Consistorios papales.
- Consistorios convocados por los Papas del siglo XX.
- Consistorios de Juan Pablo II.
--------------------------------------------------------------------------------

CONSISTORIOS PAPALES
El 24 de marzo de 2006 el Papa Benedicto XVI celebra su primer
Consistorio, en el que nombrará a los primeros quince cardenales de su
Pontificado, entre ellos, el español, Antonio Cañizares, arzobispo de
Toledo y al venezolano, Jorge Liberato Urosa, arzobispo de Caracas.
El Consistorio, del latín “consistorium”, lugar de reunión, adquirió
importancia en el gobierno de la Iglesia a partir del siglo XIII, que
reemplazó a los sínodos romanos.
En la actualidad, se llama Consistorio a la asamblea de cardenales y
personalidades eclesiásticas y laicas presidida por el Romano Pontífice
y convocada para tratar asuntos eclesiásticos de importancia,
generalmente de orden jerárquico y litúrgico, entre los que figuran los
nombramientos de cardenales.
Lo referido a los consistorios papales lo recoge el Capítulo III del Código
de Derecho Canónico de 1983.
Los cardenales, dice el canon 353, 1 a 4, ayudan colegiadamente al
Pastor Supremo de la Iglesia, sobre todo en los Consistorios, en los que
se reúnen por mandato del Romano Pontífice y bajo su presidencia.
Los Consistorios pueden ser ordinarios y extraordinarios, modificándose
así la antigua división de privado, semipúblico y público.
En el Consistorio ordinario se reúnen los cardenales presentes en
Roma para tratar sobre cuestiones de especial relevancia y al
Consistorio extraordinario son convocados todos los cardenales del
mundo cuando así lo aconsejan las necesidades especiales de la
Iglesia o la gravedad de los asuntos a tratar.
Ambos consistorios son secretos, a excepción del Ordinario en el que se
celebran ciertas solemnidades y son admitidos además de los
cardenales, prelados, representantes diplomáticos de las sociedades
civiles y otros invitados, canon 353,4.




















En el siglo XX los ocho Pontífices que gobernaron la Iglesia convocaron
51 consistorios. Pío XI (1922-1939) fue el que más consistorios celebró,
con 17; le siguió Juan Pablo II (1978-2005) con 9. Juan Pablo I, que
falleció 34 días después de su elección como pontífice no convocó
ninguno.
San Pío X (1903-1914) convocó 7 consistorios; Pablo VI (1963-1978) 6;
Benedicto XV (1914-1922) y Juan XXIII (1958-1963) 5; y Pío XII
(1939-1958) 2.
En total, los ocho pontífices del siglo XX crearon 647 cardenales.
Juan Pablo II fue el Papa que más cardenales creó en la historia de la
Iglesia; en los 9 consistorios convocados nombró a 232 cardenales; le
siguió Pablo VI (1963-1978) con 143 cardenales nombrados en los 6
consistorios por él celebrados.
Pío XI nombró 75 purpurados, Pío XII, 56; Juan XXIII, 52; San Pío X, 50 y
Benedicto XV 32.
León XIII que gobernó la Iglesia a finales del siglo XIX y tres años del
siglo XX creó 147 cardenales.

CONSISTORIOS CONVOCADOS POR LOS PAPAS DEL SIGLO XX
- SAN PÍO X (1903-1914).- Convocó siete consistorios y creó 50
cardenales. El primer consistorio lo convocó el 9 de noviembre de 1903,
a los pocos meses de su elección como pontífice. En el V Consistorio de
su pontificado, que se celebró el 27 de noviembre de 1911, creó 19
cardenales y fue el más numeroso.
- BENEDICTO XV (1914-1922).- Convocó cinco consistorios y creó 32
cardenales. Su primer consistorio lo celebró en 1915, un año después
de su elección y fue el segundo, del 4 de diciembre de 1916, el más
numeroso, con once cardenales. - PÍO XI (1922-1939).- Convocó 17
consistorios y creó 75 cardenales. Poco antes de finalizar el año de su
elección como pontífice Pío XI convocó el primer consistorio en el que
creó ocho cardenales. Sin embargo, el consistorio del que salieron
mayor número de purpurados fue el celebrado el 16 de diciembre de
1935, era el décimo quinto y nombró 18 cardenales.
- PÍO XII (1939-1958).- Sólo convocó dos consistorios, pero creó 56
cardenales. El 18 de febrero de 1946 celebró la primera convocatoria
consistorial de la que salieron 32 purpurados; de la segunda, 12 de
enero de 1953, fueron 24.
- JUAN XXIII (1958-1963).- Convocó cinco consistorios y creó 52
cardenales. Celebró el primer consistorio el 15 de diciembre de 1958,
dos meses después de su elección como pontífice, y en él creó 23
purpurados; fue el más numeroso.
- PABLO VI (1963-1978).- Convocó seis consistorios y creó 143
cardenales. En el siglo XX fue el segundo Papa que más purpurados
creó por detrás de Juan Pablo II. El primer consistorio de Pablo VI tuvo
lugar el 22 de febrero de 1965, pero el más numeroso lo celebró el 28 de
abril de 1969, en el que creó 34 cardenales.
- JUAN PABLO I (1978).- Falleció 34 días después de su elección, sin
convocar ningún consistorio ni crear ningún cardenal.
- JUAN PABLO II (1978-2005).- Convocó nueve consistorios y con 232
cardenales fue el Pontífice que más purpurados creó en la historia de la
Iglesia Católica. El primer consistorio lo convocó el 30 de junio de 1979,
ocho meses después de su elección como Pontífice. El consistorio más
numeroso en cardenales nombrados fue el octavo, 21 de febrero de
2001, con 42 cardenales creados. El último tuvo lugar el 21 de octubre de
2003 y en él Juan Pablo II nombró 31 purpurados, el nombre del último
de ellos lo reservó “in pectore”.


CONSISTORIOS DE JUAN PABLO II
Juan Pablo II convocó en sus más de 26 años de Pontificado nueve
consistorios en los que creó 232 cardenales, el mayor número de
purpurados en la Historia de la Iglesia.
De ellos, ocho nombramientos correspondieron a españoles y 36 a
latinoamericanos.
Juan Pablo II convocó el primer consistorio el 30 de junio de 1979, ocho
meses después de su elección como Pontífice. En esta cita eligió 15
purpurados, uno de ellos, el hispanoamericano Ernesto Corripio,
arzobispo de México.
En este primer consistorio Juan Pablo II nombró el primer cardenal “in
pectore” al chino Ignatius Gong Pin-Mei, cuyo nombre reveló el 28 de
junio de 1991, durante el quinto consistorio.
El segundo consistorio tuvo lugar el 2 de febrero de 1983; de él salieron
33 cardenales, de los cuales dos fueron hispanoamericanos: José Alí
Lebrún, arzobispo de Caracas (Venezuela) y Alfonso López, de Medellín
(Colombia).
En el tercer consistorio, del 25 de mayo de 1985, Juan Pablo II designó al
primer cardenal español, Ángel Suquía, arzobispo de Madrid. En esa cita,
de la que salieron 28 purpurados, tres fueron hispanoamericanos: Juan
Francisco Fresno, arzobispo de Santiago de Chile; Miguel Obando,
arzobispo de Managua y el venezolano Rosalio José Castillo, Arzobispo
Titular de Precausa.
Tres años después, el 28 de junio de 1988 el Papa Wojtyla convocó el
cuarto Consistorio en el que nombró 25 purpurados, entre ellos, dos
españoles Eduardo Martínez Somalo, y Antonio María Javierre, y los
hispanoamericanos José Freire (Brasil), Mario Revollo (Colombia) y
Lucas Moreria (Brasil).
En esta ocasión, Juan Pablo II nombró el siguiente cardenal “in pectore”
al teólogo suizo, ex jesuita, Han Urs von Balthasar, cuyo nombramiento
se dio a conocer en el 28 de junio de 1988, en el transcurso del cuarto
consistorio. Sin embargo falleció dos días antes de la cita consistorial, y
se daba además la circunstancia, de que de no haber fallecido hubiera
sido el único cardenal en recibir el capelo cardenalicio sin haber sido
consagrado obispo.
El quinto Consistorio lo celebró el 28 de junio de 1991; nombró 22
cardenales, de los cuales tres fueron latinoamericanos: Nicolás de
Jesús López (República Dominicana) Antonio Quarracino (Argentina) y
Juan Jesús Posadas (México).
El sexto consistorio tuvo lugar el 26 de noviembre de 1994 y fue uno de
los más numerosos. De él salieron 30 nuevos purpurados, entre ellos el
español Ricard María Carles, arzobispo de Barcelona y los
latinoamericanos: Carlos Oviedo (Chile), Adolfo Suárez Rivera (México),
Jaime Lucas Ortega (Cuba), Augusto Vargas Alzamora (Perú), Juan
Sandoval Iñiguez (México) y Bernanrdino Echevarría (Ecuador).
En la siguiente cita consistorial, la del 21 de febrero de 1998, Juan Pablo
II creó 21 nuevos cardenales, entre ellos el español Antonio María Rouco,
arzobispo de Madrid y los latinoamericanos: Jorge Arturo Medina (Chile),
Darío Castrillón (Colombia) Serafim Fernández (Brasil) y Norberto Rivera
(México).
En este consistorio, Juan Pablo II nombró dos cardenales “in pectore”,
cuyo nombre se hicieron públicos el 28 de enero de 2001.
El octavo consistorio que Juan Pablo II convocó el 21 de febrero de 2001
fue el más numeroso. Creó 42 purpurados, entre ellos el español
Francisco Álvarez Martínez, arzobispo de Toledo y once latinoamericanos:
Jorge María Mejía (Argentina), Antonio José González (Ecuador) Geraldo
Majella (Brasil), Pedro Rubiano Sáenz (Colombia), Francisco Javier
Errázuriz (Chile), öscar Rdríguez Maradiaga (Honduras) Antonio Velasco
García (Venezuela) Juan Luis Cipriani (Perú), Claudio Hummes (Brasil),
Jorge Mario Bergoglio (Argentina) y Julio Terrazas Sandoval (Bolivia).
Finalmente, dos años antes de su muerte, el 21 de octubre de 2003
convocó su noveno y último consistorio, del que salieron 31 purpurados
de ellos los españoles Jualián Herranz y Carlos Amigo, arzobispo de
Sevilla y los hispanoamericanos: Javier Lozano Barragán (México),
Eusebio Óscar Scheid (Brasil) y Rodolfo Quezada (Guatemala).
En este consistorio, el purpurado 31, o el 232 del pontificado de Juan
Pablo II fue reservado “in pectore”.