Michelle fue a su concierto

Ante un lleno total, Luis Miguel celebró en grande, este viernes
por la noche, las fiestas patrias en Las Vegas y lo hizo en el
Coliseo del Caesar’s Palace.El cantante mexicano contó además
con la presencia de su hija Michelle, así como de su hermano
Alejandro, quienes estuvieron en las primeras filas  

— Ante un lleno total, Luis Miguel celebró en grande, este viernes
por la noche, las fiestas patrias en Las Vegas y lo hizo en el
Coliseo del Caesar’s Palace.
El cantante mexicano contó además con la presencia de su hija
Michelle, así como de su hermano Alejandro, quienes estuvieron
en las primeras filas.

Fue un concierto muy emotivo, ya que Luis Miguel en ocasiones
estuvo a punto de llorar en el escenario al ver la excelente
respuesta por parte del publico.


















El concierto inicio a las 21:30 horas. Luis Miguel apareció vestido
con esmoquin al momento en que se escuchó la algarabía de la
gente, que lo ovacionó al verlo.

Las mujeres se pararon de sus asientos para gritarle todo tipo de
piropos, al momento en que el cantante, con una gran sonrisa,
les agradecía el detalle.

“Viva México, viva México, viva Mexico”, dijo entusiasmado Luis
Miguel, “espero que se pasen una linda noche, ya que les he
preparado un concierto con baladas, boleros y mariachi, mucho
mariachi.


















“Gracias por estar conmigo esta noche, por venir a pasar un rato
agradable. Quiero pedirles que canten conmigo los temas que se
sepan, que espero sean muchos.”

Y así fue, el público le respondió con creces a Luis Miguel, ya que
corearon la mayoría de las melodías que interpretó.

Hubo una canción muy especial, que fue “La barca”, en la cual
Luis Miguel se sentó al borde del escenario, en las escaleras,
para dejar que el publico cantara el tema.

El intérprete le pidió a sus músicos tocar suavemente, para
escuchar el coro del público.

Luis Miguel, con una gran sonrisa, agradeció la participación de
la gente, al momento que aplaudió la excelente respuesta.

Temas como “Bésame mucho”, “Amante del amor”, “Por debajo
de la mesa”, “Más allá de todo” y “Qué nivel de mujer”, entre otros,
sin duda pusieron el ambiente en la noche.

Su hija Michelle, quien estaba sentada en primera fila
acompañada de amigos, se paso toda la noche aplaudiendo su
actuación.

En ocasiones intercambió miradas con su papá, a quien se le
veía contento, feliz, al grado de que en variasocasiones estuvo a
punto de derramar una lágrima.

Sus ojos se humedecieron al escuchar los aplausos y gritos del
público.

“Gracias por todo su cariño, gracias”, afirmó Luis Miguel.

La noche tomó más ritmo y sabor cuando apareció el Mariachi Sol
de México.

Aquí fue cuando Luis Miguel se cambió de ropa y ahora apareció
vestido de charro.

Sus fans gritaron de la emoción al verlo, al mismo tiempo que
cantaban sus temas.

Cabe señalar que por primera vez Luis Miguel presentó además
de sus músicos y mariachi, a varios grupos de bailes
representativos de diversos estados de nuestro país.

Esto fue al cantar “México en la piel”, tema que lució muy colorido,
diferente, y que le dio a la velada ese toque mexicano que los
fans le agradecieron. Fue una noche muy emotiva, llena también
de muchos recuerdos, ya que el cantante supo combinar muy
bien los temas de ayer con los éxitos de ahora.

Luis Miguel se presentará también esta noche y en los tres
conciertos que ofreció en Las Vegas, registró llenos absolutos.

Posteriormente viajará a varias ciudades de California con esta
gira, para después darle los toques finales a su nueva
producción discográfica, que muy pronto presentará.

Al final del show, que duró poco más de dos horas, sus fanáticas
lo despidieron con aplausos y gritos, al momento que seguían
corendo “México, México, México”.

Luis Miguel, con el brazo en alto y lanzando besos al aire, les
agradeció su apoyo.

Fue una noche que tanto él como sus fans no olvidarán por lo
emotiva que resultó.