Salma Hayek intenta evitar que fotografíen a su hija

La actriz mexicana Salma Hayek no pudo evitar, a pesar de su
furia y la intervención de un guardaespaldas, que un fotógrafo
tomara una foto a su hija, Valentina Paloma, cuando salió de una
exclusiva tienda en Nueva York.

Hayek y el padre de la niña, el francés Francois-Henri Pinault,
están en Nueva York, por lo que la actriz, de 41 años, salió ayer de
compras con su bebé de cuatro meses cerca del hotel donde se
hospedan.

Sin embargo, cuando salió de los exclusivos almacenes Bergdorf
& Goodman se percató de la presencia de un fotógrafo, lo que
puso como una fiera a la actriz, que le gritó y trató de impedir que
su retoño fuera captado por el lente, informa hoy la revista People
en español en su página en Internet.


















La revista ha publicado una secuencia de fotos bajo el título de
"Crónica de una mamá en furia", que muestra cómo reaccionó la
también productora, y finalmente, la foto de la pequeña de casi
cinco meses envuelta en su ropa de invierno