Pasa el tiempo, el bebé de Esmeralda ya ha nacido y la joven ha
sido operada de la vista, todo ello sin que lo sepan los demás
solo su nana Dominga y Blanca son participes de la felicidad de
Esmeralda en esos momentos.
Gracielita ha conocido a un joven rico con el que se casa,
mientras que Adrián es el chofer que la tiene que llevar al altar,
durante el camino se produce una escena bellísima en la que el
chofer llora y se muerde su rabia mientras le dice a su amada
que con mucho gusto la secuestraría, ella siente esas palabras
como puñales en su alma, ya que le ama más que a nada en el
mundo, pero siente que le debe lealtad a su madre.
Por su parte Jose Armando conoce a una bella joven que le gusta
bastante, es hija de un colega para el que el joven doctor trabaja,
son invitados a una fiesta en la comunidad médica, a esa fiesta
tambien es invitado Alvaro que se siente muy orgulloso de llevar


















de su brazo a Esmeralda, Jose Armando aprovecha un momento
en el que ve que Esmeralda está sola porque Alvaro está
atendiendo a los médios de comunicación y agarrandola por el
brazo se la lleva...la reprende por haber tomado un poco y la joven
cree estar flotando cuando Jose Armando la rodea con sus
brazos y la besa con dulzura, en un momento la dulzura pasa a
ser pasión entre los jóvenes y Jose Armando recobra el sentido y
la aparta de si...sus celos son demasiado poderosos, no es
capaz de luchar contra ellos. Rodolfo insta a su hijo para que le
de su apellido al hijo de Esmeralda, asi no tendría el que cambiar
ningún apellido entre los que quiere como sus hijos, le apena
sobremanera tener que quitar el apellido al hombre que ha criado
creyendo su hijo.
Gracielita se queda viuda cuando su esposo tiene un terrible
accidente de tráfico, la joven siente que ella es la culpable y
cuando los padres de su esposo van a hablar con ella, ella les
habla con la realidad, diciendoles que no quiere la fortuna de su
hijo, y les cuenta que estaba enamorada de otro hombre, Fátima
siente que se muere, y casi mata a su hija en un ataque de
nervios, Gracielita comienza a tomar barbitúricos para poder
sobrellevar el peso de su conciencia.


















Por su parte Lucio que se ha enterado que Esmeralda está en la
ciudad, vende todo para trasladarse alli, quiere operarse la
enorme cicatriz, pero no queda bien y encima se pone muy
enfermo del corazón. Esmeralda que es enfermera en ese
hospital cree haberlo visto y se aterroriza, pero peor se pone
cuando se da cuenta de que Lucio le quiere quitar a su hijo, lo
que no cuenta la joven es que Jose Armando no lo va a consentir
y hace lo imposible por ayudar a la joven, a la que cada vez que ve
en el hospital siente que más la ama...un dia les toca guardia a
los dos y Jose Armando va donde está ella para estrecharla en
sus brazos, y besarla como nunca lo habia hecho..la joven le
ruega que la deje, que la hace sufrir, el médico le habla bellas
palabras de amor pero ella siente que su compromiso con Alvaro
no puede romperlo y que tiene que casarse con el.
En la hacienda Gracielita siente que sus fuerzas le fallan, y llama
en su delirio a Adrián, es la propia Fátima la que va a llamar al
joven que se haya en la casa de su padre, la malvada mujer le
ruega que vaya a ver a su hija, que se está muriendo. Adrián corre
a los brazos de su amada que le pide que le de una vuelta, el la
agarra entre sus brazos, y la saca a dar un paseo, por los lugares
que recorrian hasta que se sienta con ella aun en sus brazos, la
joven le pide que le hable, se ve que está muy mal, Adrián le está
diciendo unas palabras que le salen del alma, y cuando se da
cuenta la joven ha muerto en sus brazos, la escena es preciosa,
realmente es una de las escenas más bonitas que se han
emitido en una novela, la forma de llorar de Adrián nos conmovió
a todos.
Pasa el tiempo y Jose Armando deja a su novia, cuando se entera
de la cantidad de maldades que le ha hecho a Esmeralda, y
derrotado porque su amada se va a casar con Alvaro decide irse
al campo, la joven por su parte comprende que no puede casarse
tampoco, porque Fátima que se ha redimido le explica que no
cometa el mismo error que ella obligó a su hija a hacer, y que
vuelva con el hombre que ama.
Jose Armando tiene un accidente montando a caballo y pierde la
vista, en esos momentos se siente como un animalito desvalido,
y no para de pensar que a esas alturas el amor de su vida se ha
debido de casar, está en la gruta de la cascada recordando su
amor, cuando siente pasos, cree que es Melesio que va a por el,
pero a su lado se sienta alguien que tiene un olor especial y que
le acaricia de un modo que el joven aún no ha podido
olvidar...Esmeralda ha ido a buscarlo, la alegria de Jose
Armando, la felicidad de Esmeralda, todos participan de esa tan
ansiada vida nueva de los dos que vuelven a casarse pero esta
vez con una tremenda ceremonia religiosa.