Rodea polémica a corto mexicano

El director de Talento Digital asegura que Álvarez sólo se hizo
cargo del casting del corto, y que el crédito del filme debe ser para
Antonio Gaona.

El cineasta Alonso Álvarez Barreda rechaza que su cinefotógrafo
haya realizado el filme
.- El cortometraje Historia de un Letrero obtuvo la semana pasada
el primer premio del Short Film Corner, sección paralela del
Festival de Cine de Cannes, pero el lunes registró una fractura en
su equipo creativo luego de que personal de la empresa Talento
Digital declarara que el cineasta Alonso Álvarez Barreda en
realidad trabajó muy poco en el filme.


















Según Gerardo Hernández, quien está al frente de Talento Digital,
el verdadero realizador del corto fue el fotógrafo Antonio Gaona,
quien también se desempeñó como director de cámaras y editor.

"Alonso ya tenía a todos los actores; él los escogió. Le podemos
dar el crédito de casting, es lo único que le podemos atribuir.

Él estaba parado ahí nada más. Todo lo hizo Antonio Gaona, todo
el crédito es de él", aseguró Hernández en entrevista en Tampico.


















Por su parte, Álvarez Barreda vía telefónica rechazó lo anterior y
afirmó que le da mucha tristeza el comentario del directivo de
Talento Digital.

"Me rompe el corazón porque en Talento Digital son muy amigos
de mi papá (el publicista Javier Álvarez), trabajan con él. Es
mentira lo que dicen, yo siempre quise marcar claramente su
crédito: cuando me fui a Los Ángeles a hacer la edición final, me
aseguré de que el logotipo de la empresa cerrara los créditos",
indicó el realizador.

Historia de un Letrero es sobre un ciego que pide limosna en un
parque y cómo su fortuna cambia después de que un individuo
vestido de traje modifica la frase que tiene escrita en su cartel.

"Gerardo Hernández ni siquiera estuvo ahí en la plaza el día que
rodamos, así que él solo se echa la soga al cuello", añadió
Álvarez Barreda.

Hernández aseveró que Talento Digital hizo el 90 por ciento de la
edición del cortometraje, es decir, seis minutos 15 segundos,
mientras que en Los Ángeles sólo se trabajaron las últimas tres
escenas, que significan 20 segundos.

Pero el director afirmó que de Talento Digital sólo se llevó un CD
con una edición de 80 segundos, y fue en Estados Unidos donde
terminó su filme.

Tras este intercambio de posturas, Álvarez Barreda aseguró que
no volverá a llamar al cinefotógrafo Antonio Gaona, a quien tenía
pensado incluir en su equipo de trabajo para su tercer
cortometraje, que rodará a mediados de junio, en Tampico.

Niega robo de historia

Alonso Álvarez Barreda también negó que se haya robado la
historia de su corto de un ejercicio que usualmente se muestra a
los alumnos de publicidad titulado El Ciego y el Publicista, en el
que, al igual que en su filme, un ciego es ayudado por una
persona vestida de traje.

"Mi historia sale de una llamada que Alejandro Monteverde
(director de Bella) me hizo, así surgió la historia. Ninguno de los
dos sabíamos que existía algo similar, nunca he visto ese corto;
sólo supe que que existía a raíz de que me llegó un mail", explicó.

Varios sitios en Internet publican la leyenda de un ciego que está
sentado en un andén en París, con una gorra en los pies y con un
letrero de madera que dice "Por favor, ayúdeme, soy ciego", y con
una conclusión similar a la del corto del tamaulipeco.