La historia

Isaura, nació en 1835, en la hacienda del Comendador en
Campos. Ella es hija de la bella Juliana, esclava del
Comendador y de Miguel, el capataz de la hacienda. Juliana
murió poco tiempo después del parto e Isaura fue adoptada y
educada por la Sra. Gertrudes, esposa del Comendador, quien
siempre quiso tener una hija. A pesar de haber tenido una
excelente educación, y siendo de piel blanca, Isaura no dejo de
ser, la esclava del Comendador, por ser hija de su esclava.

Después de contar la historia de amor entre la esclava Juliana
con el capataz Miguel, y el nacimiento de Isaura, la historia
avanza hasta el año de 1854, cuando Isaura tiene diecinueve
años y se ha convertido en una joven bella y educada.

Todo se complica en la vida de la muchacha, cuando el señor
Leoncio, hijo del Comendador, regresa a la hacienda de su
padre. Al ver a Isaura y en lo que se ha convertido la que apenas
era una niña a su partida, se apasiona locamente con ella.

Leoncio es obligado a casarse por interés con Malvina, hija del
rico Coronel Sebastiao, pero no por ello desfallece en su intento
por seducir a Isaura, pretendiendo que la muchacha sea su
amante.



















Gertrudes pasa todos estos años, tratando de convencer a su
esposo de darle la libertad a su estimada Isaura, pero muere
antes de conseguir realizar su objetivo. Poco después de la
muerte de Gertrudes, el Comendador Almeida también muere.

La vida de Isaura empeoró mucho con la muerte de Gertrudes y
del Comendador. Leoncio manipula unos documentos para
impedir la libertad de Isaura y poderla seguir manteniendo bajo
su propiedad, se pone aun más insistente con poseerla, a la
vez que se niega rotundamente a vendérsela a Miguel, el padre
de la esclava, que desde hace veinte años, ahorra con el mayor
sacrificio, para comprar la libertad de la hija.

Malvina decide abandonar a su esposo Leoncio y regresa a la
casa de su padre, el Coronel Sebastiao. Con eso, Isaura se
queda a merced de Leoncio que amenaza castigarla, si ella no
cede ante la pasión que él siente por ella, Isaura es obligada a
huir con su padre para no tener que ceder a este ser, que si
algo ha heredado de su padre, el Comendador, es su crueldad.

Isaura y Miguel son ayudados en su fuga por la Condesa
Tomásia, mujer que sufrió mucho cuando era muy joven, en las
manos de Leoncio. Ella fue abandonada por él sin ningún
dinero, cuando él se casó con Malvina.

Luego, la Condesa Tomásia se convierte en una mujer muy rica
al casarse con el Conde de Campos quien además de hacerla
una mujer de dinero, la convierte en Condesa.

Isaura se refugia en un pueblo de las afueras, lejos de todo y de
todos, donde además cambia de nombre, adoptando el nombre
de Elvira. Es aquí donde la joven conoce el verdadero amor a
través del joven abolicionista Álvaro. Es así como el amor llega
a la vida de Isaura.

Poco tiempo después, Álvaro insiste en llevar a Isaura a un
baile donde ella termina siendo reconocida por Martinho, el
Capitán, que estaba buscándola. Álvaro protege a Isaura e
intenta impedir a Martinho llevársela, pero el juez pide que
Isaura sea entregada a su dueño, Leoncio viene a buscarla y se
ve obligada a regresar a su condición de esclava.