Paulina y Paola se ven enfrentadas por el destino, son idénticas
en apariencia física y absolutamente distintas en su forma de
comprender y vivir el amor.
Paola es hermosa y egoísta, el destino la enfrenta con Paulina,
que es idéntica a ella, y concibe la posibilidad de que esta usurpe
su lugar en casa de los Bracho, y así librarse de sus obligaciones
de esposa con Carlos Daniel para dedicarse a viajar con su
amante.
Paulina vive una aguda depresión ocasionada por su precaria
posición económica, la muerte de su madre y un desengaño
amoroso. Todo esto, aunado a una falsa acusación de Paola la
obligan a usurpar su lugar invirtiendo sus personalidades.


















De naturaleza sensible y bondadosa, Paufina al paso del tiempo
se arrepiente de su decisión al tomar conciencia de que es una
usurpadora. Para reparar la falta, se dedica a procurar el bien a la
familia de los Bracho: Ayuda a Piedad, la abuela alcohólica y se
dedica amorosa a los hijos de Carlos Daniel. A 41, Io apoya para
que sea un hombre exitoso y salva de la quiebra a la empresa de
la familia.

Carlos Daniel siente un nuevo amor por su mujer y feliz le declara
cuanto la ama. Paufina también se ha enamorado de Carlos
Daniel, pero sabe que es una usurpadora y que no tiene derecho
a ese amor.


















Fernando Colunga, el inolvidable José Armando de "Esmeralda",
y Gabriela Spanic, la fantasiosa Amaranta de "Todo por tu Amor"
protagonizan "La Usurpadora", una nueva telenovela en la que
Gabriela interpreta a dos gemelas, una rica y la otra humilde, que
se enfrentarán por una misma pasión: Fernando Colunga.

Salvador Mejía, el productor de "Esmeralda", quedó encantado
con esta telenovela y con el equipo que lo llevó a cabo. Por eso ha
vuelto a reunir a gran parte de este grupo ganador en "La
Usurpadora", pero en esta ocasión ha escogido a una fantástica
actriz venezolana para encarnar el papel principal: Gabriela
Spanic, que se ha trasladado a México con su esposo el también
actor Miguel de León para dar vida a dos gemelas: Paulina y
Paola. La telenovela lleva ya dos meses rodándose, y todos están
entusiasmados con el proyecto.

Al igual que ocurre con "Esmeralda", también de "La Usurpadora"
existen versiones anteriores. La historia, original de la escritora
Inés Ródena, autora de "Los Ricos también Lloran", se ha llevado
a la pequeña pantalla en Venezuela en dos ocasiones. La
primera en blanco y negro, la protagonizó Marina Baura; y la
segunda, hecha en los años 80, es "La Intrusa", y en sus papeles
principales estaban Mariela Alcalá y el galán Víctor Cámara.

En México también se hizo una versión que se llevó por titulo "El
Hogar que yo Robé", y que fue protagonizada por la simpar
Angélica María y por Juan Ferrara.

"La Usurpadora" es una adaptación de Carlos Romero, y narra la
historia de Paola, una mujer con una vida aparentemente feliz.
Está casada con Carlos Daniel (Fernando Colunga) y tiene unos
hijos a los que descuida. Ella vive insatisfecha. Tiene ansias por
conocer mundo y vivir aventuras y mantiene un romance
clandestino con Alessandro (Enrique Lizalde), con quien desea
irse a París. En una escapada a Cancún Paola se encuentra con
una joven de condición humilde, Paulina que se le parece como
una gota de agua a otra. Entonces, a la malévola mujer se le
ocurre un plan para escapar de la rutina de su vida: Le propondrá
a Paulina que, durante un año usurpe su identidad.

DOS MUJERES INTERCAMBIAN SU VIDA

Agobiada por los problemas económicos Paulina acepta el
trueque y lo que encuentra en la vida de Paola la deja atónita: un
marido encantador, unos hijos que tienen una gran falta de cariño
y un entorno familiar dominado por la ambición y la mentira.

El carácter dulce de la joven cala enseguida en este marco
adverso. El primer afectado es Carlos Daniel, que no se explica el
cambio de actitud de la que cree su esposa. De fría e indiferente,
pasa a ser una mujer atenta con los niños y que muestra un gran
corazón.

Mientras Paola recorre el mundo con su amante, viviendo todas
las aventuras con las que siempre soñó, Paulina se va metiendo
poco a poco en los corazones de una familia que no es la suya.
Además con su buen juicio y su mano firme saca adelante la
empresa familiar y multiplica el patrimonio que los caprichos de
Paola tenía casi dilapidado. Y su dulzura, poco a poco, va
conquistando a Carlos Daniel, un hombre que pertenece a otra.

A lo largo de 160 capítulos, el romance entre Paulina y Carlos
Daniel crecerá como la espuma, pero los problemas vendrán
cuando Paola regrese a reclamar lo suyo.