NORMAS PARA LA ELECCIÓN DE PAPA
CÓNCLAVE, ELECCIÓN DEL PAPA
Cónclave es el nombre de la asamblea constituida para la elección de
Papa, aunque el término puede aplicarse también al lugar donde se
realizan las asambleas.
La palabra del latín “cum”, con, y “clavis”, llave, se remonta al siglo
XIII en que tras la muerte del Papa Clemente IV los cardenales
dejaron vacante la sede apostólica durante más de dos años. La
situación llevó al gobernador de Viterbo (Italia), ciudad donde se
reunían los cardenales para elegir al Pontífice, a encerrar a los
purpurados en un palacio hasta finalizar la elección. Esta medida fue
elevada a ley por Gregorio X en el segundo Concilio de Lyon en 1274.
A excepción de los papas Benedicto XV y Juan Pablo I, todos los
pontífices del siglo XX actualizaron las normas que regulan la Sede
Vacante y la elección del Papa.



















En la actualidad está en vigor la Constitución Apostólica “Universi
Dominici Gregis” (Todos los de la grey de Dios), cuyo tema es “La
vacante de la Sede Apostólica y la elección del Romano Pontífice”,
presentada en el Vaticano el 23 de enero de 1996 y que introduce
importantes novedades. Este nuevo documento papal sustituyó a la
Constitución Apostólica Romano Pontifici Eligendo de 1 de octubre de
1975, que sirvió para la elección de Juan Pablo I y Juan Pablo II, en
agosto y octubre de 1978, respectivamente.
Cuando se produce la vacante de la sede apostólica, periodo en el
que rige el principio de “nihil innovetur” (que no se innove nada), el
gobierno de la iglesia queda en manos del Colegio de los
Cardenales, a los que corresponde la elección de Papa.
Siguiendo la tradición de Pablo VI, no participarán en el cónclave
aquellos cardenales que "han cumplido 80 años de edad el día en el
que se abre la vacante de la sede”, lo que no impide que esos
cardenales tomen parte en las reuniones preparatorias y sean
elegidos Papa. El cónclave lo formarán nunca más de 120 purpurados.



















Una de las novedades de la nueva constitución apostólica es que el
cónclave se reunirá dentro del territorio de la Ciudad del Vaticano.
Hasta el presente documento no se designaba el lugar de celebración
del Cónclave, aunque la práctica indica la Capilla Sixtina como lugar
habitual.
El primer cónclave celebrado en la Capilla Sixtina tuvo lugar en agosto
de 1492 y en él fue elegido Papa el cardenal español Rodrigo Borgia,
que tomó como nombre Alejandro VI.
Según el artículo 37 de la nueva constitución, el cónclave comenzará
quince días después de producirse la vacante, aunque el colegio
Cardenalicio puede establecer otra fecha, que no excederá los veinte
días.
Otra novedad del nuevo documento es el lugar donde se acomoda a
los cardenales antes de iniciarse el proceso de elección.
En la antigüedad los cardenales se encerraban con llave hasta que
elegían al nuevo Papa, posteriormente se permitió que éstos salieran
a dormir en improvisadas habitaciones en el Palacio Apostólico, junto
a la Capilla Sixtina y actualmente, y según el artículo 46 de la nueva
constitución, los cardenales se alojarán en el edificio llamado
“Domus Sanctae Marthae” (conocido como residencia Santa Marta)
mandado construir por Juan Pablo II en el interior de la Ciudad del
Vaticano. Se inauguró en 1996 y cuenta con 120 habitaciones, que
serán asignadas por sorteo, y 20 salones. A este edificio queda
prohibida la entrada a toda persona ajena al cónclave.
Aunque los cardenales serán trasladados de Santa Marta al Palacio
Apostólico en autobús, el aislamiento de los electores será total y para
ellos rigen las estrictas normas del secreto. Les queda prohibido
mantener conversaciones telefónicas o correspondencia con el
exterior, y los teléfonos celulares y la televisión están prohibidos en
estos días.
Con la nueva constitución de Juan Pablo II es la cuarta vez en el siglo
XX que un Papa revisa las normas del cónclave. En enero de 1904 Pío
X introdujo disposiciones para impedir que autoridades políticas
externas vetaran a un candidato. En 1945 Pío XII estableció la norma
de los dos tercios más un voto para la elección del Pontífice y Pablo VI
situó en 1970 el límite de 80 años para los cardenales electores y en
1975 dispuso que el número de purpurados electores no superara los
120.
COMIENZO Y DESARROLLO DE LA ELECCIÓN
Después de los nueve días de funerales, el decimoquinto día desde
la muerte del Pontífice o según lo previsto en la constitución no más
allá del vigésimo, los cardenales se reúnen en la Basílica de San
Pedro y celebran la Misa votiva “Pro eligendo Papa”. Posteriormente
se dirigen en procesión a la Capilla Sixtina y allí emiten solemne
juramento.
La nueva constitución apostólica establece la fórmula del escrutinio o
voto secreto como la única válida para la elección de Pontífice,
quedando así abolidas los métodos de “aclamación o inspiración” y
“compromiso”, que aunque estaban en desuso, hasta 1996
permanecían vigentes.
Para elegir al nuevo Papa será necesario obtener al menos dos
tercios de los sufragios, teniendo en cuenta el número de electores
presentes. En caso de que ese número no sea divisible en tres partes
iguales, será necesario un voto más.
Después de tres días de escrutinio sin resultado positivo, “éstos se
suspenden por un día para una pausa de oración y de libre coloquio
entre los votantes”, para luego “reanudar las votaciones durante siete
escrutinios y un intervalo de un día si no se llega a un resultado. Y así
sucesivamente” (artículo 74)
Si el proceso electoral entrase en un punto muerto, por imposibilidad
de que ningún candidato obtuviera la mayoría de los dos tercios, el
artículo 75 dispone que los cardenales podrán expresar su parecer
sobre el modo de actuar por mayoría absoluta, sin embargo, “no se
podrá prescindir de una votación válida, sea con la mayoría absoluta
de los votos, sea votando sobre dos nombres que en el escrutinio
inmediatamente precedente hayan obtenido el mayor número de
votos, exigiéndose también en esta segunda hipótesis la mayoría
absoluta"
El nuevo documento papal establece que el nombre de los candidatos
debe ser escrito en la papeleta con una caligrafía distinta a la
particular de cada cardenal, y fija con normas precisas que está
prohibido a los electores revelar a cualquier otra persona noticias
sobre las votaciones, antes, durante y después de la designación del
nuevo Papa.
Después de cada elección se queman las papeletas. En este sentido,
la tradición indica que los cardenales provoquen con paja seca o
húmeda que el humo sea negro, si no se ha elegido Papa, o blanco si
la votación ha dado como resultado la elección del nuevo Romano
Pontifice: es la conocida “fumata negra o fumata blanca”.
Una vez que el elegido “acepta su elección canónica” como Sumo
Pontífice, el primero de los diáconos –cardenal Protodiácono- anuncia
desde el balcón de la Basílica vaticana la elección del nuevo Papa con
la tradicional fórmula: “Nuntio vobis gaudium mágnum: Habemus
Papam!” y el Romano Pontífice imparte la bendición “Urbi et Orbi”.
PROCLAMACIÓN ("CORONACIÓN") DEL NUEVO PONTÍFICE El nuevo
Pontífice adopta el nombre con el que va a reinar, bien del Papa que lo
creó cardenal, del de un santo por el que siente una devoción
particular o bien de un predecesor de cuya familia espiritual se
reconoce a sí mismo.
Vestido con una sotana blanca a la que añade la faja y el solideo de
moaré blanco, el roquete de encaje y la muceta (escalvina que cubre
el pecho y la espalda) de moaré rojo, el Papa vuelve a la Capilla
Sixtina y en el trono que ocupaba como elector se procede al acto de
“adoración”, en el que los cardenales se llevan a la boca el pie y la
mano del Sumo Pontífice en señal de homenaje.
Posteriormente el cardenal Camarlengo, desde 1993 el español
Eduardo Martínez Somalo, pone en el dedo del Papa el “anillo del
Pescador”, distintivo del ejercicio de autoridad, que se romperá a su
muerte y el nuevo pontífice se presenta ante la gente que se encuentra
en la Plaza de San Pedro.
Días después se procede a la proclamación ("coronación") del nuevo
Papa; hoy un acto sencillo en el que anteriormente y tras la
consagración le era impuesta la Tiara.
El último papa coronado fue Pablo VI en 1963. Hasta entonces, y
desde el siglo VIII, el uso de la Tiara era obligatorio en las ceremonias
solemnes.
La Tiara pontificia es un alto tocado que termina en forma de ojiva,
plateado y en cuya cima hay un pequeño globo en forma de cruz.
Cambiada en varias ocasiones, la Tiara está formada desde 1.314,
por tres coronas “trireino” que simbolizan el triple poder del Papa:
padre de los reyes, rector del mundo y Vicario de Cristo.
La mitra papal lleva inscrita la frase en latín “Vicarius Filii Dei” (Vicario
del Hijo de Dios).
ESCRUTINIOS PARA LA ELECCIÓN DE PAPA La duración de los
cónclaves para la elección de Papa ha oscilado desde unas horas
hasta más de dos años.
La elección más rápida fue la de Julio II, en 1503, que solamente
necesitó unas horas, y la más larga, la de Celestino V, que duró de 27
meses (de 1292 a 1294).
La elección de los últimos Pontífices tuvo lugar de la siguiente manera:
- León XIII.- Vincenzo Gioacchino Pecci, obispo de Perusa y cardenal
camarlengo. Resultó elegido Papa a los sesenta y ocho años, el 20
de febrero de 1878, al cuarto escrutinio, con 44 votos sobre 60
cardenales presentes. León XIII nació en Carpineto Romano el 2 de
marzo de 1810 y murió el 20 de julio de 1903, fue Papa durante más
de 25 años.
- Pío X.- Elevado a los altares como San Pío X, su nombre era
Giuseppe Melchiorre Sarto. Era patriarca de Venecia y fue elegido
Pontífice a los sesenta y ocho años el 4 de agosto de 1903, al quinto
escrutinio, con 50 votos sobre 63 cardenales presentes. Nacido en
Riese (Treviso) el 2 de julio de 1835 y murió el 20 de agosto de 1914,
fue papa durante once años.
- Benedicto XV.- Llamado Giacomo della Chiesa, arzobispo de
Bolonia, elegido Papa a los sesenta años, el 3 de septiembre de
1914, después de cuatro días de escrutinios, con 58 cardenales
presentes. Había nacido en Génova el 21 de noviembre de 1854 y
murió el 22 de enero de 1922, fue Papa durante ocho años.
- Pío XI.- Llamado Achille Ratti, arzobispo de Milán, fue elegido a los
sesenta y ocho años, en febrero de 1922, al decimocuarto escrutinio.
Nació en Desio (Milán), el 31 de mayo de 1857 y murió el 10 de
febrero de 1939. Su pontificado tuvo una duración de diecisiete años.
- Pío XII.- Eugenio Maria Giovani Pacelli, secretario de Estado y
camarlengo de la Santa Romana Iglesia, elegido Papa el día de su 63
cumpleaños, el 2 de marzo de 1939 al tercer escrutinio, con 63
cardenales presentes. Nacido en Roma en 1876, murió en
Castelgandolfo el 9 de octubre de 1958. Su Pntificado tuvo una
duración de diecinueve años.
- Juan XXIII.- Ángelo Giuseppe Roncalli, patriarca de Venecia, fue
elegido a los setenta y siete años, el 28 de octubre de 1958, al
undécimo escrutinio, con 51 cardenales presentes. Nació en Sotto il
Monte (Bérgamo) el 25 de noviembre de 1881 y murió el 3 de junio de
1963, al quinto años de papado.
- Pablo VI.- Giovanni Battista Montini, fue elegido Papa a los sesenta y
seis años, en el tercer escrutinio por 83 cardenales. Necesitó dos
días para ser elegido Pontífice, del 19 al 21 de junio de 1963. Nació
cerca de Concesio (Brescia) el 26 de septiembre de 1987 y murió en
Castelgandolfo el 6 de agosto de 1978, fue Papa durante quince años.
- Juan Pablo I.- Albino Luciani, Patriarca de Venecia, su elección se
realizó en un tiempo record de 26 horas; necesitó cuatro escrutinios,
con 111 cardenales presentes, el cónclave más numeroso. Había
nacido en Forno di Canale (Belluno) en 1912 y murió el 28 de
septiembre de 1978. Fue Papa durante treinta y tres días.
- Juan Pablo II.- Karol Jozef Wojtyla cardenal y arzobispo de Cracovia,
se incorporó con retraso al cónclave el 14 de octubre de 1978. Fue
elegido Papa el día 16 de octubre, con cincuenta y ocho años.
Necesitó ocho escrutinios y 99 votos sobre un total de 111 cardenales.
Nacido en Wadowice (Polonia) el 18 de mayo de 1920, fue el Papa
más joven del siglo XX.
- Benedicto XVI.- Joseph Aloysius Ratzinger, cardenal decano del
Colegio de Cardenales y prefecto de la Congregación para la Doctrina
de la Fe, fue elegido Papa en el primer cónclave del siglo XXI, el
primero más numeroso de la historia (115 cardenales de 52 países) y
uno de los más breves. Fue elegido en el segundo día de cónclave y
en el cuarto escrutinio. Nacido en Marktl am Inn, en Baviera (Alemania)
el 16 de abril de 1927, es el primer Papa elegido en el siglo XXI.