Luis Miguel se va de parranda con el beisbolista Sammy Sosa

El intérprete fue visto en una discoteca de Miami en una velada en
la que pidió 15 botellas de champaña
El cantante se quedó departiendo con Sosa hasta la madrugada
El cantante mexicano Luis Miguel y el ex beisbolista dominicano
Sammy Sosa pasaron una noche de parranda en una discoteca
del sur de Florida en la que gastaron unos 50 mil dólares,
informó hoy la televisión hispana de Estados Unidos.
Los ídolos latinos pidieron unas 15 botellas de champaña
durante la velada del fin de semana (no se precisó si sábado o
domingo) en la discoteca Mynt, ubicada en el vecino Miami Beach,
según la cadena Telefutura.


















Cada uno llegó por separado y con muchos guardaespaldas.
Ademas, el ex integrante de los Cachorros de Chicago apareció
con amigos y Luis Miguel con su manager Alejandro Asensi y su
hermano Alejandro.

El cantante se acercó a saludar a Sosa y se quedaron
departiendo hasta cerca de las seis de la mañana. De acuerdo
con la versión, cada una de las botellas que pidieron, entre otras
cosas, cuestan unos mil 500 dólares y no se precisó quién pagó
la cuenta.

En las fotos difundidas este lunes Luis Miguel aparece vestido
con ropa de lino en color claro y sombrero de ala corta.


















El artista mexicano, quien desde hace años posee un penthouse
en el exclusivo rascacielos Jade del barrio financiero de Brickell,
se encuentra descansando en Miami previo a su gira
internacional.

Según la televisora, Luis Miguel llegó a Florida acompañado por
su hermano Alejandro y su presunta hija Michelle Salas.

Gracias a éxitos como La incondicional, No sé tú, y Por debajo de
la mesa, el mexicano ha vendido decenas de millones de discos
en su carrera de más de 25 años y es considerado uno de los
más respetados artistas iberoamericanos.

En mayo pasado, Luis Miguel lanzó al mercado su nuevo
material, Cómplices, con composiciones del español Manuel
Alejandro, y que un mes ha vendido cerca de medio millón de
ejemplares.