Sobreactuado show de "Luismi"

El cantante protagonizó otro disparatado operativo para evitar ser
fotografiado a la salida de un restaurante. No le salió. Hay fotos

Los guardaespaldas intentan "taparlo" con las cartas del
restaurante. Luismi no lo dudó y volvió a refugiarse en el local.
Estaba acompañado

Luis Miguel volvió a ser noticia, aunque esta vez no por sus dotes
de cantante romántico sino por ser el protagonista de otro
disparatado operativo de seguridad para evitar ser fotografiado a
la salida del restaurante The LIttle Door, en West Hollywood.

Lo cierto es que el cantante estaba cenando en companía de una
mujer, que no se pudo comprobar si era o no su pareja. Al notar
la presencia de un fotógrafo, puso en marcha un particular
operativo de seguridad y así sus guardaespaldas intentaron tapar
la cara del artista con cartas del restaurante