el nombre de su hermana por considerar que estaba más enfocado a
recaudar dinero que a distribuirlo y por explotar el nombre de Diana en productos
como la margarina o la lotería.
Aunque cada vez más nutrido, el fondo ha sufrido una fuerte "devaluación" ante
los ojos de la opinión pública y según una reciente encuesta, publicada por "The
Sunday Times", un 78 por ciento de los británicos consideró que los métodos que
utiliza para recaudar dinero no son apropiados.
Si Diana levantase la cabeza probablemente sería la menos sorprendida de todo
esto, ya que en vida no sólo sufrió el acoso de los "paparazzi", motivados por el
dinero que obtendrían de unas fotos indiscretas o polémicas, sino también de
muchos hombres de negocios, que le ofrecieron donar elevadas sumas a causas
humanitarias a cambio de que estampara su firma en sus productos.
Entre estos se puede citar al multimillonario egipcio y dueño de los grandes
almacenes londinenses Harrods, Mohamed al Fayed, cuyo hijo, Dodi al Fayed,
murió en el mismo accidente de la Princesa.
Mohamed al Fayed, quien asegura que antes de morir su hijo le habló de sus
planes de casarse con Diana, le llegó a ofrecer el cargo de directora del
departamento internacional de Harrods, lo que fue elegantemente rechazado por
la Princesa.
El propio Dodi al Fayed propuso a Diana que diseñara el oso de peluche de
Harrods para las Navidades de 1997.
Ya en vida, Diana solía quejarse de sus amigos, de los que decía que "cada uno
quiere poseer una parte de mí". Ahora, los expertos estiman que el mercado que
ha surgido con su recuerdo tiene un valor mercantil de unos 250 millones de
libras (400 millones de dólares).

BIOGRAFIA PUBLICADA EL DIA DE SU MUERTE
Londres, 30 ago (EFE).- Diana Frances Specer,
princesa de Gales y mundialmente conocida como
Ladi Di, nació en el Palacio de Althorp Hall, condado
de Northhampton, Inglaterra, Gran Bretaña, el 1 de
julio de 1961.
Es la tercera hija del octavo Conde Spencer,
Edward John Spencer, fallecido el 24 de marzo de
1992 y de Frances Ruth Burke Rocha. Habían
contraido matrimonio en 1954 y éste se disolvió en
1969. Ese mismo año su madre se casó con Peter
Shand-Kydd.
Fue educada en la residencia que tiene su padre,
conocida por Park Farm, cerca de los bosques del
Palacio Real de Sandringham, y en la residencia de
la familia en Althop, cerca de Northampton.
Cursó sus estudios en la escuela femenina de
Riddlesworth, en Diss, condado de Norfolk, y con
posterioridad entre los años 1973 y 1997, en el
internado "elitista" de West Heath, en Sevenoaks,
condado de Kent. También, aunque de forma muy
fugaz, estudió en una escuela superior de Suiza
donde aprendió francés.
De nuevo en Gran Bretaña, se trasladó a vivir al
barrio londinense de Kensington, donde trabajó en
el jardín de infancia de Pimlico, en el barrio de
Chelsea.
Conoció al principe Carlos en 1965 en el Palacio de
Sandringham, aunque el idilio comenzó cuando ella
acababa de cumplir los 19 años, en el Palacio de
Balmoral.
El 24 de febrero de 1981 se hizo oficial la fecha de
la boda, que tuvo lugar en la catedral de San Pablo,
en Londres, el 29 de julio de 1981.
La princesa es la primera mujer inglesa que contrae
matrimonio con el heredero del trono británico desde
hace más de 300 años, cuando Lady Anne Hyde se
casó con el que había de ser James II, de quien ella
desciende.
Lady Di dio a luz su primer hijo el 21 de junio de
1982, que fue bautizado con los nombres de
Guillermo Arturo Felipe Luis, segundo en la línea de
sucesión al trono británico, tras su padre Carlos.
Su segundo hijo nació el 15 de septiembre de 1984
y fue bautizado con los nombres de Enrique Carlos
Alberto David.
En sus tareas cotidianas, la princesa se ha
ocupado de temas relacionados con los
minusválidos, la infancia, el sida, el ballet y la
música.
Patrocina y preside varias organizaciones
benéficas, entre las que cabe citar el "Welsh
National Opera"; el "Swansea Festival of Music and
Arts"; la "Royal School for the Blind" (Real Escuela
para Ciegos);la "British Deaf Association"
(Asociación Británica para Sordos); "Help the Aged"
(Ayuda a la Tercera Edad); el "Malcolm Sargent
Cancer Fund for Children".
El inicio de su crisis matrimonial se produjo, según
algunos biógrafos, tras el nacimiento de su segundo
hijo, mientras que para otros tuvo lugar en 1986 o
1987, a raíz de su estancia en Mallorca.
En noviembre de 1989, cuando la pareja parecía
haber superado una importante crisis matrimonial,
aparecieron publicadas unas fotografías de la
Princesa con un antiguo amigo, lo que marcó un
nuevo distanciamiento y provocó que ambos
realizaran por separado algunos viajes oficiales.
En junio de 1992, el periódico "Daily Mail" publicó
que Lady Di había intentado suicidarse en 1987 al
ingerir una sobredosis de paracetamol. Luego se
conocería que el número de tentativas se elevó
hasta cinco.
Coincidiendo con esta noticia, se editaron dos libros
biográficos: "Diana, su verdadera histroria", de
Andrew Morton y "Diana, una princesa y su
complicado matrimonio" del periodista Nicholas
Davies, en los que el príncipe Carlos aparecía como
un mal marido y padre y más volcado en su amiga
-y amante- Camila Parker-Bowles que en su esposa.
El desenlace de esta situación se produjo el 9 de
diciembre de 1992, cuando el primer ministro
británico, John Major, anunció oficialmente en la
Cámara de los Comunes la separción de la pareja
"de forma amistosa".
En 1994, un libro de la periodista Anna Pasternak
puso al corriente, por primera vez, que Diana
mantuvo una relación amorosa con el oficial de
caballería James Hewitt.
Más tarde, en agosto de 1995, la princesa es
relacionada con otro hombre por la prensa británica,
el ex capitán de la selección inglesa de rugby Will
Carling.
En noviembre de ese mismo año, Diana concede
una polémica entrevista al programa "Panorama" de
la BBC, en la que reconoce su adulterio con Hewitt
y pone en duda la capacidad del príncipe Carlos
para asumir la responsabilidad de la Corona.
Tras la entrevista, Isabel II decidió enviar una carta
a los príncipes de Gales en la que les aconsejó el
divorcio, propuesta que Diana aceptó el 28 de
febrero de 1996. Desde esa fecha, sus abogados
llevaron a cabo unas arduas negociaciones para
determinar las condiciones de la separación.
El 12 de julio siguiente, el palacio de Buckingham
anunció el acuerdo para el divorcio, que fue
definitivo el 28 de agosto posterior.
A grandes rasgos el mismo establece que la
princesa recibirá una compensación económica de
17 millones de libras (alrededor de los 3.000
millones de pesetas) y podrá mantener su
residencia en le palacio londinense de Kensington,
aunque tendrá que renunciar al titulo de Alteza Real.
Diana conserva no obstante, el titulo de princesa y
gozará de pleno acceso a sus hijos, Guillermo y
Enrique.
Por su popularidad, la prensa amarilla la ha seguido
con especial interés y en varias ocasiones ha
publicado indiscretas fotos suyas.
En noviembre de 1995 el diario "Sunday Mirror"
publicó en portada un amplio reportaje en exclusiva,
en el que se aseguraba que Diana estaba
enamorada de un un cardiologo paquistaní afincado
en Londres llamado Hasnat Khan.
Una nueva relación de la princesa alcanzó los
periódicos británicos en 1996. Sus supuestas
relaciones con el millonario soltero Christopher
Whalley, de 40 años, tras conocerse en un
gimnasio que ambos frecuentaban.
El 7 de agosto de este año, Mariano Brenna,
paparazzi, realizó unas fotos que mostraron el
romance entre Lady Di y el magnate egipcio Dodi Al
Fayed.
Además de que las fotos ocuparan portadas de
toda la prensa sensacionalista británica y las
revistas del corazón europeas fue noticia el precio
pagado por ellas, aproximadamente medio millón de
dólares.
Desde que saltó la relación, la polémica sobre la
nacionalidad de su novio, su interes por conseguir
la nacionalidad británica y los posibles problemas
económicos que tiene, han sido noticia en la prensa.
El escandalo de la relación se incrementó cuando
Kelly Fisher, modelo, denunció en Estados Unidos a
Al-Fayed por ruptura de compromiso matrimonial. El
anuncio de la demanda fue hecho en una rueda de
prensa, mientras la modelo lloraba en compañía de
su madre y abogado.
Por primera vez desde su divorcio, Diana se
enfrentó esta relación personal con el egipcio
abiertamente tras la publicación de las fotos.
Gracias a esta circunstancia, la prensa ha tomado
testimonio fotográfico continuo de la pareja en
distintas ocasiones durante sus vacaciones en
Francia.
Diana Spencer fue galardonada con el premio
estadounidense "Humanitario del Año" en 1995 de la
United Cerebral Palsy Association. Este premio lo
compartió con Hillary Clinton, Henry Kissinger y el
General estadounidense Colin Powell, estrella de la
guerra del Golfo.
En la última entrevista ofrecida por Lady Di, al
vespertino frances "Le Monde", atacó por primera
vez abiertamente a los "tories" y elogió a los
laboristas, por sus respectivas posturas a favor y
en contra de las minas antipersonales.
Estas declaraciones provocaron nuevamente un
escándalo en el Reino Unido, dado que la familia real
británica tiene como norma no intervenir en la
política nacional.


This file is not intended to be viewed directly using a web browser. To create a viewable file, use the Preview in Browser or Publish to Yahoo! Web Hosting commands from within Yahoo! SiteBuilder.