ENCUENTROS MUNDIALES DE LA FAMILIA
Los Encuentros o Jornadas Mundiales de la Familia son
acontecimientos eclesiales que convoca el Papa cada tres años.
Esta cita se inició en octubre de 1994 en Roma (Italia); se presentó como
Encuentro Mundial de las Familia con el Papa y se hizo coincidir con la
celebración de 1994 como Año Internacional de la Familia declarado por
la ONU.
Aunque el de 1994 fue el primer encuentro, la Santa Sede ya había
realizado con anterioridad citas y actuaciones dedicadas a esta
institución.
En 1980 se celebró un Sínodo de Obispos dedicado a la familia, del que
surgió la exhortación apostólica “Familiaris consortio” y en 1983 la Santa
Sede presentó la “Carta de los derechos de la familia”.
En 1981 Juan Pablo II instituyó con el Motu Proprio “Familia a Deo
Instituta” el Pontificio Consejo para la Familia, responsable de la
organización de estos Encuentros Mundiales y sustituto del Comité para
la Familia creado por Pablo VI en 1973.
El objetivo de estas citas mundiales consiste en que “las familias se
encuentren como iglesia doméstica y santuario de la vida para orar,
dialogar y profundizar en temas de actualidad; para conocer y compartir
el papel de la familia cristiana con miras a la nueva evangelización”,
según el Consejo para la Familia.
Hasta la fecha se han celebrado los siguientes encuentros:
- 1994, I Encuentro Mundial de las Familias. Se celebró en Roma (Italia)
con el lema “La familia, corazón de la civilización del amor”. Asistieron
familias de 103 países y se presentó como un encuentro Mundial de las
Familias con el Papa. “La iglesia es la Familia de las familias...” dijo
Juan Pablo II 8 de octubre en el acto de clausura en la plaza de San
Pedro, donde hizo un llamamiento a la fe en la Iglesia y en la institución
familiar cristiana.
- 1997, II Encuentro Mundial de las Familias. Se celebró en Río de
Janeiro (Brasil) con el lema “La familia: don y compromiso, esperanza
de la humanidad”. El acto, que clausuró Juan Pablo II el 5 de octubre en
el estadio Maracaná de la capital cairota, estuvo representado por
delegados de 115 países y en él el Pontífice reiteró su idea de familia
“que no puede ser sustituida por ninguna otra” e hizo un duro alegato
contra el “crimen abominable” del aborto, en consonancia con la miseria
“que destruye la familia”.




















- 2000, Año del Jubileo, III Encuentro Mundial de las Familias. Se celebra
en Roma (Italia) con el lema “Los hijos, primavera de la familia y de la
sociedad”. El acto finalizó con la celebración del Jubileo de las Familias
el 15 de octubre en la Plaza de San Pedro en el que Juan Pablo II bendijo
a ocho parejas que contrajeron matrimonio ante él. Durante la homilía de
la misa, que Juan Pablo II concelebró con 75 cardenales, recordó del
Génesis las palabras “no es bueno que el hombre esté sólo” y
“manifestó que “los hijos son un don precioso que está inscrito en la
estructura de la unión conyugal”
- 2003, IV Encuentro Mundial de las Familias. Se celebró en Manila
(Filipinas) con el lema “La familia cristiana: una buena nueva para el
tercer milenio”. A la cita, que desde el Vaticano y a través de un puente
televisivo con Filipinas, presidió Juan Pablo II en el Quirino Grand Stand
de Manila, asistieron representantes de un centenar del países. En el
acto el Pontífice dijo que “La familia fundada en el matrimonio es
patrimonio de la humanidad”.
- 2006, V Encuentro Mundial de las Familias. Se celebrará en Valencia
(España), los días 1 al 9 de julio con el lema “La transmisión de la fe en
la familia”. Será el primer encuentro mundial de las familias que
presidirá Benedicto XVI.