EMILIO BOTIN. JUICIOS
JUSTICIA. ECONOMIA. BANCOS. GRUPO BSCH


DatosRelevantes

--------------------------------------------------------------------------------
- CASO DE LAS JUBILACIONES.
- CASO CESIONES DE CREDITO.
- CAUSA. JUZGADO Nº 8 DE SANTANDER.
- CAUSA. JUZGADO Nº 47 MADRID.


--------------------------------------------------------------------------------

EMILIO BOTIN. CAUSAS JUDICIALES.


CASO DE LAS JUBILACIONES.
La causa, por el llamado “caso de las jubilaciones” se inició
en noviembre de 2002, cuando Franco Otegui presentó una
querella contra Emilio Botín y el ex copresidente José María
Amusátegui.
El caso se destapó tras conocerse que Amusátegui y
Corcóstegui cobraron sendas indemnizaciones de 43,7 y 108
millones de euros, respectivamente, al abandonar la entidad
a mediados del 2001 el primero y a principios de 2002 el
segundo.
Los accionistas del banco Rafael Pérez Escolar y Francisco
Franco Otegui presentaron sendas querellas contra
Corcóstegui, Amusátegui y Botín por considerar que
recibieron las mencionadas indemnizaciones al marcharse
de la entidad "para dejar el campo libre a Botín", tras la fusión
del Banco Santander con el Central Hispano en enero de
1999.
Pese a que el fiscal había pedido el sobreseimiento del caso
en cuatro ocasiones, la juez de la Audiencia Nacional, Teresa
Palacios, que instruyó el caso, dictó el 27 de abril de 2004 la
apertura del juicio oral.
El 26 de enero de 2005, comenzó el juicio.
El 14 de abril de 2005, la AN absolvió a Emilio Botín de los
delitos de apropiación indebida y administración desleal en
el llamado "caso de las jubilaciones".
Poco después, el 21 de abril, los demandantes, el abogado y
accionista de la entidad Francisco Franco Otegui y el ex
consejero de Banesto Rafael Pérez Escolar, que pidieron
doce años de prisión para el banquero, recurrieron la
sentencia.



CASO CESIONES DE CREDITO.
Los hechos se remontan a finales de los años ochenta,
cuando medio centenar de entidades lanzaron la
comercialización de productos fiscalmente opacos a
Hacienda: las "cesiones de crédito" y las llamadas "primas
únicas".
En 1990 el Ministerio de Hacienda inició un proceso de
investigación en varias entidades financieras entre las que
figuraban la Caixa, Bankinter y el Banco Santander, donde
prosperó.
El Santander entre 1987 y 1991 realizó cerca de 45.000 estas
operaciones y captó unos 400.000 millones de pesetas
(2.400 millones de euros).
En 1992 la Audiencia Nacional admitió a trámite una querella
presentada por José María Ruiz-Mateos contra los
administradores miembros del Consejo de Administración
del Banco Santander SA.
Durante los meses de mayo y junio de 1992 el Juez de
Delitos Monetarios, Miguel Moreiras, tomó declaración a
varios directivos del Banco Santander como inculpados. El
presidente de la entidad, Emilio Botín, declaró el 19 de junio
de 1992 ante el juez Miguel Moreiras, quien le dejó en libertad
y sin fianza.
El 6 de octubre de 2004, la juez Teresa Palacios comunicó
que la AN juzgará al presidente del Grupo Santander, Emilio
Botín, y a otros tres ex directivos de esta entidad por el caso,
así como a 28 compradores de este producto financiero.
En el auto, la juez acusa a los directivos del Santander de un
delito continuado de falsedad en documento oficial, tres
delitos continuados de falsedad en documento mercantil y
otros 36 contra la Hacienda Pública, por los que se sentarán
en el banquillo de la Sección Primera de la Sala de lo Penal
de la AN.
En varias ocasiones la fiscalía ha solicitado que se archive el
caso, petición que en todo momento ha sido rechazada por la
juez.
El 1 de junio de 2005, el Tribunal Constitucional no admitió el
recurso de amparo contra el auto de apertura del juicio oral,
que interpuso el presidente del Santander.
En octubre de 2005 estaba previsto que comenzase el juicio
en la Audiencia, sin embargo por el momento (febrero 2006)
no se ha fijado una fecha.



CAUSA. JUZGADO Nº 8 DE SANTANDER.
La causa, iniciada a raíz de una querella del ex consejero de
Banesto Rafael Pérez Escolar, investigó si el Santander
había cometido un delito fiscal al no hacer las retenciones
tributarias correspondientes cuando en 1994 entregó esas
acciones a los 13 directivos que puso al frente de Banesto
para que lo reflotaran.
El 22 de enero de 2006, el Juzgado de Primera Instancia
número 8 de Santander condenó a los demandantes Javier
Sotos, Antonio Panea y Rafael Pérez Escolar a pagar las
costas de un proceso que mantenían contra el presidente del
Banco Santander, Emilio Botin por actuar de forma
"temeraria" en este procedimiento.
La juez Marta Solana-Cobo indica en la sentencia que el
proceso, que pretendía la nulidad de varios acuerdos
aprobados por la Junta General de Accionistas del Banco
Santander en 2004, fue utilizado por la acusación "de forma
contraria a la finalidad legal que le es propia".
El dictamen judicial aclara que el pleito se convirtió "en mera
excusa o pantalla a través de la cual ventilar las diferencias
personales que mantienen con el presidente de la entidad",
E. Botín.



CAUSA. JUZGADO Nº 47 MADRID.
El 21 de enero de 2006 el Juzgado de Instrucción número 47
de Madrid admitió la querella por los supuestos delitos de
"apropiación indebida, administración desleal, falsedad en
documento mercantil, negativa a socio del derecho de
información y cohecho" contra el presidente del Banco
Santander, Emilio Botín, y su hermano Jaime.
Además, están querellados el ex presidente de Banesto,
Alfredo Sáenz, y algunos consejeros de la entidad financiera
(Matías Rodríguez Inciarte, Víctor Menéndez Millán, José
Corral Lope, José Angel Merodio Zubiarrain, David Arce
Torres, Juan Delibes Liniers, José Luis Roselló Menasanch y
Juan Carlos Rodríguez Cantarero).
La acusación fue presentada por el abogado Francisco
Franco Otegui en este juzgado en 2004, que posteriormente
amplió en 2005 Antonio Panea.
Los querellantes acusan a Banesto de haber adquirido en el
año 1999 el 45 por ciento de Aguas de Fuensanta, empresa
ligada a la familia Rato.
El Juzgado de Instrucción número 47 de Madrid que investiga
el caso, ha pedido las auditorías realizadas a la sociedad
Aguas de Fuensanta en los años 1998 y 1999.