ENCÍCLICAS
El Papa Juan Pablo II publicó catorce encíclicas, la primera -"Redemptor
hominis"- en 1979, y la última "Ecclesia de Eucharistia" en 2003. De los
catorce textos, trece son Cartas Encíclicas y una, la "Slavorum apostoli",
de 1985, es una Epístola Encíclica.
Las encíclicas son cartas "oficiales" sobre asuntos de la Iglesia, o
puntos determinados de la doctrina católica, que el Papa dirige a todos
los cristianos del mundo.
El texto suele estar redactado en latín y su título se toma de las primeras
palabras del documento. La primera encíclica fue escrita por Benedicto
XIV, que fue Papa de 1740 a 1758.
Relación de encíclicas de Juan Pablo II:
- 4 de marzo de 1979: "Redemptor hominis" (Jesucristo Redentor del
hombre).
- 30 de noviembre de 1980: "Dives in misericordia" (Dios Padre, rico de
misericordia).
- 14 de septiembre de 1981: "Laborem exercens" (Trabajo humano y
problemas sociales). Es la primera encíclica social.
- 2 de junio de 1985: "Slavorum apostoli" (Santos Cirilo y Metodio,
patronos de los eslavos).
- 18 de mayo de 1986: "Dominum et vivificantem" (Espíritu Santo Señor
vivificador). Se anuncia el Gran jubileo del Año 2000.
- 25 de marzo de 1987: "Redemptoris mater" (María, madre del
Redentor).
- 30 de diciembre de 1987: "Sollicitudo rei socialies" (Auténtico
desarrollo del hombre y de la sociedad). Segunda encíclica social.
- 7 de diciembre de 1990: "Redemptoris missio" (La misión).
- 1 de mayo de 1991: "Centesimus annus" (La cuestión social, a cien
años de la "Rerum novarum" primera gran encíclica social del Papa
León XIII). Tercera encíclica social de Juan Pablo II.
- 6 de agosto de 1993: "Veritatis splendor" (Fundamentos de la moral
católica).




















- 23 de marzo de 1995: "Evangelium vitae" (Valor e inviolabilidad de la
vida humana). Dedicada al aborto, la eutanasia y la bioética. Actualiza
conceptos expresados en la "Humanae vitae" de Pablo VI.
- 25 de marzo de 1995: "Ut unum sint" (Sobre el empeño ecuménico).
- 14 de noviembre de 1998: "Fides et Ratio" (Sobre la fe y la razón).
- 17 de abril de 2003: “Ecclesia de Eucharistia” (Sobre el Sacramento de
la Eucaristía).
La encíclica "Redemptor hominis" (1979), primera de una trilogía sobre
la Trinidad, está considerada clave para entender el pensamiento de
Wojtyla. La trilogía la completan "Dives in misericordia" de 1980 y la
"Dominum vivificantem", de 1986 dedicada al Espíritu Santo.
Juan Pablo II también escribió una "trilogía" de encíclicas sociales, la
primera fue "Laborem exercens" (1981), sobre el significado cristiano del
trabajo humano, que coincidió con el 90 aniversario de la "Rerum
Novarum" de León XIII, la primera gran encíclica social.
Asimismo, tratan sobre temas sociales la "Sollicitudo rei socialis", sobre
el auténtico desarrollo del hombre y la sociedad, escrita en 1988, a 20
años de la "Populorum progressio" de Pablo VI, y la "Centesimus annus"
(1991).
Otras encíclicas de Juan Pablo II son: "Slavorum Apostoli" (1985), que
trata de los santos eslavos Cirilo y Metodio, copatronos de Europa (junto
con San Benito), y "Redemptoris Mater" (1987) sobre la devoción a la
Virgen María. La encíclica "Redempotoris missio" (1990) habla sobre los
misioneros, mientras que "Veritatis splendor" (1993) analiza algunas
cuestiones fundamentales de la moral católica.
La undécima encíclica, "Evangelium vitae" (1995), trata sobre el aborto,
la eutanasia y la bioética, y actualiza conceptos expresados en la
"Humanae vitae" de Pablo VI.
La "Ut unum sint" de 1995 trata sobre ecumenismo, mientras que en la
decimotercera encíclica "Fides et Ratio", de 1998 el Sumo Pontífice
reitera la compatibilidad entre la fe y la razón.
En la decimocuarta encíclica, "Ecclesia de Eucharistia", de 2003, la más
breve de todas, firmada en la tarde del Jueves Santo en la basílica de
San Pedro del Vaticano y durante la celebración del rito de la "Última
Cena", Juan Pablo II llama a los fieles a renovar la piedad eucarística en
el fondo y en la forma.
Además de las catorce encíclicas, Juan Pablo II hizo públicas durante su
pontificado una serie de constituciones, cartas y exhortaciones
apostólicas. La última cara apostólica, la "Rosarium Virginis Mariae" que
Juan Pablo II firmó en 2002, coincidiendo con el 24 año de su
Pontificado, el proclamado como "Año del Rosario", introduce la mayor
transformación del Rosario en los casi 800 años de historia. El nuevo
documento añade cinco nuevos misterios al Rosario, los denominados
"misterios de la luz" referidos a la vida pública de Jesús.