Reúne "Duelo de genios" a las siete mentes más prodigiosas del
mundo.

* La inteligencia y el terrorismo van de la mano en el filme.   
"Duelo de genios" ("The genius club"), película estadunidense
dirigida por Tim Chey, es un drama que aborda una historia en la
que la inteligencia y el terrorismo van de la mano y que en breve
será estrenada en el circuito comercial mexicano.   Se trata de un
filme de 114 minutos de duración producido en 2006 por
Bonnema Entertainment Group, que en México será distribuido
por Cinefilms, y donde siete genios con IQ mayor de 200 son
arrebatados de sus vidas para enfrentarse a un terrorista que es
una amenaza mundial.   El enfrentamiento deriva en un juego
donde esas mentes privilegiadas tratan de resolver los
problemas de la humanidad en la noche de Navidad. Si fallan, el
mundo vivirá un colapso nuclear de consecuencias gigantescas,
que además provocará la muerte de millones de seres
inocentes.   El grupo discute y enfrenta problemas como
terrorismo, cáncer, hambre, guerra y religión. Finalmente, los
siete viven una redención personal, la cual puede ayudar no sólo
a sus vidas, sino a la del mundo entero. La decisión debe ser
rápida y muy bien pensada.   El terrorista está a punto de detonar
una bomba nuclear en Washington si los siete titanes no logran
ganarle en un juego de vida o muerte masiva.   Dicho malhechor
reúne a un científico, a un estudiante seminarista, a un jugador
profesional de béisbol, a un maestro, a la dueña de un casino, a
un pintor y a un repartidor de pizza para que resuelvan los
problemas mundiales.




















Y la contraseña es de tres palabras.   Resolver los conflictos del
orbe no es un trabajo fácil, por eso el director Tim Chey quiso
hacer una película que motivara a la reflexión y que la gente
saliera de las salas de cine con respuestas y posibles
soluciones a cada flagelo de la humanidad actual.   "Duelo de
genios" habla de los problemas mundiales con cierto
atrevimiento, desde el punto de vista de esos siete
superhombres y el terrorista desquiciado que tiene el segundo
mejor puntaje de IQ en el país. No es una pelea en un
cuadrilátero, sino que los superdotados luchan por sus vidas con
intelecto.   El equipo de producción quiso hacer una película con
mensaje social, no una que se olvidara a los dos segundos de
abandonar la sala cinematográfica, por eso es que Chey se
rodeó de actores de un talento no muy alejado al de los
personajes de la historia.   El largometraje se comenzó a filmar el
28 de enero de 2006 y en el reparto se encuentran Carol Abney,
Stephen Baldwin, Jacob Bonnema, Tricia Helfer, Matt Medrano,
Philip Moon, Paula Jai Parker, Huntley Ritter, Jack Scalia y Tom
Sizemore.   Cada uno de los protagonistas es crucial para el éxito
de la película, y es necesario citar que para seleccionar el reparto
se recibieron más de seis mil solicitudes de actores deseosos
de obtener un papel en el filme. Ese dato, por sí solo, marca un
récord mundial.   Al final se eligió al mejor histrión por personaje y
no al de renombre. Es por eso que en el reparto no figuran
grandes luminarias de Hollywood, pero sí se pueden ver en la
pantalla a hombres y mujeres que convencen al cinéfilo más
exigente.

Director:  Timothy A. Chey
Actores:  Carol Abney, Jack Scalia, Stephen Baldwin, Philip Moon,
Matt Medrano, Paula Jai Parker.
Guión:   Timothy A. Chey
Productores:  Arch Bonnema, Daishi Takiishi.
Música:  Daniel Bijan
Fotografía:  Tyler Allison
Género:   Drama/Thriller
Edición:  Timothy A. Chey
Clasificación:  B  
Duración:  114 min.

En la víspera de Navidad un terrorista obliga a siete genios: un
científico, un seminarista, un jugador del béisbol, un profesor, el
dueño de un casino, un pintor y un repartidor de pizzas, a resolver
los problemas del mundo en una sola noche. El grupo procura
solucionar el hambre del mundo, la guerra, el cáncer, el
terrorismo y finalmente el significado de la vida. A la mañana
siguiente, la búsqueda develará un impactante descubrimiento.