SACRO COLEGIO CARDENALICIO.

SACRO COLEGIO CARDENALICIO
De origen incierto, se cree que el título de cardenal fue reconocido por
primera vez durante el Pontificado de Silvestre I (314-335).
El término procede de la palabra latina cardo,-inis, "quicio", "bisagra" y se
aplicaba a obispos, presbíteros o diáconos que tomaban un empleo
permanente "incardinados" a diferencia de los que cumplían un servicio
por tiempo determinado.
La creación de cardenales se llevaba a cabo por decreto del Romano
Pontífice, que acostumbraba a reunir a su alrededor a los titulares de los
minúsculos obispados de la región romana (suburbicarios) para que le
ayudasen en las ceremonias del culto.
Desde el siglo VI el título de "presbyteri cardinalis" se reservó para los
responsables de las Iglesias titulares de Roma, así como las más
importantes de Italia y del extranjero. Y posteriormente adquirió la
relevancia que hoy lo caracteriza.
Los cardenales forman desde 1150 el Colegio Cardenalicio, institución
de derecho eclesiástico que se rige por el Código de Derecho Canónico.
Cuenta con un Decano, que es el obispo de Ostia, y un cardenal
camarlengo, que se encarga de la administración de los bienes de la
Iglesia cuando la Sede Apostólica queda vacante.
Elegidos por el Papa, los cardenales son desde 1059 exclusivos
electores del Romano Pontífice a quien eligen en cónclave, siguiendo lo
establecido en la Constitución Apostólica de Juan Pablo II "Universi
Dominici gregis", de 1996.
El número de cardenales varió desde finales del siglo XVI. En los siglos
XIII al XV los purpurados no pasaron de 30, pero durante el Pontificado
de Sixto V (1585-1590) y la constitución de "Postquam verus" ascendió a
70.
Tras el consistorio de marzo de 1973 el número de purpurados aumentó
a 144; Pablo VI fijó el número de cardenales en 120 y extendió el Colegio




















Cardenalicio para incluir a los Patriarcas Orientales; y Juan Pablo II
rebasó esta cifra en 2003, tras el noveno y último consistorio del 21 de
octubre en que los cardenales ascendieron a 195 con los 31 nuevos
purpurados nombrados, incluido el "in pectore", es decir secreto.
En la actualidad el Colegio Cardenalicio está compuesto por 187
purpurados. De ellos, 115 tienen menos de ochenta años (hasta el 10 de
octubre de 2006) y por tanto son electores, mientras que los cardenales
octogenarios, con voz pero sin voto y que pueden ser elegidos papa son
72. Pío XI fue el pontífice del siglo XX que más consistorios convocó,
fueron 17 a lo largo de su mandato (1922-1939) y con nueve, le siguió
Juan Pablo II.
El 21 de octubre de 2003 celebró su noveno y último consistorio, el
primero del siglo XXI.
El primer consisttorio convocado por Benedicto XVI tuvo lugar en marzo
de 2006, de él salieron quince nuevos purpurados, entre ellos, un
español, Antonio Cañizares, y un latinoamericano, Jorge Liberato Urosa.
Los miembros del Sacro Colegio Cardenalicio representan todos los
continentes. Europa sigue dominando la institución con 96 purpurados.
Le sigue América Latina, con 31; América del Norte y Canadá con 19;
Asia con 20; África con 17; y Oceanía con 4.
Tras el primer consistorio de Benedicto XVI convocado en marzo de
2006, España, con un nuevo purpurado pasa a ocupar el tercer lugar del
Colegio en número de cardenales con ocho.
Italia con treinta y ocho, sigue siendo el país con mayor número de
purpurados y le siguen Estados Unidos con quince, Francia, con nueve,
Brasil y Polonia con ocho cada uno y Alemania con seis.
Vestidos de púrpura roja, capelo y birreta roja, el protocolo internacional
reconoce a los cardenales el rango de príncipes y se les da el
tratamiento de Eminencia.
CARDENALES ESPAÑOLES
En el Sacro Colegio de Cardenales, España es, con ocho cardenales, el
tercer país por número de purpurados, de ellos siete son electores y uno
octogenario.
CARDENALES ESPAÑOLES ELECTORES
- Eduardo Martínez Somalo.- Nacido en Baños de Río Tobía, La Rioja, el
31 de marzo de 1927. Es Cardenal camarlengo desde 1993,
protodiáconco desde 1996 y prefecto de la Congregación para los
Religiosos y Religiosas (Institutos de Vida Consagrada y las Sociedades
de Vida Apostólica). Ha sido uno de los más estrechos colaboradores de
Juan Pablo II desde el inicio de su Pontificado en 1978.
- Antonio María Rouco Varela.- Nacido en Villalba, Lugo el 20 de agosto
de 1936. Es cardenal arzobispo de Madrid-Alcala y presidente de la
Conferencia Episcopal Española (CEE), de 1999 a 2005. Fue arzobispo
de Santiago de Compostela de 1976 a 1994.
- Ricard María Carles y Gordo.- Nacido en Valencia el 24 de septiembre
de 1926. Es cardenal arzobispo de Barcelona, fue vicepresidente de la
Conferencia Episcopal Española, CEE, (1999-2002) y desde 2000 es
miembro de la Prefectura para los Asuntos Económicos de la Santa
Sede y forma parte del Comité Ejecutivo y la Comisión Permanente de la
CEE. Tras cumplir los 75 años en 2001, Juan Pablo II prorrogó su
mandato como arzobispo de Barcelona hasta 2003.
- Francisco Álvarez Martínez.- Nació en la parroquia de Santa Eulalia de
Ferroñés. Llanera (Oviedo), el 14 de julio de 1925. Es cardenal y
arzobispo emérito de la diócesis de Toledo, de la que también fue
primado de España (1995-2002). Asimismo fue obispo de Tarazona
(1973-1976), de Calahorra-La Calzada y Logroño (1976-1989) y de
Orihuela-Alicante (1989-1995). Es elector hasta el 14 de julio de 2005.
- Carlos Amigo Vallejo.- Nacido en Medina de Rioseco (Valladolid), el 23
de agosto de 1934. Es sacerdote franciscano y arzobispo de Sevilla.
Forma parte del Consejo Pontificio de la Salud y es miembro de la
Comisión Permanente del episcopado y presidente de la Comisión de
Misiones y cooperación con las Iglesias. Designado por Pablo VI
arzobispo de Tánger (1974-1982), el 21 de octubre de 2003 fue
nombrado cardenal en el noveno consistorio convocado por Juan Pablo II.
- Julián Herranz Casado.- Nacido en Baena, Córdoba, el 31 de marzo de
1930. Sacerdote del Opus Dei, es arzobispo de Vertara y desde 1994
preside el Colegio Pontificio para la Interpretación de los Textos
Legislativos. El 21 de octubre de 2003 será nombrado cardenal en el
noveno consistorio convocado por Juan Pablo II.
- Antonio Cañizares Llovera.- Nacido en Utiel, Valencia, el 15 de octubre
de 1945. Ordenado sacerdote en 1979 y designado arzobispo de
Granada en 1996, es arzobispo primado de Toledo desde 2002 y
vicepresidente de la Conferencia Episcopal Española desde 2005.
Forma parte de la Congregación para la Doctrina de la Fe y en marzo de
2006 fue designado cardenal en el primer Consistorio convocado por
Benedicto XVI.
CARDENALES ESPAÑOLES NO ELECTORES
Tras la muerte de Ángel Suquía en julio de 2006, es uno el cardenal
español con más de ochenta años que puede participar con voz, pero sin
voto en un cónclave, y sí puede ser elegido Papa.
- Antonio María Javierre Ortas.- Nació en Siétamo (Huesca), el 21 de
febrero de 1921. Es cardenal salesiano y en 1976 fue elevado al rango
de arzobispo titular de Meta. Bibliotecario y Archivero emérito de la Santa
Iglesia Romana fue secretario de la Congregación para la Educación
Católica y prefecto de la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina
de los Sacramentos (1992-1996).

CARDENALES LATINOAMERICANOS Latinoamérica cuenta con 31
cardenales, y se sitúa en segundo lugar por detrás de Europa que tiene
96 purpurados. En los 26 años de Pontificado Juan Pablo II nombró 184
cardenales en los nueve consistorios que convocó, de los cuales 31
fueron latinoamericanos, uno de ellos Juan Francisco Fresno Larraín,
que haría el número 32, falleció en octubre de 2004. De éstos, Juan
Pablo II ha nombrado a 26, los otros cinco fueron creados por Pablo VI.
En marzo de 2006 el Papa Benedicto XVI nombró, en el primer
consistorio por él convocado, al primer cardenal latinoamericano, el
venezolano Jorge Liberto Urosa. De los 31 purpurados latinoamericanos,
22 tienen menos de ochenta años, es decir, son electores, mientras que
los nueve restantes son octogenarios, por lo que no participaron en el
cónclave que eligió a Benedicto XVI.
Los 31 prelados hispanoamericanos proceden de 15 países. Brasil es
con ocho el que tiene más purpurados y le sigue México con cinco;
Colombia con 3, Argentina, Chile y Venezuela con 2 y Bolivia, Cuba,
Ecuador, Guatemala, Honduras, Nicaragua, Perú, Puerto Rico y
República Dominicana, con uno. Cuatro de los 31 cardenales
latinoamericanos fueron creados por Pablo VI a lo largo de los seis
consistorios que convocó en sus quince años de pontificado
(1963-1978). De ellos, ninguno es elector. Pío XI fue el Pontífice del siglo
XX que más consistorios convocó, fueron 17 a lo largo de su mandato
(1922-1939), le sigue Juan Pablo II que convocó nueve consistorios en
sus 26 años de Pontificado, el último el 21 de octubre de 2003.
ARGENTINA (Dos cardenales, un elector)
1 - Jorge María Bergoglio, nacido en Buenos Aires (Argentina) el 17 de
diciembre de 1936, fue ordenado sacerdote en 1969 y en 1973 hizo los
votos perpetuos en la Compañía de Jesús. En 1992 Juan Pablo II lo
designó obispo titular de Auca y auxiliar de Buenos Aires y en 1998 fue
promovido a arzobispo de Buenos Aires y Primado de Argentina. Fue
creado cardenal presbítero el 21 de febrero de 2001 en el octavo
consistorio convocado por Juan Pablo II. (Elector).
2 - Jorge María Mejía, nacido en Buenos Aires (Argentina) el 31 de enero
de 1923, fue ordenado sacerdote en 1945 y en el Concilio Vaticano II
intervino como perito. Distinguido por Juan Pablo II con el título de
Capellán de Su Santidad, en 1986 fue designado obispo titular de
Apollonia y el 21 de febrero de 2001 creado cardenal diácono en el
octavo consistorio convocado por Juan Pablo II. (No elector).
BOLIVIA (Un cardenal elector)
3 - Julio Terrazas Sandoval, nacido en Vallegrande, Santa Cruz de la
Sierra (Bolivia) el 7 de marzo de 1936, fue ordenado sacerdote en 1962
por la congregación de los Redentoristas. Designado en 1978 obispo
titular de Apisa y auxiliar de La Paz, en 1991 asumió el Arzobispado de
Santa Cruz de la Sierra y en 1997 y 2000 fue elegido presidente de la
Conferencia Episcopal de Bolivia. El 21 de febrero de 2001 fue creado
cardenal presbítero en el octavo consistorio convocado por Juan Pablo II.
(Elector).
BRASIL (Ocho cardenales, cuatro electores)
4 - Eusebio Oscar Scheid, nacido en Lucerna (Brasil) el 8 de diciembre
de 1932, fue ordenado sacerdote en 1960 y es miembro de la
Congregación de Sacerdotes del Sagrado Corazón de Jesús. Designado
en 1981 obispo de San José de los Campos, en 1991 fue promovido a la
sede metropolitana de Florianápolis, de donde fue transferido a la
también sede metropolitana de San Sebastián, en Río de Janeiro. El 21
de octubre de 2003 fue creado cardenal sacerdote en el noveno
consistorio convocado por Juan Pablo II. (Elector).
5 - Serafim Fernándes de Araujo, nacido en Minas Novas (Brasil), el 13
de agosto de 1924 y fue ordenado sacerdote en 1949. Consagrado en
1959 obispo titular de Vewrinopoli y nombrado auxiliar de Belo Horizonte,
sede metropolitana a la que accedió en 1986. El 21 de febrero de 1998
fue creado cardenal presbítero en el séptimo consistorio convocado por
Juan Pablo II. (No elector).
6 - Paulo Evaristo Arns, nacido en Forquilhinha (Brasil) el 14 de
septiembre de 1921, es miembro de la Orden de los Frailes Menores de
San Francisco y fue ordenado sacerdote en 1945. Nombrado obispo
titular de Respetta y auxiliar de Sao Paulo en 1966, en 1970 fue
designado arzobispo de Sao Paulo y el 5 de marzo de 1973 creado
cardenal presbítero en el cuarto consistorio convocado por Pablo VI. (No
elector).
7 - José Freire Falcao, nacido en Ererê (Brasil) el 23 de octubre de 1925
fue ordenado sacerdote en 1949 y en 1967 obispo titular de Vardimissa.
En 1971 fue nombrado arzobispo de Teresina, de donde fue trasladado
en 1984 a la sede metropolitana de Brasilia. El 28 de junio de 1988 fue
creado cardenal presbítero en el cuarto consistorio convocado por Juan
Pablo II. (Elector).
8 - Aloísio Lorscheider, nacido en Estrela (Brasil) el 8 de octubre de
1924, fue ordenado sacerdote en 1948 y es miembro de la Orden de los
Frailes Menores de San Francisco. En 1962 fue ordenado obispo de
Santo Angelo. Fue presidente de la Conferencia Episcopal de Brasil y
presidente del Consejo Episcopal Latinoamericano (CELAM). En 1973
fue promovido a la sede metropolitana de Fortaleza y el 24 de mayo de
1976 fue creado cardenal en el quinto consistorio convocado por Pablo
VI. (No elector).
9 - Eugenio de Araujo Sales, nacido en Acari (Brasil) el 8 de noviembre
de 1920, fue ordenado sacerdote en 1943 y consagrado obispo titular de
Tibica en 1954, de donde fue promovido en 1968 a la sede metropolitana
de San Salvador de Bahía. El 28 de abril de 1969 fue creado cardenal en
el tercer consistorio convocado por Pablo VI. (No elector).
10 - Gerardo Majella Agnelo, nacido en Juiz de Fora (Brasil) el 19 de
octubre de 1933, fue ordenado sacerdote en 1957. Nombrado en 1978
por Pablo VI obispo de Toledo en el Estado de Paraná y en 1982 Juan
Pablo II lo designó arzobispo de Londrina y en 1999 arzobispo de San
Salvador de Bahía, la sede más antigua de Brasil. El 21 de febrero de
2001 fue creado cardenal en el octavo consistorio convocado por Juan
Pablo II. (Elector).
11 - Claudio Hummes, hijo de inmigrantes alemanes, nació en
Montenegro (Brasil) el 8 de agosto de 1934 y fue ordenado sacerdote
franciscano en 1958. En 1996 fue nombrado arzobispo de Fortaleza y en
1998 arzobispo metropolitano de Sao Paulo. Forma parte de la
Congregación para los Obispos y es consejero de la Pontificia Comisión
para América Latina. El 21 de febrero de 2001 fue creado cardenal
presbítero en el octavo consistorio convocado por Juan Pablo II. (Elector).
CHILE (Dos cardenales electores)
12 - Jorge Arturo Medina Estévez, nacido en Santiago de Chile (Chile) el
23 de diciembre de 1926 y ordenado sacerdote en 1954. Participó como
perito en el Concilio Vaticano II y en 1984 fue designado obispo titular de
Tibili y auxiliar de Rancagua. Pro prefecto de la Congregación para el
Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos, fue nombrado arzobispo
en 1996 y desde el 24 de febrero de 2005 es protodiácono del Colegio
Cardenalicio. El 21 de febrero de 1998 fue creado cardenal diácono en el
séptimo consistorio convocado por Juan Pablo II. (Elector).
13 - Francisco Javier Errázuriz Ossa, nacido en Santiago de Chile (Chile)
el 5 de septiembre de 1933, fue ordenado sacerdote en 1961. Arzobispo
secretario para la Congregación de Vida Consagrada y Apostólica, en
1996 fue nombrado arzobispo-obispo de Valparaíso, y en 1998 arzobispo
de Santiago. Presidente de la Conferencia Episcopal chilena, el 21 de
febrero de 2001, fue creado cardenal en el octavo consistorio convocado
por Juan Pablo II. (Elector).
COLOMBIA (Tres cardenales electores)
14 - Darío Castrillón Hoyos, nacido en Medellín (Colombia) el 4 de julio
de 1929, fue ordenado sacerdote en 1952. Ordenado obispo titular de
Villa del Re, fue presidente del Consejo Episcopal Latinoamericano
(CELAM) y en 1992 fue promovido a la sede metropolitana de
Bucaramanga (nordeste de Colombia). En 1996 fue nombrado pro
prefecto de la Congregación Vaticana para el Clero y en 1998 prefecto. El
21 de febrero de 1998 fue creado cardenal diácono en el séptimo
consistorio convocado por Juan Pablo II. (Elector).
15 - Alfonso López Trujillo, nacido en Villahermosa (Colombia) el 8 de
noviembre de 1935 fue ordenado sacerdote y en 1971 designado obispo
titular de Boseta y auxiliar de Bogotá. Fue presidente del Consejo
Episcopal Latinoamericano (CELAM) y en 1979 fue nombrado arzobispo
de Medellín. El 2 de febrero de 1983 fue creado cardenal presbítero en el
segundo consistorio convocado por Juan Pablo II. (Elector).
16 - Pedro Rubiano Sáenz, nacido en Cartago (Colombia) el 13 de
septiembre de 1932, fue ordenado sacerdote en 1956 y consagrado
obispo de Cúcuta en 1971. Nombrado arzobispo de Cali en 1985 y de
Bogotá en 1995, fue en dos ocasiones presidente de la Conferencia
Episcopal de Colombia. El 21 de febrero de 2001 fue creado cardenal en
el octavo consistorio convocado por Juan Pablo II. (Elector).
CUBA (Un cardenal elector)
17 - Jaime Lucas Ortega y Alamino, nacido en Jagüey Grande (Cuba) el
18 de octubre de 1936, fue ordenado sacerdote en 1964 y obispo titular
de Pinar del Río en 1978. Presidente de la Conferencia Episcopal de
Obispos Católicos de Cuba, es desde 1981 arzobispo de La Habana. El
26 de enero de 1994 fue creado cardenal presbítero en el sexto
consistorio convocado por Juan Pablo II. (Elector).
ECUADOR (Un cardenal elector hasta el 18 de marzo de 2005)
18 - Antonio José González Zumárraga, nacido en Latacunga (Ecuador)
el 18 de marzo de 1925, fue ordenado sacerdote en 1951 y nombrado
obispo titular de Tagarata y auxiliar de Quito en 1969. Nombrado
arzobispo de Quito en 1985, fue creado cardenal presbítero el 21 de
febrero de 2001, en el octavo consistorio convocado por Juan Pablo II.
(Elector hasta el 18 de marzo de 2005).
GUATEMALA (Un cardenal elector)
19 - Rodolfo Quezada Toruño, nacido en la ciudad de Guatemala
(Guatemala) el 8 de marzo de 1932, fue ordenado sacerdote en 1956 y
nombrado obispo titular de Zacapa en 1980. Fue obispo de Santo Cristo
de Esquipulas, presidente de la Conferencia Episcopal de Guatemala
(1988-1992), presidente de la Comisión Nacional de Reconciliación
(1987-1993) y nombrado en 2001 arzobispo metropolitano y primado de
Guatemala. Fue creado cardenal sacerdote el 21 de octubre de 2003, en
el octavo consistorio convocado por Juan Pablo II. (Elector).
HONDURAS (Un cardenal elector)
20 - Oscar Andrés Rodríguez Maradiaga, nació en Tegucigalpa
(Honduras) el 29 de diciembre de 1942 y fue ordenado sacerdote en
1970. En 1978 fue ordenado obispo titular de Pudenziana y auxiliar de
Tegucigalpa, sede esta última de la que es arzobispo desde 1993. El 21
de febrero de 2001 fue creado cardenal en el octavo consistorio
convocado por Juan Pablo II. (Elector).
MÉXICO (Cinco cardenales, cuatro electores)
21 - Javier Lozano Barragán, nacido en Toluca (México) el 26 de enero de
1933 fue ordenado sacerdote en 1955 y nombrado obispo titular de
Tinisia di Numidia y auxiliar de México, de donde fue transferido a la sede
de Zacatecas en 1984. Nombrado presidente del Pontificio Consejo para
la Pastoral de los Agentes Sanitarios le fue otorgado el título de
Arzobispo “ad personam” en 1997. El 21 de octubre de 2003 fue creado
cardenal diácono en el noveno consistorio convocado por Juan Pablo II.
(Elector).
22 - Ernesto Corripio Ahumada, nacido en Tampico (México) el 29 de
junio de 1919, fue ordenado sacerdote en 1945 y nombrado obispo titular
de Zapara y auxiliar de Tampico en 1952, sede esta última a la que fue
transferido en 1956. Nombrado arzobispo de Antequera en 1967, fue
transferido a la sede metropolitana de Puebla de los Ángeles en 1976 y a
la de México en 1977. Fue uno de los tres presidentes delegados en la III
Conferencia General del Episcopado Latinoamericano en Puebla en
1979. El 30 de junio de 1919 fue creado cardenal presbítero en el primer
consistorio convocado por Juan Pablo II. (No elector).
23 - Norberto Rivera Carrera, nacido en La Purísima, diócesis de
Durango (México) el 6 de junio de 1942, fue ordenado sacerdote en 1966
y ordenado obispo de Tehuacan en 1985. Desde 1995 es arzobispo
primado de México. El 21 de febrero de 1998 fue creado cardenal en el
séptimo consistorio convocado por Juan Pablo II. (Elector).
24 - Juan Sandoval Iñiguez, nacido en Yahualica (México) el 28 de marzo
de 1933, fue ordenado sacerdote en 1957 y ordenado obispo coadjutor
de Ciudad Juárez en 1988 y obispo titular de esta sede en 1992. Desde
1994 es arzobispo de Guadalajara. El 26 de noviembre de 1994 fue
creado cardenal presbítero en el sexto consistorio convocado por Juan
Pablo II. (Elector).
25 - Adolfo Antonio Suárez Rivera, nacido en San Cristóbal de las Casas
(México) el 9 de enero de 1927, fue ordenado sacerdote en 1952 y
nombrado obispo de Tepic en 1971. Nombrado arzobispo de Monterrey
en 1983, fue creado cardenal presbítero el 26 de noviembre de 1994, en
el sexto consistorio convocado por Juan Pablo II. (Elector).
NICARAGUA (Un cardenal elector)
26 - Miguel Obando y Bravo, nació en La Libertad (Nicaragua) el 2 de
febrero de 1926, fue ordenado sacerdote en 1958 y designado obispo
auxiliar de Matagalpa en 1968. Nombrado arzobispo de Managua en
1970, fue mediador en las conversaciones de paz entre el Gobierno de
Nicaragua y “la contra” y participó en la firma del documento por el que
“la contra” tenía que abandonar las armas. Ha sido presidente de la
Conferencia Episcopal de Nicaragua en varias ocasiones. El 25 de mayo
de 1985 fue creado cardenal presbítero en el tercer consistorio
convocado por Juan Pablo II (Elector).
PERÚ (Un cardenal elector)
27 - Juan Luis Cipriani Thorne, nació en Lima (Perú) el 28 de diciembre
de 1943 y fue ordenado sacerdote en 1977. Miembro de la prelatura del
Opus Dei, fue nombrado obispo de Ayacucho en 1988 y arzobispo de
esta sede en 1995. Desde 1999 es Arzobispo de Lima y Primado de
Perú. Fue creado cardenal presbítero el 21 de febrero de 2001, en el
octavo consistorio convocado por Juan Pablo II. (Elector).
PUERTO RICO (Un cardenal no elector)
28 - Luis Aponte Martínez, nacido en Lajas (Puerto Rico) el 4 de agosto
de 1922, fue ordenado sacerdote en 1950 y nombrado obispo titular de
Lares en 1960 y de Ponce en 1963. Nombrado arzobispo de San Juan en
1964, fue presidente de la Conferencia Episcopal de Puerto Rico y
creado cardenal el 5 de marzo de 1973, en el cuarto consistorio
convocado por Pablo VI. (No elector).
REPÚBLICA DOMINICANA (Un cardenal elector)
29 - Nicolás de Jesús López Rodríguez, nacido en Barrancas (República
Dominicana) el 31 de octubre de 1936, fue ordenado sacerdote en 1961
y designado obispo de San Francisco de Macorís en 1978. En 1981 fue
promovido a la sede metropolitana de Santo Domingo y en 1991 elegido
presidente del Consejo Episcopal Latinoamericano. Fue creado cardenal
presbítero el 28 de junio de 1991, en el quinto consistorio convocado por
Juan Pablo II. (Elector).
VENEZUELA (Dos cardenales, uno elector)
30 - Rosalio José Castillo Lara, nacido en San Casimiro (Venezuela) el 4
de septiembre de 1922 y ordenado sacerdote en 1949. Nombrado
obispo de Precausa en 1973 y arzobispo en 1982, fue presidente de la
Pontificia Comisión para el Estado de la Ciudad del Vaticano y creado
cardenal diácono el 25 de mayo de 1985, en el tercer consistorio
convocado por Juan Pablo II. (No elector).
31 - Jorge Liberato Urosa Savino, nacido en Caracas, Venezuela, el 28
de agosto de 1942. Ordenado sacerdote en 1967, fue nombrado obispo
auxiliar de Caracas en 1982 y metropolitano de Valencia (Caracas) en
1995. Desde 2005 es arzobispo de Caracas y en marzo de 2006 fue
creado cardenal en el primer consistorio convocado por Benedicto XVI.
Elector
(Fuente:Vaticano)

JUAN PABLO II, EL VATICANO Y LATINOAMÉRICA
Latinoamérica, la región que acoge la mitad de los católicos de todo el
mundo, fue un referente durante el Pontificado de Juan Pablo II. Su
primer viaje fuera de Italia lo hizo a América Latina a la que volvió otras 17
veces más en los 26 años de Papado. Para Latinoamérica Juan Pablo II
revisó la Teología de la Liberación; fue el Pontífice que más santos
proclamó, y latinoamericanos fueron los 27 cardenales nombrados por
el Papa en los nueve consistorios que convocó.

EL PAPA Y LA TEOLOGÍA DE LA LIBERACIÓN

Elegido Papa el 16 de octubre de 1978, Juan Pablo II realizó su primer
viaje pastoral fuera de Italia en enero de 1979 y lo hizo a
Hispanoamérica. Visitó República Dominicana, México y Bahamas.
En Puebla de los Ángeles (México) se celebraba ese año la tercera
Conferencia general del Episcopado Latinoamericano (CELAM) y allí, el
nuevo pontífice polaco, se mostró ya contrario a la Teología de la
Liberación (“Espíritu de Puebla”), interpretación teológica cristiana de la
liberación o salvación que recurre a teorías sociales, políticas y
económicas. Es una teología de acción que surge del compromiso de
los cristianos contra la opresión en América Latina.
Nacida a la luz del Concilio Vaticano II y de posteriores reuniones de
obispos latinoamericanos como la de Medellín (Colombia) en 1968, o la
de El Escorial (Madrid) en 1972, la expresión Teología de la Liberación
se empleó por primera vez en Latinoamérica y su contenido fue
articulado y difundido por intelectuales y teólogos católicos y protestantes
de los años 1960 y 1970.
Está asociada a nombres como Gustavo Gutiérrez, Rubén Alves, Juan
Luis Segundo, Leonardo Boff, Ernesto Cardenal, Helder Cámara, Ignacio
Ellacuría, Jon Sobrino, Pedro Casaldáliga, etc, algunos de ellos
reprendidos, como Ernesto Cardenal por Juan Pablo II a su llegada al
aeropuerto de Managua en 1983; otros sancionados por el Vaticano,
como Leonardo Boff en 1985, y otros, como Pedro Casaldáliga jubilado a
comienzos de 2005.
El Vaticano, en reiterados documentos pontificios y discursos
pronunciados por el Papa se refería en esa época a la Teología de la
Liberación como “esta concepción de Cristo como político revolucionario
o como subversivo de Nazaret, que no se compagina con la catequesis
de la Iglesia. Cristo rechaza inequívocamente el recurso a la violencia”.
El 6 de agosto de 1984 la Congregación para la Doctrina de la Fe publicó
el documento “Libertatis Nuntius” que aprobó Juan Pablo II y firmó el
cardenal Joseph Ratzinger, prefecto de la Congregación para la Doctrina
de la Fe, “Instrucción sobre Algunos Aspectos de la Teología de la
Liberación” que el Vaticano se proponía revisar y “corregir”. El
documento pontificio llamaba la atención a los pastores, teólogos y fieles
sobre “las desviaciones y los riesgos de desviación, ruinosos para la Fe
y para la vida cristiana que implican ciertas formas de “Teología de la
Liberación” que recurren sin un examen crítico a conceptos tomados de
diversas corrientes del pensamiento marxista”.
La instrucción, recibida entonces con división de opiniones, recogía entre
otras advertencias que “la lucha de clases como camino hacia la
sociedad sin clases es un mito que impide las reformas y agrava la
miseria y las injusticias”.
En 1984, el 11 de octubre, durante una visita de Juan Pablo II a Santo
Domingo (República Dominicana), prometía en uno de los discursos
pronunciados el apoyo de la Iglesia “a la obra de liberación social de las
muchedumbres desposeídas, a fin de lograr para todos una justicia que
corresponda a su dignidad de hombres e hijos de Dios”.
La primera instrucción anunciaba la intención de la Congregación de
publicar el segundo documento que “pondría en evidencia los
principales elementos de la doctrina cristiana sobre la libertad y la
liberación”.
El 22 de marzo de 1986 la Congregación publicaba “Libertatis
Conscientia. Instrucción sobre Libertad Cristiana y Liberación”, que al
igual que el anterior fue aprobado por el Sumo Pontífice y firmado por el
cardenal Joseph Ratzinger.
Este documento, realizado minuciosamente, para cuya elaboración se
pidieron ideas a todos los episcopados del mundo y que Juan Pablo II
siguió con detalle, no nombra en ningún momento al movimiento
teológico de la liberación. Universaliza, con condicionamientos la
teología de la liberación más ortodoxa, y con la misma fuerza condena el
colectivismo, el totalitarismo y el abuso de la propiedad privada.
Con esta instrucción de 1986 el Vaticano revisa, “corrige” y fija los
puntos positivos de una verdadera Teología de la Liberación.
“La Iglesia, experta en humanidad ofrece en su doctrina social un
conjunto de principios de reflexión, de criterios de juicio y de directrices
de acción para que los cambios en profundidad que exigen las
situaciones de miseria y de injusticia sean llevadas a cabo de una
manera tal que sirva al verdadero bien de los hombres”, dice la
Instrucción en los Principios Fundamentales.
VIAJES DEL PAPA A LATINOAMÉRICA
Juan Pablo II realizó, durante sus 26 años de Pontificado, 104 viajes
apostólicos fuera de Italia, de ellos 18 los hizo al Nuevo Continente.
El primer viaje pastoral de su Pontificado, que inauguró oficialmente el
22 de octubre de 1978, lo realizó a Latinoamérica (República
Dominicana, México y Bahamas) en 1979, un referente en el Papado de
Juan Pablo II que en 1998, con su viaje a Cuba, había recorrido ya en su
totalidad.
El último viaje a América Latina, el número 18, lo realizó en agosto de
2002 y visitó Guatemala y México.
En sus viajes a América Latina, Juan Pablo II visitó la Argentina de
Galtieri (1982); la Nicaragua sandinista (1983); el Chile del general
Augusto Pinochet (1987) y finalmente, la Cuba de Fidel Castro en 1998.
Relación de viajes apostólicos de Juan Pablo II a Latinoamérica.
1.- 1979, del 25 de enero al 1 de febrero, visitó República Dominicana,
México y Bahamas. Inauguró los trabajos de la reunión de la Conferencia
del Episcopado Latinoamericano y durante su visita a México se vió por
primera vez el fenómeno de las miles de personas en las calles para ver
al Papa. En su primer viaje Juan Pablo II pronunció 36 discursos y
recorrió 23.710 kilómetros.
2.- 1980, del 30 de junio al 12 de julio, Juan Pablo II visitó trece ciudades
de Brasil.
3.- 1982, del 10 de junio al 13 de junio, el Pontífice pronunció ocho
discursos y recorrió 26.904 kilómetros.
4.- 1983, del 2 al 10 de marzo, recaló en Lisboa camino de Costa Rica,
Nicaragua, Panamá, El Salvador, Guatemala, Honduras, Belice y Haití.
Realizó un total de 44 discursos y recorrió 24.009 kilómetros.
5.- 1984, del 10 al 13 de octubre, viajó a Santo Domingo (República
Dominicana) y a San Juan (Puerto Rico), con motivo de la preparación
del V Centenario de la Evangelización de América por España. Realizó
diez discursos y recorrió 16.827 kilómetros.
6.- 1985, del 26 de enero al 6 de febrero, visitó Venezuela, Ecuador, Perú,
y Trinidad y Tobago. El Papa pronunció 50 discursos y recorrió 29.821
kilómetros.
7.- 1986, del 1 al 8 de julio, viajó a Bogotá, Popayán y Medellín
(Colombia) y Santa Lucía. Pronunció 35 discursos y recorrió 21.127
kilómetros.
8.- 1987, del 31 de marzo al 13 de abril, Juan Pablo II viajó a Uruguay,
Chile y Argentina. En Buenos Aires asistió a la celebración de la II
Jornada Mundial de la Juventud. En este viaje pronunció 63 discursos y
realizó 36.613 kilómetros.
9.- 1988, del 7 al 19 de mayo, visitó Uruguay, Bolivia, Perú y Paraguay. En
esta ocasión, visitó 18 ciudades latinoamericanas y pronunció alrededor
de 50 discursos y homilías. Tras este viaje pastoral Juan Pablo II besó ya
el suelo de todos los países de América del Sur, a excepción de las tres
Guayanas y Cuba.
10.- 1990, del 6 al 14 de mayo; visitó por segunda vez México y por
primera Curaçao y el recorrido, sólo vía aérea superó los 30.000
kilómetros. El Pontífice realizó este viaje al Nuevo Continente bajo el
signo de la recristianización, en vísperas del V Centenario de la primera
evangelización.
11.- 1991, del 12 al 21 de octubre; Juan Pablo II visitó diez ciudades de
Brasil (Río de Janiero, Goiania, Criabá, Campo Grande, Salvador,
Florianápolis, Brasilia y poblados de favelas de Maceio y San Pedro de
Leixa). En total pronunció 31 discursos y homilías y recorre 20.599
kilómetros.
12.- 1992, de 9 al 14 de octubre; Juan Pablo II realizó un viaje a
República Dominicana y lo hizo en dos etapas, una a Santo Domingo y
otra a Higuey. Es el primer viaje después de una delicada intervención
quirúrgica. Participó en los trabajos de la IV Conferencia General del
Episcopado Latinoamericano y pronunció un total de 16 discursos y
homilías y realiza unos 16.700 kilómetros.
13.- 1993, del 9 al 16 de agosto, Juan Pablo II visitó Jamaica y la ciudad
mexicana de Mérida. En México fue la primera vez que Juan Pablo II fue
recibido como Jefe de Estado después de que se establecieran
relaciones diplomáticas en septiembre de 1992. Realizó una veintena de
discursos y homilías.
14.- 1996, del 5 al 12 de febrero; Juan Pablo II viajó a Guatemala (días 5 y
6) y el día 7 parte con destino a Managua, donde permaneció diez horas.
Se trasladó a El Salvador, el día 8 y del 9 al 12 visitó Venezuela. En total
realizó 24.061 kilómetros.
15.- 1997, del 2 al 5 de octubre; el Papa viajó a Río de Janeiro (Brasil),
donde participó en el II Encuentro Mundial de las Familias.
16.- 1998, del 21 al 25 de enero, Juan Pablo II viajó a Cuba, en la isla
visitó las ciudades de La Habana, Santiago de Cuba, Santa Clara y
Camaguey. Pronunció doce discursos y homilías y recorrió un total de
18.500 kilómetros.
17.- 1999, del 22 al 26 de enero; Juan Pablo II relizó la cuarta visita
apostólica a México, donde celebró tres ceremonias multitudinarias.
18.- 2002, del 29 al 1 de agosto, Juan Pablo II viajó a Guatemala, donde
canonizó al beato de origen español Pedro Betancurt, y en Ciudad de
México, el día 30 canonizó a Juan Diego, el primer indígena de
Latinoamérica que Juan Pablo II proclamó santo.
EL PESO DE LATINOAMÉRICA EN LA CURIA
Latinoamérica cuenta con 31 cardenales, y se sitúa en segundo lugar
por detrás de Europa que tiene 97 purpurados. En los 26 años de
Pontificado Juan Pablo II nombró 184 cardenales en los nueve
consistorios que convocó, de los cuales 31 son latinoamericanos, uno
de ellos Juan Francisco Fresno Larraín, que haría el número 32, falleció
en octubre de 2004. De éstos, Juan Pablo II nombró a 26, los otros cinco
fueron creados por Pablo VI. De los 31 purpurados latinoamericanos, 21
tienen menos de ochenta años, es decir, son electores, mientras que los
diez restantes son octogenarios, por lo que no participarán en el
cónclave que elija al sucesor del Papa, pero sí pueden ser elegidos. Los
31 prelados hispanoamericanos proceden de 15 países. Brasil es con
ocho el que tiene más purpurados y le sigue México con cinco; Colombia
y Argentina tienen 3 cada uno, Chile 2 y Bolivia, Cuba, Ecuador,
Guatemala, Honduras, Nicaragua, Perú, Puerto Rico, República
Dominicana y Venezuela, tienen uno. Cinco de los 31 cardenales
latinoamericanos fueron creados por Pablo VI a lo largo de los seis
consistorios que convocó en sus quince años de pontificado
(1963-1978). De ellos, ninguno es elector. Pío XI fue el Pontífice del siglo
XX que más consistorios convocó, fueron 17 a lo largo de su mandato
(1922-1939), le sigue Juan Pablo II que ha convocado nueve consistorios
en sus 26 años de Pontificado, el último el 21 de octubre de 2003.
ARGENTINA (Tres cardenales, un elector)
1 - Raúl Francisco Primatesta, nacido en Capilla del Señor (Argentina) el
14 de abril de 1919, fue ordenado sacerdote en 1942, y en 1957
consagrado obispo titular de Tanais. Asistió al Concilio Vaticano II y en
1965 fue promovido a la sede metropolitana de Córdoba. Fue creado
cardenal presbítero el 5 de marzo de 1973 en el cuarto consistorio
convocado por Pablo VI. (No elector).
2 - Jorge María Bergoglio, nacido en Buenos Aires (Argentina) el 17 de
diciembre de 1936, fue ordenado sacerdote en 1969 y en 1973 hizo los
votos perpetuos en la Compañía de Jesús. En 1992 Juan Pablo II lo
designó obispo titular de Auca y auxiliar de Buenos Aires y en 1998 fue
promovido a arzobispo de Buenos Aires y Primado de Argentina. Fue
creado cardenal presbítero el 21 de febrero de 2001 en el octavo
consistorio convocado por Juan Pablo II. (Elector).
3 - Jorge María Mejía, nacido en Buenos Aires (Argentina) el 31 de enero
de 1923, fue ordenado sacerdote en 1945 y en el Concilio Vaticano II
intervino como perito. Distinguido por Juan Pablo II con el título de
Capellán de Su Santidad, en 1986 fue designado obispo titular de
Apollonia y el 21 de febrero de 2001 creado cardenal diácono en el
octavo consistorio convocado por Juan Pablo II. (No elector).
BOLIVIA (Un cardenal elector)
4 - Julio Terrazas Sandoval, nacido en Vallegrande, Santa Cruz de la
Sierra (Bolivia) el 7 de marzo de 1936, fue ordenado sacerdote en 1962
por la congregación de los Redentoristas. Designado en 1978 obispo
titular de Apisa y auxiliar de La Paz, en 1991 asumió el Arzobispado de
Santa Cruz de la Sierra y en 1997 y 2000 fue elegido presidente de la
Conferencia Episcopal de Bolivia. El 21 de febrero de 2001 fue creado
cardenal presbítero en el octavo consistorio convocado por Juan Pablo II.
(Elector).
BRASIL (Ocho cardenales, cuatro electores)
5 - Eusebio Oscar Scheid, nacido en Lucerna (Brasil) el 8 de diciembre
de 1932, fue ordenado sacerdote en 1960 y es miembro de la
Congregación de Sacerdotes del Sagrado Corazón de Jesús. Designado
en 1981 obispo de San José de los Campos, en 1991 fue promovido a la
sede metropolitana de Florianápolis, de donde fue transferido a la
también sede metropolitana de San Sebastián, en Río de Janeiro. El 21
de octubre de 2003 fue creado cardenal sacerdote en el noveno
consistorio convocado por Juan Pablo II. (Elector).
6 - Serafim Fernándes de Araujo, nacido en Minas Novas (Brasil), el 13
de agosto de 1924 y fue ordenado sacerdote en 1949. Consagrado en
1959 obispo titular de Vewrinopoli y nombrado auxiliar de Belo Horizonte,
sede metropolitana a la que accedió en 1986. El 21 de febrero de 1998
fue creado cardenal presbítero en el séptimo consistorio convocado por
Juan Pablo II. (No elector).
7 - Paulo Evaristo Arns, nacido en Forquilhinha (Brasil) el 14 de
septiembre de 1921, es miembro de la Orden de los Frailes Menores de
San Francisco y fue ordenado sacerdote en 1945. Nombrado obispo
titular de Respetta y auxiliar de Sao Paulo en 1966, en 1970 fue
designado arzobispo de Sao Paulo y el 5 de marzo de 1973 creado
cardenal presbítero en el cuarto consistorio convocado por Pablo VI. (No
elector).
8 - José Freire Falcao, nacido en Ererê (Brasil) el 23 de octubre de 1925
fue ordenado sacerdote en 1949 y en 1967 obispo titular de Vardimissa.
En 1971 fue nombrado arzobispo de Teresina, de donde fue trasladado
en 1984 a la sede metropolitana de Brasilia. El 28 de junio de 1988 fue
creado cardenal presbítero en el cuarto consistorio convocado por Juan
Pablo II. (Elector).
9 - Aloísio Lorscheider, nacido en Estrela (Brasil) el 8 de octubre de
1924, fue ordenado sacerdote en 1948 y es miembro de la Orden de los
Frailes Menores de San Francisco. En 1962 fue ordenado obispo de
Santo Angelo. Fue presidente de la Conferencia Episcopal de Brasil y
presidente del Consejo Episcopal Latinoamericano (CELAM). En 1973
fue promovido a la sede metropolitana de Fortaleza y el 24 de mayo de
1976 fue creado cardenal en el quinto consistorio convocado por Pablo
VI. (No elector).
10 - Eugenio de Araujo Sales, nacido en Acari (Brasil) el 8 de noviembre
de 1920, fue ordenado sacerdote en 1943 y consagrado obispo titular de
Tibica en 1954, de donde fue promovido en 1968 a la sede metropolitana
de San Salvador de Bahía. El 28 de abril de 1969 fue creado cardenal en
el tercer consistorio convocado por Pablo VI. (No elector).
11 - Gerardo Majella Agnelo, nacido en Juiz de Fora (Brasil) el 19 de
octubre de 1933, fue ordenado sacerdote en 1957. Nombrado en 1978
por Pablo VI obispo de Toledo en el Estado de Paraná y en 1982 Juan
Pablo II lo designó arzobispo de Londrina y en 1999 arzobispo de San
Salvador de Bahía, la sede más antigua de Brasil. El 21 de febrero de
2001 fue creado cardenal en el octavo consistorio convocado por Juan
Pablo II. (Elector).
12 - Claudio Hummes, hijo de inmigrantes alemanes, nació en
Montenegro (Brasil) el 8 de agosto de 1934 y fue ordenado sacerdote
franciscano en 1958. En 1996 fue nombrado arzobispo de Fortaleza y en
1998 arzobispo metropolitano de Sao Paulo. Forma parte de la
Congregación para los Obispos y es consejero de la Pontificia Comisión
para América Latina. El 21 de febrero de 2001 fue creado cardenal
presbítero en el octavo consistorio convocado por Juan Pablo II. (Elector).
CHILE (Dos cardenales electores)
13 - Jorge Arturo Medina Estévez, nacido en Santiago de Chile (Chile) el
23 de diciembre de 1926 y ordenado sacerdote en 1954. Participó como
perito en el Concilio Vaticano II y en 1984 fue designado obispo titular de
Tibili y auxiliar de Rancagua. Pro prefecto de la Congregación para el
Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos, fue nombrado arzobispo
en 1996 y desde el 24 de febrero de 2005 es protodiácono del Colegio
Cardenalicio. El 21 de febrero de 1998 fue creado cardenal diácono en el
séptimo consistorio convocado por Juan Pablo II. (Elector).
14 - Francisco Javier Errázuriz Ossa, nacido en Santiago de Chile (Chile)
el 5 de septiembre de 1933, fue ordenado sacerdote en 1961. Arzobispo
secretario para la Congregación de Vida Consagrada y Apostólica, en
1996 fue nombrado arzobispo-obispo de Valparaíso, y en 1998 arzobispo
de Santiago. Presidente de la Conferencia Episcopal chilena, el 21 de
febrero de 2001, fue creado cardenal en el octavo consistorio convocado
por Juan Pablo II. (Elector).
COLOMBIA (Tres cardenales electores)
15 - Darío Castrillón Hoyos, nacido en Medellín (Colombia) el 4 de julio
de 1929, fue ordenado sacerdote en 1952. Ordenado obispo titular de
Villa del Re, fue presidente del Consejo Episcopal Latinoamericano
(CELAM) y en 1992 fue promovido a la sede metropolitana de
Bucaramanga (nordeste de Colombia). En 1996 fue nombrado pro
prefecto de la Congregación Vaticana para el Clero y en 1998 prefecto. El
21 de febrero de 1998 fue creado cardenal diácono en el séptimo
consistorio convocado por Juan Pablo II. (Elector).
16 - Alfonso López Trujillo, nacido en Villahermosa (Colombia) el 8 de
noviembre de 1935 fue ordenado sacerdote y en 1971 designado obispo
titular de Boseta y auxiliar de Bogotá. Fue presidente del Consejo
Episcopal Latinoamericano (CELAM) y en 1979 fue nombrado arzobispo
de Medellín. El 2 de febrero de 1983 fue creado cardenal presbítero en el
segundo consistorio convocado por Juan Pablo II. (Elector).
17 - Pedro Rubiano Sáenz, nacido en Cartago (Colombia) el 13 de
septiembre de 1932, fue ordenado sacerdote en 1956 y consagrado
obispo de Cúcuta en 1971. Nombrado arzobispo de Cali en 1985 y de
Bogotá en 1995, fue en dos ocasiones presidente de la Conferencia
Episcopal de Colombia. El 21 de febrero de 2001 fue creado cardenal en
el octavo consistorio convocado por Juan Pablo II. (Elector).
CUBA (Un cardenal elector)
18 - Jaime Lucas Ortega y Alamino, nacido en Jagüey Grande (Cuba) el
18 de octubre de 1936, fue ordenado sacerdote en 1964 y obispo titular
de Pinar del Río en 1978. Presidente de la Conferencia Episcopal de
Obispos Católicos de Cuba, es desde 1981 arzobispo de La Habana. El
26 de enero de 1994 fue creado cardenal presbítero en el sexto
consistorio convocado por Juan Pablo II. (Elector).
ECUADOR (Un cardenal no elector)
19 - Antonio José González Zumárraga, nacido en Latacunga (Ecuador)
el 18 de marzo de 1925, fue ordenado sacerdote en 1951 y nombrado
obispo titular de Tagarata y auxiliar de Quito en 1969. Nombrado
arzobispo de Quito en 1985, fue creado cardenal presbítero el 21 de
febrero de 2001, en el octavo consistorio convocado por Juan Pablo II.
(No elector).
GUATEMALA (Un cardenal elector)
20 - Rodolfo Quezada Toruño, nacido en la ciudad de Guatemala
(Guatemala) el 8 de marzo de 1932, fue ordenado sacerdote en 1956 y
nombrado obispo titular de Zacapa en 1980. Fue obispo de Santo Cristo
de Esquipulas, presidente de la Conferencia Episcopal de Guatemala
(1988-1992), presidente de la Comisión Nacional de Reconciliación
(1987-1993) y nombrado en 2001 arzobispo metropolitano y primado de
Guatemala. Fue creado cardenal sacerdote el 21 de octubre de 2003, en
el octavo consistorio convocado por Juan Pablo II. (Elector).
HONDURAS (Un cardenal elector)
21 - Oscar Andrés Rodríguez Maradiaga, nació en Tegucigalpa
(Honduras) el 29 de diciembre de 1942 y fue ordenado sacerdote en
1970. En 1978 fue ordenado obispo titular de Pudenziana y auxiliar de
Tegucigalpa, sede esta última de la que es arzobispo desde 1993. El 21
de febrero de 2001 fue creado cardenal en el octavo consistorio
convocado por Juan Pablo II. (Elector).
MÉXICO (Cinco cardenales, cuatro electores)
22 - Javier Lozano Barragán, nacido en Toluca (México) el 26 de enero de
1933 fue ordenado sacerdote en 1955 y nombrado obispo titular de
Tinisia di Numidia y auxiliar de México, de donde fue transferido a la sede
de Zacatecas en 1984. Nombrado presidente del Pontificio Consejo para
la Pastoral de los Agentes Sanitarios le fue otorgado el título de
Arzobispo “ad personam” en 1997. El 21 de octubre de 2003 fue creado
cardenal diácono en el noveno consistorio convocado por Juan Pablo II.
(Elector).
23 - Ernesto Corripio Ahumada, nacido en Tampico (México) el 29 de
junio de 1919, fue ordenado sacerdote en 1945 y nombrado obispo titular
de Zapara y auxiliar de Tampico en 1952, sede esta última a la que fue
transferido en 1956. Nombrado arzobispo de Antequera en 1967, fue
transferido a la sede metropolitana de Puebla de los Ángeles en 1976 y a
la de México en 1977. Fue uno de los tres presidentes delegados en la III
Conferencia General del Episcopado Latinoamericano en Puebla en
1979. El 30 de junio de 1919 fue creado cardenal presbítero en el primer
consistorio convocado por Juan Pablo II. (No elector).
24 - Norberto Rivera Carrera, nacido en La Purísima, diócesis de
Durango (México) el 6 de junio de 1942, fue ordenado sacerdote en 1966
y ordenado obispo de Tehuacan en 1985. Desde 1995 es arzobispo
primado de México. El 21 de febrero de 1998 fue creado cardenal en el
séptimo consistorio convocado por Juan Pablo II. (Elector).
25 - Juan Sandoval Iñiguez, nacido en Yahualica (México) el 28 de marzo
de 1933, fue ordenado sacerdote en 1957 y ordenado obispo coadjutor
de Ciudad Juárez en 1988 y obispo titular de esta sede en 1992. Desde
1994 es arzobispo de Guadalajara. El 26 de noviembre de 1994 fue
creado cardenal presbítero en el sexto consistorio convocado por Juan
Pablo II. (Elector).
26 - Adolfo Antonio Suárez Rivera, nacido en San Cristóbal de las Casas
(México) el 9 de enero de 1927, fue ordenado sacerdote en 1952 y
nombrado obispo de Tepic en 1971. Nombrado arzobispo de Monterrey
en 1983, fue creado cardenal presbítero el 26 de noviembre de 1994, en
el sexto consistorio convocado por Juan Pablo II. (Elector).
NICARAGUA (Un cardenal elector)
27 - Miguel Obando y Bravo, nació en La Libertad (Nicaragua) el 2 de
febrero de 1926, fue ordenado sacerdote en 1958 y designado obispo
auxiliar de Matagalpa en 1968. Nombrado arzobispo de Managua en
1970, fue mediador en las conversaciones de paz entre el Gobierno de
Nicaragua y “la contra” y participó en la firma del documento por el que
“la contra” tenía que abandonar las armas. Ha sido presidente de la
Conferencia Episcopal de Nicaragua en varias ocasiones. El 25 de mayo
de 1985 fue creado cardenal presbítero en el tercer consistorio
convocado por Juan Pablo II (Elector).
PERÚ (Un cardenal elector)
28 - Juan Luis Cipriani Thorne, nació en Lima (Perú) el 28 de diciembre
de 1943 y fue ordenado sacerdote en 1977. Miembro de la prelatura del
Opus Dei, fue nombrado obispo de Ayacucho en 1988 y arzobispo de
esta sede en 1995. Desde 1999 es Arzobispo de Lima y Primado de
Perú. Fue creado cardenal presbítero el 21 de febrero de 2001, en el
octavo consistorio convocado por Juan Pablo II. (Elector).
PUERTO RICO (Un cardenal no elector)
29 - Luis Aponte Martínez, nacido en Lajas (Puerto Rico) el 4 de agosto
de 1922, fue ordenado sacerdote en 1950 y nombrado obispo titular de
Lares en 1960 y de Ponce en 1963. Nombrado arzobispo de San Juan en
1964, fue presidente de la Conferencia Episcopal de Puerto Rico y
creado cardenal el 5 de marzo de 1973, en el cuarto consistorio
convocado por Pablo VI. (No elector).
REPÚBLICA DOMINICANA (Un cardenal elector)
30 - Nicolás de Jesús López Rodríguez, nacido en Barrancas (República
Dominicana) el 31 de octubre de 1936, fue ordenado sacerdote en 1961
y designado obispo de San Francisco de Macorís en 1978. En 1981 fue
promovido a la sede metropolitana de Santo Domingo y en 1991 elegido
presidente del Consejo Episcopal Latinoamericano. Fue creado cardenal
presbítero el 28 de junio de 1991, en el quinto consistorio convocado por
Juan Pablo II. (Elector).
VENEZUELA (Un cardenal no elector)
31 - Rosalio José Castillo Lara, nacido en San Casimiro (Venezuela) el 4
de septiembre de 1922 y ordenado sacerdote en 1949. Nombrado
obispo de Precausa en 1973 y arzobispo en 1982, fue presidente de la
Pontificia Comisión para el Estado de la Ciudad del Vaticano y creado
cardenal diácono el 25 de mayo de 1985, en el tercer consistorio
convocado por Juan Pablo II. (No elector).
SANTOS LATINOAMERICANOS CANONIZADOS POR JUAN PABLO II
Desde que en 1588 fue instituida la Congregación para las Causas de
los Santos y hasta la elección de Juan Pablo II como Sumo Pontífice de
la Iglesia Católica en 1978, los santos eran 296 y los beatos 808.
En los más de 26 años de Pontificado, Juan Pablo II ha proclamado
1.339 beatos y elevado a la gloria del culto universal a 482 santos, de
ellos más de una treintena son latinoamericanos.
Juan Pablo II ha sido el pontífice que más santos ha dado a América
Latina, continente para el que incluso ha empleado la fórmula de
canonización colectiva, lo hizo el 21 de mayo de 2000 al elevar a la gloria
de los altares a 27 santos de México.
Precisamente ése es el país latinoamericano al que más santos ha
dado Juan Pablo II, 28 en total, junto con el mexicano Juan Diego
Cuauhtlatoatzin, el primer indígena proclamado santo en 2002.
Sin embargo, el primer santo que Juan Pablo II canonizó para América
Latina fue el ecuatoriano Miguel Forbes Cordero, el 21 de octubre de
1984 en la plaza de San Pedro del Vaticano.
Al igual que a Ecuador, a Paraguay, Chile y Argentina Juan Pablo II les ha
dado también un santo en 1988, 1993 y 1999 respectivamente.
Santos latinoamericanos proclamados por Juan Pablo II
MÉXICO
27 santos canonizados el 21 de mayo de 2000 y 1 el 31 de julio de 2002.
1.- Cristóbal Magallanes (1869-1927), sacerdote, nació en Totaltiche, en
la Archidiócesis de Guadalajara (México). Fusilado en Colotlán, el 25 de
mayo de 1927 durante las persecuciones a la Iglesia en México, fue
beatificado por Juan Pablo II en 1992 y canonizado el 21 de mayo de
2000.
2.- Román Adame González (1859-1927), sacerdote, nació en
Teocaltiche, en la Archidiócesis de Guadalajara. Perseguido y ejecutado
el 21 de abril de 1927, fue beatificado por Juan Pablo II en 1992 y
canonizado el 21 de mayo de 2000.
3.- Rodrigo Aguilar Alemán (1875-1927), sacerdote, nació en Sayula, en
la diócesis de Guzmán. Ejecutado el 28 de octubre de 1927, fue
beatificado por Juan Pablo II en 1992 y fue canonizado el 21 de mayo de
2000.
4.- Julio Álvarez Mendoza (1866-1927), sacerdote, nació en Guadalajara
(México) y al igual que los anteriores murió fusilado en 1927 durante las
persecuciones a la Iglesia en México. Fue beatificado por Juan Pablo II
en 1992 y canonizado el 21 de mayo de 2000.
5.- Luis Batis Sainz (1870-1926), sacerdote, nació en San Miguel del
Mezquital (Archidiócesis de Durango) y fue ejecutado el 15 de agosto de
1926. Beatificado por Juan Pablo II en 1992 y canonizado el 21 de mayo
de 2000.
6.- Agustín Caloca Cortés (1898-1927), sacerdote, nació en San Juan
Bautista del Teúl, en la Archidiócesis de Guadalajara. Fue ejecutado
junto a Cristóbal Magallanes el 25 de mayo de 1927. En 1992 fue
beatificado por Juan Pablo II y el 21 de mayo de 2000 canonizado.
7.- Mateo Correa Magallanes (1866-1927), sacerdote, nació en
Tepechitlán, en la diócesis de Zacatecas. Perseguido y hecho prisionero
en varias ocasiones fue fusilado el 6 de febrero de 1927. En 1992 fue
beatificado por Juan Pablo II y el 21 de mayo de 2000 canonizado.
8.- Atilano Cruz Alvarado (1901-1928), sacerdote, nació en Ahuetita de
Abajo, perteneciente a la parroquia de Teocaltiche, fue fusilado el 1 de
julio de 1928. En 1992 fue beatificado por Juan Pablo II y el 21 de mayo
de 2000 canonizado.
9.- Miguel de la Mora de la Mora (1878-1927), sacerdote, capellán de la
catedral de Colima, nació en Tecalitlán, en la diócesis de Colima y fue
ejecutado víctima de las persecuciones a la Iglesia en México el 7 de
agosto de 1927. En 1992 fue beatificado por Juan Pablo II y el 21 de
mayo de 2000 fue canonizado.
10.- Pedro Esqueda Ramírez (1887-1927) sacerdote, vicario de San Juan
de los Lagos, fundó varios centros de estudio y fue ejecutado el 22 de
noviembre de 1927. Beatificado por Juan Pablo II en 1992, fue
canonizado el 21 de mayo de 2000.
11.- Margarito Flores García (1899-1927), sacerdote, nació en Taxco, en
la diócesis de Chilapa. Fue ejecutado el 12 de noviembre de 1927. En
1992 fue beatificado por Juan Pablo II y el 21 de mayo de 2000
canonizado.
12.- José Isabel Flores Varela (1866-1927), sacerdote y capellán de
Matatlán, nació en Santa María de la Paz, en la Archidiócesis de
Guadalajara, fue degollado el 21 de junio de 1927. En 1992 fue
beatificado por Juan Pablo II y el 21 de mayo de 2000 fue canonizado.
13.-David Galván Bermudes (1881-1915), sacerdote, profesor del
seminario de Guadalajara, nació en Guadalajara y fue ejecutado en
1915. Beatificado por Juan Pablo II en 1992, el 21 de mayo de 2000 fue
canonizado.
14.- Salvador Lara Puente (1905-1926), laico, nació en la parroquia de
Súchil, en la Archidiócesis de Durango, era militante de la Acción
Católica de la Juventud mexicana fue fusilado el 15 de agosto de 1926.
Beatificado por Juan Pablo II en 1992, fue canonizado el 21 de mayo de
2000.
15.- Pedro de Jesús Maldonado Lucero (1892-1937), sacerdote, párroco
de Santa Isabel, nació en la ciudad de Chihuahua y fue asesinado en
1937 víctima, como los anteriores de la persecución a la Iglesia en
México. Beatificado por Juan Pablo en 1992, fue canonizado el 21 de
mayo de 2000.
16.- Jesús Méndez Montoya (1880-1928) sacerdote, vicario de Valtierrilla,
nació en la Archidiócesis de Morelia y fue fusilado en 1928. En 1992 fue
beatificado por Juan Pablo II y el 21 de mayo de 2000 canonizado.
17.- Manuel Morales (1898-1926) laico, nació en la Archidiócesis de
Durango y era miembro de la Acción Católica de la Juventud Mexicana y
presidente de la Liga Nacional Defensora de la Libertad Religiosa. Fue
ejecutado en 1926. En 1992 fue beatificado por Juan Pablo II y el 21 de
mayo de 2000 canonizado.
18.- Justino Orona Madrigal (1877-1928), sacerdote, nació en la diócesis
de Ciudad Guzmán. Fundador de la Congregación de la Hermanas
Clarisas del Sagrado Corazón, fue ejecutado el 1 de julio de 1928.
Canonizado el 21 de mayo de 2000, había sido beatificado en 1992.
19.- Sabas Reyes Salazar (1883-1927), sacerdote, vicario de Tototlán,
nació en Cocula, Archidiócesis de Guadalajara y fue torturado y ejecutado
el 13 de abril de 1927. Canonizado por Juan Pablo II el 21 de mayo de
2000, había sido beatificado en 1992.
20.- José María Robles Hurtado (1888-1927), sacerdote, nació en
Mascota, diócesis de Tepic. Fundó la Congregación de las Hermanas
del Corazón de Jesús Sacramentado y fue ejecutado el 26 de junio de
1927. Canonizado por Juan Pablo II el 21 de mayo de 2000, había sido
beatificado en 1992.
21.- David Roldán Lara (1902-1926), laico, nació en Chalchihuites, en la
Archidiócesis de Durango y fue ejecutado el 15 de agosto de 1926. En
1992 fue beatificado por Juan Pablo II y el 21 de mayo de 2000 fue
canonizado.
22.- Toribio Romo González (1900-1928), sacerdote, nació en Santa Ana
de Guadalupe, en la diócesis de San Juan de los Lagos. Fue ejecutado
el 25 de febrero de 1928. Canonizado por Juan Pablo II el 21 de mayo de
2000, había sido beatificado en 1992.
23.- Jenaro Sánchez Delgadillo (1886-1927), sacerdote, vicario de
Tamazulita, nació en Zapopán en la Archidiócesos de Guadalajara y fue
ejecutado el 17 de enero de 1927. Canonizado por Juan Pablo II el 21 de
mayo de 2000, había sido beatificado en 1992.
24.- Tranquilo Ubiarco Robles (1899-1928), religioso, vicario en
Tepatitlán, nació en Zapotlán, en la diócesis de Ciudad Guzmán, fue
ejecutado el 5 de octubre de 1928. Canonizado por Juan Pablo II el 21 de
mayo de 2000, había sido beatificado en 1992.
25.- David Uribe Velasco (1889-1927), sacerdote, nació Buenavista de
Cuellar, en la diócesis de Chilapa y fue ejecutado el 12 de abril de 1927.
Canonizado por Juan Pablo II el 21 de mayo de 2000, había sido
beatificado en 1992.
26.- José María de Yermo y Parrés (1851-1904), sacerdote, fue fundador
de la orden de las Siervas del Sagrado Corazón de Jesús y de los
Pobres. Fue beatificado por Juan Pablo II el 6 de mayo de 1990 en la
Basílica de Nuestra Señora de Guadalupe, y canonizado el 21 de mayo
de 2000.
27.- María Jesús Sacramento Venegas de la Torre (1868-1959) religiosa
fue superiora general de las Hijas del Sagrado Corazón de Jesús. Nació
en Zapotlanejo, Jalisco. Fue canonizada por Juan Pablo II el 21 de mayo
de 2000.
28.- Juan Diego Cuauhtlatoatzin (1474-1548), nació en Cuauhtitlán y fue
testigo de las apariciones de la Virgen de Guadalupe. Fue canonizado
por Juan Pablo II el 31 de julio de 2002 en la Basílica de Guadalupe y se
convirtió en el primer santo indígena.
ECUADOR (1984)
29.- Miguel Febres Cordero (1854-1910), religioso del Instituto de los
Hermanos de las Escuelas Cristianas, nación en Cuenca (Ecuador). Fue
beatificado por Pablo VI el 30 de octubre de 1977 y canonizado por Juan
Pablo II el 21 de octubre de 1984.
PARAGUAY (1988)
30.- Roque González de Santa Cruz (1576-1628) de padres españoles,
fue religioso, miembro de la Compañía de Jesús, nació en Asunción y
dedicó su vida a la labor misionera. Fue beatificado en 1934 por Pío XI y
canonizado por Juan Pablo II el 16 de mayo de 1988, durante una visita
del Pontífice a Paraguay.
CHILE (1993)
31.- Teresa de Jesús de los Andes (1900-1920), religiosa carmelita
descalza, nació en Santiago de Chile. Fue beatificada por Juan Pablo II el
3 de abril de 1987 y canonizada en San Pedro del Vaticano el 21 de
marzo de 1993.
ARGENTINA (1999)
32.- Héctor Valdivielso Sáez (1910-1934), hijo de españoles, nació en
Buenos Aires. Perteneció a la Congregación de los Hermanos de las
Escuelas Cristianas, conocidos como La Salle y murió fusilado en Turón,
norte de España, durante la “Revolución de Asturias” en 1934.
Beatificado el 29 de abril de 1990 por Juan Pablo II, fue canonizado en el
Vaticano el 21 de noviembre de 1999.
EL PESO DE LA IGLESIA EN AMÉRICA LATINA
Latinoamérica es la región que acoge a la mitad de la población católica
del mundo. Sin embargo, en los últimas décadas millones de católicos
de América Latina han abandonado su fe para unirse a otras iglesias y
sectas religiosas, tradicionales o de nueva creación, en porcentajes que
ya preocupan a la jerarquía eclesiástica. En el mundo hay 1.086 millones
de católicos, según el Anuario Pontificio publicado en 2005 con datos de
2003, de los que más de cuatrocientos millones, el 87 por ciento de la
población, se encuentran en América Latina.
Brasil es, según el Anuario, el país con más católicos del mundo,
alrededor de 150 millones de los 178 millones de habitantes son
católicos, es decir el 89 por ciento de su población.
Algo similar sucede en México, el segundo país con mayor número de
católicos de Latinoamérica y del mundo y con el que el Vaticano
estableció relaciones diplomáticas en septiembre de 1992 después de
130 años de ruptura. En este país dicen ser católicos alrededor de 92
millones de mexicanos, el 89,7 por ciento de los 103 millones que tiene
el país.
Lo mismo sucede con Colombia, donde dos de cada tres habitantes de
los 44 millones de sus nacionales se declaran católicos, y eso aunque
en los últimos años ascienda el número de colombianos que cambian
su fe por las denominadas “nuevas iglesias”.
En Cuba, tras más de tres décadas de ateísmo oficial los no religiosos
suman el 48,7 por ciento, y los católicos el 43,6 por ciento, es decir 4,8
millones de cubanos se declaran católicos, pero sólo algo más de cien
mil acuden regularmente a los oficios religiosos. Estos datos son
similares a los publicados en 1998, en vísperas de la visita de Juan
Pablo II a la isla. Hasta ese momento, los cubanos católicos no
mostraban abiertamente su religiosidad.
Junto a Cuba, el país menos religioso de Sudamérica es Uruguay, en el
que el 66 por ciento de la población se declara católica. En los demás
países de América Latina los católicos superan el setenta por ciento de
la población.
Por el contrario, Colombia, Ecuador, Nicaragua y Perú son los países en
que sus nacionales se declaran más católicos, con el 96, 95, 94 y 93 por
ciento respectivamente.
En Venezuela, aunque la tradición estatal es predominantemente laica,
sin embargo, la religión mayoritaria es también la católica, con un 91,7
por ciento de seguidores.
Sin embargo, y aunque la población latinoamericana es
mayoritariamente católica, en las últimas décadas ha aumentado el
número de estos católicos que han renunciado a su fe para adscribirse a
las denominadas “nuevas iglesias”. El auge de las sectas integristas,
que en su mayoría penetran desde Estados Unidos hacia todos los
países de América Latina, es una de las constantes preocupaciones de
los episcopados latinoamericanos desde los últimos años del siglo XX.
Ya en 1986 el Vaticano publicó un detallado informe sobre la actividad de
las sectas integristas de origen protestante en Latinoamérica, que cada
año captan más de cuarenta millones de católicos, según el estudio y
que de seguir a ese ritmo “amenaza con cambiar la religiosidad
tradicional de todo el continente”.
En 1990, durante el segundo viaje de Juan Pablo II a México, el Pontífice
describía, a Jesucristo según la figura del “Buen Pastor” “a diferencia de
los falsos pastores o mercenarios que intentan pastorear al pueblo
hacia paraísos artificiales y hacia tierras prometidas de Libertad”, el
Papa pronunciaba estas palabras en una homilía en Chalco, en la
periferia de la capital.
Para ello el Sumo Pontífice proponía “una más sólida formación en las
verdades de nuestra fe católica, para así afrontar a las solicitudes de las
sectas y grupos que intentan apartaros del verdadero redil del Buen
Pastor”.