VIAJES DEL PAPA BENEDICTO XVI
2005
- 24 de junio.- Primera visita oficial de Estado a ITALIA, para reunirse con
el presidente de la República, Carlo Azeglio Ciampi, en el palacio del
Quirinal.
La primera visita de un Pontífice al Quirinal, residencia Papal hasta 1870,
tuvo lugar en diciembre de 1939, cuando Pío XII acudió a entrevistarse
con Vittorio Emanuele III.
- 18 a 21 agosto.- Viaja a Colonia (Alemania). Clausura la XX Jornada
Mundial de la Juventud y se entrevista con los máximos representantes
políticos y religiosos del país. Visita la sinagoga de Colonia, es el
segundo papa que pisa un templo judío, y condena con dureza el
nazismo.
2006 (Primera visita a España)
- 25 a 28 de mayo Viaja a Polonia. Visita Varsovia, Cracovia,
Czestochowa y Wadowice y rinde homenaje a las víctimas del holocausto
en los campos de concentración de Auschwitz-Birkenau.
- 8 a 9 de julio Visita pastoral de Benedicto a España. Preside en
Valencia el V Encuentro Mundial de las Familias y se entrevista con las
máximas autoridades del país.
- 9 a 14 de septiembre.- Segundo viaje a Alemania. Visita Munich,
Ratisbona y las pequeñas localidades de Altotting y Marktl am Inn, su
pueblo natal. En la universidad de Ratisbona recurre a un diálogo entre
el emperador Bizantino Manuel II Paleólogo con un persa para condenar
el integrismo religioso. La cita de Benedicto XVI provoca el malestar en la
comunidad musulmana internacional.
28 de noviembre a 1 de diciembre.- Viaje pastoral a Turquía. Visita
Ankara, Éfeso y Estambul. Se reúne con las autoridades turcas, con la
máxima figura religiosa del país y con el Patriarca Ecuménico de
Constantinopla, Bartolomé I. Celebra varios actos ecuménicos, visita el
Museo de Santa Sofía y entra en la Mezquita de Sultanahmet, o "Mezquita
Azul", el momento más simbólico de su viaje a Turquía.




















ESTADO DE LA CIUDAD DEL VATICANO (SANTA SEDE)

El Estado de la Ciudad del Vaticano, también denominado Santa Sede,
es el país soberano más pequeño del mundo, está enclavado en el
oeste de Roma y comprende: el Vaticano, Santa María Scaccia, Monte
Zecca, Colegio de Abisinia, Colegio Romano y la calle que rodea los
muros de San Pedro.
La plaza de San Pedro está incluida aunque los Papas han accedido a
que habitualmente permanezca abierta al público y sea administrada por
el alcalde de Roma.
Además, le pertenecen numerosos edificios religiosos, palacios y
basílicas dentro y fuera de la capital italiana, según el Tratado de Letrán
(acuerdo entre la Santa Sede e Italia del 11 de febrero de 1929).
En este Tratado se establecen tres categorías para estos inmuebles y
terrenos: la Ciudad Vaticana, con la prerrogativa de Estado Libre, es la
primera en la que el Estado italiano no tiene intervención alguna.
La segunda categoría comprende el palacio de Letrán, con la basílica de
San Juan; la basílica de Santa María la Mayor y el palacio anexo; la
basílica de San Pedro y el edificio contiguo; la villa de Castelgandolfo, el
Colegio de Propaganda Fide, el palacio de la Dataría, el de la Cancillería
y el del Vicariato.
Forman parte de la tercera categoría: la Universidad Gregoriana, el
Instituto Bíblico, el Instituto Oriental, el de Arqueología cristiana, y los
Seminarios ruso y lombardo.



SUPERFICIE: 1 kilómetro cuadrados.
POBLACIÓN: 780 habitantes (1999).
IDIOMA: Italiano y latín.
MONEDA: la lira italiana.
RELIGIÓN: Católica.

JEFE DEL ESTADO: Benedicto XVI (Joseph Ratzinger, elegido por el
cónclave el 19 de abril de 2005).

SECRETARIO DE ESTADO: es el cardenal Tarcisio Bertone.

FORMA DE GOBIERNO: El Estado de la Ciudad del Vaticano se creó en
1929, con el Tratado Lateranense suscrito entre la Santa Sede e Italia.
La Santa Sede, entidad anterior y distinta al Estado, es un término que
designa la jurisdicción papal y el gobierno central de la Iglesia Católica.
El Estado de la Ciudad del Vaticano y la Santa Sede son dos entidades
diferentes, aunque ambas están sujetas a la ley internacional y se
encuentran unidas indisolublemente en la persona del Pontífice, quien
es al mismo tiempo jefe de Estado y cabeza de la Iglesia Católica.
La "Ley Fundamental de la Ciudad del Vaticano", nombre oficial de la
Carta Magna que entró en vigor el 22 de febrero de 2001, subraya que el
Sumo Pontífice es el Soberano del Estado de la Ciudad del Vaticano y
tiene la plenitud de los poderes legislativo, ejecutivo y judicial.
La representación del estado vaticano con los otros estados está
reservada al Papa, que la ejerce a través de la Secretaria de Estado.
El Poder legislativo lo ejerce una Comisión Pontificia de cardenales,
nombrados cada cinco años por el Papa, y presidida por un purpurado.
( El actual presidente de la Pontificia Comisión para el Estado de la
Ciudad del Vaticano, es el arzobispo Giovanni Lajolo).
El Poder Ejecutivo lo delega el Pontífice en el cardenal que preside la
Comisión, quien deberá, no obstante, someter al examen de esa
comisión los problemas más importantes.
El Poder judicial lo ejercen los Tribunales Civiles del Estado de la
Ciudad del Vaticano.
Cuando la Sede esté vacante, es decir cuando el Papa ha muerto y
todavía no hay sucesor, esos poderes pasarán al Colegio Cardenalicio,
el cual sólo podrá aprobar normas en casos de urgencia y con eficacia
limitada, salvo que después sean confirmadas por el nuevo Pontífice.
Por otro lado, el gobierno central de la Iglesia Católica en Roma
corresponde al Papa y del Sacro Colegio de Cardenales, designados
también por el pontífice y actúan como sus más estrechos consejeros.
Los cardenales que residen en Roma son cardenales "in Curia".
Desde 1150 forman el Colegio Cardenalicio, institución de derecho
eclesiástico que se rige por el Código de Derecho Canónico.
Sus miembros están divididos en tres órdenes: Obispos (incluidos
Cardenales y Patriarcas de rito oriental), sacerdotes y diáconos.
Los cardenales forman desde 1150 el Colegio Cardenalicio, institución
de derecho eclesiástico que se rige por el Código de Derecho Canónico.
Tras el consistorio de marzo de 1973, el número de cardenales eran
144; Pablo VI lo fijó en 120 y extendió el Colegio Cardenalicio para incluir
a los Patriarcas Orientales.
En la actualidad el Colegio Cardenalicio está compuesto por 164
purpurados, de los que 109 tienen menos de ochenta años y por tanto
son electores. Los 55 restantes (octogenarios) no entraron en la Capilla
Sixtina para elegir al sucesor de Juan Pablo II pero sí podrán ser
elegidos.
Juan Pablo II rebasó la cifra para el noveno consistorio, del 21 de octubre
de 2003, con 195 miembros, uno de ellos “in pectore”, secreto, cuyo
nombre no se ha desvelado.



La Curia Romana actúa como corte papal y engloba a los principales
cuerpos administrativos de la Iglesia, la forman DICASTERIOS e
INSTITUTOS.



Los DICASTERIOS son:.
La Secretaría de Estado, presidida por el Secretario de Estado, el
cardenal Tarcisio Bertone, figura equivalente al Primer Ministro.
Además la integran el Sustituto para Asuntos Generales (similar al
ministro de Interior), Arzobispo Monseñor Leonardo Sandri.
El Secretario para Relaciones con los Estados (ministro de Asuntos
Exteriores),....
Asesor para los Asuntos Generales (equivalente a Subsecretario),
Monseñor (Prelado de Honor de Su Santidad) Pedro López Quintana.
Subsecretario para las Relaciones con los Estados (equivalente a
Subsecretario), Monseñor (Prelado de Honor de su Santidad) Pietro
Parolin.
Jefe de Protocolo, Monseñor Renato Boccardo.

Las nueve Congregaciones presididas por un Prefecto, o presidente,
Cardenal.

Tres tribunales: el Penitenciario Apostólica, el Supremo Tribunal de la
Signatura Apostólica, y el Tribunal de la Rota Romana.

Los Consejos Pontificios, que son once.

Y los denominados Oficios: la Cámara Apostólica, la Administración del
Patrimonio y la Prefectura de Asuntos Económicos de la Santa Sede.



Los INSTITUTOS son dos: la Prefectura de la Casa Pontificia y el Oficio
para las Ceremonias Litúrgicas del Papa.



FUERZAS ARMADAS: La Guardia Suiza del Vaticano está en la actualidad
(en abril 2001) formada por 96 soldados al servicio del Papa, es el
ejército más pequeño del mundo y para formar parte de él es necesario
ser suizo, católico, soltero y tener entre 20 y 30 años.
Este cuerpo militar fue creado en 1506 por el Papa Julio II, un Pontífice
guerrero que solía conducir sus tropas al asalto. Según el primer artículo
de su ordenanza, es "un cuerpo integrado por ciudadanos suizos cuya
labor primordial es la de velar constantemente por la seguridad de la
sagrada persona del Santo Padre y su residencia".
La Guardia suiza es la encargada de custodiar los edificios de la Ciudad
del Vaticano y asistir a todas las ceremonias pontificias.



MEDIOS DE COMUNICACIÓN: .
Acta Apostolicae Sedis, es el Boletín Oficial de la Santa Sede, mensual,
fue fundado en 1909.
Annuario Pontificio, está editado por la oficina Central de Estadística.
L' Osservatore Romano, es un diario en italiano fundado en 1861.
Radio Vaticana, emite desde 1931.
Centro Televisivo Vaticano, que produce y distribuye programas
religiosos, desde 1983.



HISTORIA: Con la creación del Estado de la Ciudad del Vaticano,
constituido el 11 de febrero de 1929, se zanjó el conflicto que mantenía
enfrentados a la Santa Sede y al Gobierno italiano desde el siglo pasado.
En ese año, el Vaticano y el estado italiano ratificaron dos acuerdos para
normalizar sus relaciones, los tratados de Letrán y el Concordato.
En el primero, la Santa Sede recibía poderes exclusivos y jurisdicción
soberana sobre el estado de las Ciudad del Vaticano, que fue declarado
territorio neutral e inviolable.
De acuerdo con el Concordato, el catolicismo se convertía en la religión
oficial del estado italiano.
En 1917 se redactó el primer Código de Derecho Canónico, revisado en
1963, firmado en 1981 y ratificado en 1983.
La constitución de 1947 reafirmó los pactos de Letrán, algunos términos
fueron renegociados y en 1984 fue firmada la versión definitiva, en la que
se estipulaba que el catolicismo perdía su condición de religión oficial.
En 1978 falleció el Papa VI, le sucedió Juan Pablo I, y en octubre el
cardenal polaco Karol Wojtyla, arzobispo de Cracovia, fue elegido Papa
con el nombre Juan Pablo II.
En enero de 1984 EEUU estableció relaciones con la Santa Sede, tras
117 años de relaciones extraoficiales.
En 1987, el arzobispo norteamericano Paul Marcinkus, presidente del
Instituto per le Opere di Religione (Banco Vaticano), fue acusado de
participar en la quiebra del Banco Ambrosiano de Milán.
En julio, el Tribunal Supremo de Italia canceló la orden de arresto contra
Marcinkus por falta de jurisdicción. En marzo de 1989 el Vaticano ordenó
la reorganización del citado Instituto, desapareció la figura del presidente
y en su lugar se nombró una comisión de cinco cardenales, nombrados
por el Papa.
En 1990, reanudó relaciones diplomáticas con algunos países del Este,
como Hungría, Checoslovaquia, y desempeñaron una mayor actividad
diplomática con Moscú. A finales de 1990 el Papa Juan Pablo II recibió a
Gorbachov y en diciembre de 1991, al presidente Boris Yeltsin. Y en
1992, se establecieron relaciones con Bulgaria, Ucrania, Estonia,
Letonia y Lituania.
A principios de 2000, el Vaticano lo proclamó Año Santo y el Papa realizó
un peregrinaje a algunos enclaves bíblicos de Oriente Medio, el Monte
Sinaí en Egipto, Israel, Jordania y la Franja Oeste. Era la primera visita
papal a la región desde hacía 36 años.
El 21 de febrero de 2001, el Papa presidió el nombramiento de 44
cardenales, el más numeroso hasta la fecha, esto es, el consistorio más
grande de la historia de la Iglesia, con un total de 184 miembros.
El 22 de febrero de 2001, entró en vigor la nueva Constitución del Estado
de la Ciudad del Vaticano, que sustituye a la de 1929. Y el Papa, confirmó
al cardenal Edmund Szoka, presidente de la Comisión Pontifica.
Tras los atentados ocurridos del 11 de septiembre de 2001 en Nueva
York y Washington, el Papa Juan Pablo II hizo un llamamiento a la
prudencia.
El 30 de septiembre de 2001, Juan Pablo II inauguró el Sínodo más
numeroso de la historia (247 padres sinodales).
Ante el estallido de la guerra de Irak, el 20 de marzo de 2003, el Papa
Juan Pablo II condenó severamente el conflicto y afirmó que la guerra
amenaza la suerte de la Humanidad y, por ello, "es necesario gritar más
que nunca, con voz fuerte y decidida" que sólo la paz es el camino para
construir una sociedad justa.
Los días 3 y 4 de mayo de 2003, Juan Pablo II efectuó el quinto viaje a
España, tras los realizados en 1982, 1984, 1989 y 1993.
El 23 de mayo, el arzobispo Renato Martino, presidente del Consejo
Pontificio Justicia y Paz, expresó la satisfacción del Vaticano por la
abolición, tras trece años, de las sanciones internacionales contra Irak.
El 4 de junio de 2004, el presidente de EEUU, George W. Bush, se
entrevistó con Juan Pablo II, con quien analizó la situación en Irak, guerra
a la que se opuso firmemente el Pontífice, así como el conflicto de
Oriente Medio y la aplicación de la Hoja de Ruta para pacificar Tierra
Santa.
Con motivo de esta visita, decenas de carabineros y policías
antidisturbios custodiaban la plaza vaticana y la vía de la Conciliazione.
La basílica de San Pedro fue cerrada a los turistas.
El 11 de febrero de 2004, la Ciudad del Vaticano cumplió 75 años. En
esta fecha, en 1929, la Santa Sede y el Reino de Italia firmaron los
“Pactos Lateranenses”.
El Vaticano ha hecho en varias ocasiones un llamamiento para acabar
con la violencia en Irak. El secretario para las Relaciones con los
Estados, Giovanni Lajolo, habló el 21 de septiembre de 2004, ante la
Asamblea General de la ONU,
El 13 de diciembre de 2004, el Papa y el ministro iraquí de Asuntos
Exteriores, Hoshyar Zebari, analizaron la situación en Irak. Ambos
deploraron el terrorismo, a la vez que el segundo aseguró el
compromiso de su gobierno en la defensa de las comunidades
cristianas en Irak.
El Vaticano se ha expresado en favor de una reforma de la ONU. El papa
Juan Pablo II manifestó, el 18 enero de 2005, su apoyo a una reforma
para hacer a este organismo más eficaz y lograr que sea "una autoridad
moral cada vez más respetada en el mundo".
El 1 de febrero de 2005, Juan Pablo II, de 84 años, ingresó en el
Policlínico Gemelli de Roma, afectado por problemas respiratorios
derivados de una gripe y fue dado de alta diez días más tarde.
El 24 de febrero le fue practicada una traqueotomía y el 13 de marzo
regresó de nuevo al Vaticano.
Tras agravarse su estado de salud, el 2 de abril de 2005 el Vaticano
difundió el siguiente comunicado oficial de la muerte de Juan Pablo II: "El
Santo Padre ha fallecido esta tarde a las 21,37 horas en su apartamento
privado. Se han puesto en marcha todos los procedimientos previstos en
la Constitución Apostólica 'Universi Dominici Gregis", promulgada por
Juan Pablo II el 22 de febrero de 1996".
Hasta la elección del nuevo Pontífice, el cardenal español Eduardo
Martínez Somalo asumió el gobierno provisional de la Iglesia Católica
por su condición de camarlengo, y fue el que gestionó la transición hacia
el nuevo Pontificado.
El camarlengo, considerado como el regente tras la muerte de un
Pontífice, debía encargarse de la administración de los bienes y de los
derechos temporales de la Santa Sede con la ayuda de otros cardenales
asistentes.
El cónclave –la asamblea de los cardenales electores-, es el órgano
encargado de elegir al nuevo Papa. Según la última reforma de 1996,
cada cardenal vota en secreto y la elección es por una mayoría de dos
tercios o por mayoría absoluta.
El Cónclave se convocó el 17 de abril de acuerdo con la normativa de la
Santa Sede, que fija un plazo de entre quince y veinte días tras la muerte
del Pontífice.
Las ceremonias previstas a la muerte de un Papa, se celebran de
acuerdo con un reglamento, incluido en las normas vaticanas, que
prescribe un luto oficial de nueve días.
Dos días después, el 19 de abril, el cardenal alemán Joseph Ratzinger,
de 78 años, decano del Colegio Cardenalicio y durante más de 20 años
defensor de la ortodoxia de la fe católica, fue elegido el 265 Papa de la
historia de la Iglesia y sucesor de Juan Pablo II, del que fue su brazo
derecho.
Ratzinger, que ha adoptado como nombre Benedicto XVI, fue elegido en
la tercera votación del primer Cónclave del tercer milenio.
Minutos después, Benedicto XVI saludó desde el balcón central a los
congregados en la Plaza de San Pedro e impartió la bendición Urbi et
Urbi.
Sus primeras palabras, en italiano, fueron: "Queridos hermanos y
hermanas, tras el gran Papa Juan Pablo II, los señores cardenales me
han elegido a mi, un simple y humilde trabajador en la viña del Señor".
Por otra parte, tanto Angelo Sodano como todos los jefes de los
dicasterios de la Curia cesaron automáticamente en el cargo nada más
morir el Juan Pablo II, la noche del 2 de abril.
El 21 de abril, Benedicto XVI nombró, nuevamente, al cardenal Angelo
Sodano como secretario de Estado y confirmó a los cardenales y
arzobispos jefes de los dicasterios de la Curia Romana, hasta el final del
quinquenio para el que fueron nombrados.
El 30 de abril, el pontífice nombró a Angelo Sodano como decano del
Colegio Cardenalicio y al francés Roger Etchegaray como vicedecano.
Además, el monseñor Georg Gaenswein que en los últimos años ha
sido secretario personal de Joseph Ratzinger, continúa desempeñando
esta labor.
El 7 de mayo, Benedicto XVI, nuevo Obispo de Roma, tomó posesión de
la Basílica de San Juan de Letrán, la catedral de Roma, con una
solemne ceremonia en la que subrayó que su papel no es el de "un
soberano absoluto" que impone sus propias ideas.
En junio realizó su primera visita oficial de Estado a Italia, donde se
reunió con el presidente de la República, Carlo Azeglio Ciampi.
En agosto viajó a Colonia (Alemania), su país natal.
Está prevista una visita oficial del Papa Benedicto XVI a España para
inaugurar en la ciudad de Valencia, los días 8 y 9 de julio de 2006, el
"Foro de la Familia".

Doc.CJ/